Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 308 DDSLE

Destino Más Fuerte (1)

Fabián sintió que su vida estaba a punto de morir y que fallecería pronto.

No sabía cuánto tiempo había pasado desde que saltó al patrón del círculo mágico para perseguir a Evelyn. Afortunadamente, su fuerza física excepcional que corría por su sangre, así como su fuerte mentalidad, lo mantuvo despierto y le permitió sentir la existencia de su espíritu.

“Yo… Sí, estoy buscando a Evelyn”.

Cuando su cuerpo comenzó a temblar violentamente, sus recuerdos que una vez habían sido destrozados ahora se habían recompuesto. Fabián podía ver luces brillantes brillando en la distancia, pero no podía acercarse lo suficiente para alcanzarlas. Aún así, de alguna manera, tenía sentimientos nostálgicos que estaban teñidos de un profundo sentimiento de nostalgia, y creía que Evelyn estaba allí.

“Evelyn…”

Hubo un fuerte deseo que lo impulsó a ir allí cuando recordó sus ojos tristes diciéndole adiós. Nunca, por última vez, no podía permitir que Evelyn llorara sola en un lugar desconocido.

“No importa qué, no puedo sacrificarte”.

El título de Emperador carecía de sentido para él, ya que primero era esposo y después padre.

Entonces, si alguien tenía que hacer un sacrificio, era él, no Evelyn o Adrián. 

“Evelyn…”

Fabián no podía ver ni escuchar su voz. Aún así, podía sentir su presencia. Pero al mismo tiempo, el sonido de interferencia, en el otro lado, perturbaba constantemente sus oídos.

[‘Su Majestad… ¡Por favor regrese!’]

[‘¡Emperador, a este paso vagarás por siempre en el tiempo eterno!’]

Las voces de Serus y David se podían escuchar desde muy lejos, pero las ignoró y continuó su camino hacia la luz.

Cuanto más cerca estaba de la luz, las señales de la presencia de Evelyn se hicieron más pronunciadas. Fabián escuchó dos voces conversando, aunque no pudo comprender sus historias. Sin embargo, sabía que la voz de Evelyn estaba llena de profundo dolor.

“Él es… Como un demonio… Ese hombre… Emperador… Línea de sangre, pecado… En sí mismo.”

Aunque solo podía escuchar la voz intermitente de David, era consciente de que esas palabras iban dirigidas a él. No había dicho nada malo, pero igualmente luchó por contener la tristeza de Evelyn que se filtró en su corazón.

“Incluso si es un pecador….”

Cuando pudo escuchar la voz de Evelyn, Fabián se concentró aún más en escuchar con atención lo que estaban diciendo.

“… Porque es mi único esposo.”

En ese mismo momento, de repente, la figura de Evelyn apareció frente a sus ojos. Pero cuando Fabián intentó acercarse a ella, la voz de alguien de algún lugar distrajo su audición.

[… ¡Su Majestad!]

Una vez más, la desagradable voz de Serus le gritó algo.

[‘Emperador… Tus manos…’]

En ese momento, el cuerpo de Fabián fue golpeado inesperadamente por algo sólido cuando trató de ignorar la voz de David, que ya no quería escuchar. Su brazo izquierdo, que no había podido sentir desde que se convirtió en espíritu, fue repentinamente consumido por un calor extremo, sintiendo como si estuviera ardiendo.

Le hicieron algo a su cuerpo en el mundo real y Fabián comenzó a sentir dolor. Vagamente, una mano débil y flácida apareció en su vista. Era su mano que estaba empapada de sangre.

“No, no puedo volver solo”.

Hizo una apuesta consigo mismo y se frotó el pecho con la mano izquierda ensangrentada. Pudo ver parte de su cuerpo después de que lo untó con su sangre. Pero; sintió un terrible dolor de cabeza cuando la figura de Evelyn ante sus ojos se volvió más vívida. 

Sin embargo… No quería quedarse ahí.

“¡Evelyn!”

Sus gritos, que reverberaron por el lugar silencioso, no pudieron llegar a la barrera que los separaba. En cambio, vio la cara de Evelyn llena de lágrimas aún más, junto con la de David mirándola fríamente.

“El Emperador es un pecador…”

Esa ronquera hizo que Fabián rechinara los dientes.

“¡¡Serus!! ¡¡¡Si puedes oírme, apuñalame más fuerte!!!”

‘¿Serus escuchó mi voz?’

Cuando Fabián soportó un mareo extremo hasta el punto de que estuvo a punto de desmayarse, estaba seguro de que fue su sangre lo que lo despertó de golpe. Entonces, solo había una oportunidad. Solo tenía una oportunidad de tomarla de David, en el momento exacto, ya había comenzado a cantar en voz baja su hechizo.

Fabián se dio cuenta de que esta era su última oportunidad.

“¡¡Ahora!! ¡¡¡Necesito más sangre!!!”

Su brazo izquierdo fue apuñalado una vez más por un dolor agudo. Sangre caliente brotó de su cuerpo, empapándolo por completo. Y, por fin, el espíritu de Fabián, que al principio parecía borroso, apareció ahora visible.

“… Tú… ¿Cómo pudiste…”

La voz de David tembló cuando vio a Fabián surgir inesperadamente frente a él.

“Sí, el Emperador es un pecador por naturaleza, tal como dijiste”. Apretó los labios con fuerza y ​​clavó los ojos en él. “Lo aceptaré”. 

Extendió sus manos ensangrentadas y abrazó a Evelyn. “Pero no seré nunca más un hombre pecador”.

“¿Fabián? ¿Eres tu?”

Evelyn dijo algo sorprendente con voz temblorosa, mientras que David también se quedó sin palabras en una situación que no esperaba.

“Vine a buscarte”.

La sangre de Fabián seguía goteando de su mano izquierda y fluía por el hombro de Evelyn. La sangre de la Familia Imperial, que fue derramada por el propio Fabián en el mundo real, era la única sangre en este mundo que tenía el inmenso poder de romper más allá de los límites del tiempo.

“Evelyn, regresemos. Yo… No quiero cometer un pecado por dejar a mi esposa primero”.

Su condición no podía durar mucho ya que su cuerpo original estaba perdiendo mucha sangre. Pero Fabián estaba empeñado en llevarla a casa a toda costa, aunque eso significaba sacrificar su propia vida.

“Por favor, no me conviertas en un pecador”. Su voz profunda sonó desesperadamente en el oído de ella.

“Fabián, esta es una elección inevitable. Tú…”

“Volvamos. Incluso si tengo que renunciar a mi vida, no te dejaré caminar sola por un camino tan solitario”.

Fabián acunó su pequeña espalda entre sus brazos aún más fuerte, y Evelyn tomó cautelosamente su mano izquierda con un rostro pálido después de darse cuenta de la identidad del líquido que la humedecía.

“Fabián… ¿Qué hiciste…?”

“Puedo hacer lo que sea por ti.”

— —- — — —-

Amores tan fuertes y tan inmerecidos como el tuyo bebé deberían ser ilegales (ಥ﹏ಥ)

AnteriorNovelasMenúSiguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

gracias, gracias, gracias!!!
gran capitulo.
no te merecemos fabian

chicas, cuando ponen dsqus en esta pagina. es más facil comentar asi.

Responder

Fabián siiiii se tiro no lo pensó más, sabía que sin ella el se volvería loco mejor se aventó a descubrir que les depara su futuro,

Pero sobre todo quiere que sea feliz con su hijo aunk en ello el pierda su vida 💔💔 de esos amores necesita el mundo,

Pd : yo quiero uno así, gracias por actualizar hermosa ❤️🤗

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: