Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 26 CAUB

“¡Amon amenazó a Daisy con sus garras fuera! ¡Para elegir entre “Almendra”, “Araña”, “Croissant” y “Margarita”! ¡Lo escuché todo!”

Blondina se dio la vuelta para regañar a Amon.

“Amon. ¿Por qué eligiste un nombre al azar? Daisy es un nombre bonito, pero podrías elegir cualquier otro nombre. Nombrar un caballo como este Daisy…”

Si ella decidía empezar a llamar a Amon “Rose”, probablemente respondería con rasguños.

Gruñó, manoseando la hierba.

「No lo hice」

“¿Cómo lo elegiste, entonces?”

「Fue justo lo que me vino a la mente」

Entonces ella tenía razón. Blondina acarició la melena de Daisy, sonriendo ante la ridícula situación.

“Puedes simplemente vivir tu vida sin saber lo que significa”

Cualquiera que sea el nombre, el hermoso caballo salvaje frente a ella estaba agradecido de poder levantarla. Amon lo había traído esa mañana, junto con una silla brillante para montar.

Blondina odiaba los carruajes, pero no podían caminar hasta su aldea, así que tuvieron que pensar en otra cosa.

“Amon… aunque no sé cómo montar a caballo”

Ese fue el único problema.

La Princesa Adelein montaba a caballo a menudo, pero Blondina vivía en un palacio separado y pasaba sus días con Amon.

「Está bien. Solo siéntate」

Amon saltó sobre el caballo y caminó hacia su cuello.

「Si dejas caer a Blondi, vas a morir. Me aseguraré de eso」

Susurró la concisa amenaza. Daisy relinchó pretenciosamente en respuesta, pero sus piernas temblaban un poco.

Majetto empezó a gritar, volando sobre sus cabezas.

“¡Un Shinsu me está amenazando! ¡Un Shinsu, que debería estar protegiendo a los animales, muerde gorriones y amenaza a los caballos!”

「¡Ese pájaro hijo de puta!」

Amon saltó tras él, pero Majetto ya se había posado en una rama alta. El hecho era que podía trepar fácilmente y atrapar al pájaro, pero nunca lo hizo.

Sabiendo esto, Blondina tomó al pequeño leopardo en sus brazos y le susurró cariñosamente.

“Buen trabajo aguantándome. Eres realmente dulce”

Amon agitó la cola lentamente, feliz de ser elogiado.

***

Afortunadamente, la amenaza de Amon funcionó. Daisy estaba haciendo todo lo posible por mantener a Blondina en la silla. Blondina fue la que se sintió incómoda ya que esta era una nueva experiencia y todo, no el caballo. Daisy estaba más asustado que incómodo: si dejaba caer a la mujer humana, el leopardo lo convertiría en salchichas de caballo.

「Eres buena en esto, Blondi. Te ves bien」

Amon siguió la afirmación halagadora con una risa satisfecha.

El agudo caballo, comprendiendo rápidamente las intenciones de sus palabras, estaba ansioso por echar a la pequeña bestia, pero no tuvo más remedio que seguir adelante. ¿No era obvio cómo reaccionaría?

Daisy nació como un maravilloso caballo blanco en un campo sin nada de miedo, bueno, eso fue, hasta que se enredó con cierto pequeño leopardo.

Daisy decidió mudarse a otra área tan pronto como terminara el viaje y volvió a trotar diligentemente.

***

El canto de los pájaros llegó desde los árboles, acompañado por un viento voluble que le hizo cosquillas en la punta de la nariz a Blondina. Ella tarareó felizmente mientras la brisa pasaba por su cabello.

Amon, Daisy y Blondina viajaban por un frondoso bosque. Majetto rechazó su oferta de unirse a ellos, diciendo que no podía pasar tanto tiempo separado de su novia.

“Sonríe, Amon. Se ve bien en ti. ¿Qué ocurre?”

「…….」

Contrariamente a lo que su humor agresivo sugeriría, estaba sumisamente escondido en los brazos de Blondina.

No tenía una razón sustancial para estar molesto: el culpable era el lindo gorro de lana atado debajo de la barbilla con una cinta. Aunque ahora lo usaba todos los días, todavía le molestaba. Sin embargo, no se pudo evitar, ya que no podía pasar por un gato mascota con la piedra espiritual en la frente a la vista.

「Ya tengo dieciocho años también, sabes」

Él gimió.

Blondina le rascó la barbilla como consuelo y luego volvió a poner las manos en las riendas.

“Lo sé, pero sigues siendo así de lindo. El sombrero te queda bien”

Ahora que había tenido su ceremonia, crecería pronto. Blondina se sintió un poco decepcionada. No podía creer que nunca volvería a verlo tan lindo.

“Amon, ¿dijiste que crecerías en tres meses?”

「Bueno, quizás」

Rápidamente soltó la vaga respuesta, como solía hacer cuando no quería explicar algo.

¿Qué más le molesta?

Blondina continuó con una sonrisa.

“Estoy un poco triste porque pronto no podré ver esta ternura”

「Vas a verla」

“¿Cómo?”

「Si alguien da a luz a mi hijo」

(Nota: sé que esto suena extraño, pero debe expresarse de una manera que se pueda poner en su próximo pensamiento…)

“¿Eh?”

Aymon la miró fijamente.

「Se verían como yo, obviamente」

Blondina parpadeó.

“¿Qué quieres decir con un niño?”

Si alguien da a luz a mi hijo… Para decirlo, su corazón dio un vuelco al escuchar las palabras.

Ella no pensó que se estaba refiriendo a que ella tuviera a su hijo, pero aún no esperaba escuchar eso de la linda bestia en su regazo.

La brisa desapareció. Blondina sonrió con torpeza.

“Sí, puedo mirar a tus hijo…”

Amon volvió a bajar la cabeza y Blondina apretó aún más las riendas. El sonido de los cascos de Daisy golpeando el camino de tierra llenó el silencio.

La expresión de Blondina se puso seria.

¿Por qué habían tocado algo tan inesperado de repente?

Bueno, ya era hora de que Amon creciera. Sería un gran leopardo adulto. Seguramente se aparearia y tendra hijos como otros animales. Ese era el orden de la naturaleza.

Entonces…

¿por qué me siento tan mal?

La inquietud se instaló.

Amon todavía era un niño a sus ojos. Se sentía inmensamente extraño imaginarlo emparejándose con alguien, teniendo bebés, viviendo feliz en esa magnífica casa en el bosque.

Pronto salió de ese pensamiento.

¿Qué tipo de pensamientos tienes sobre este pequeño leopardo?

Incluso iría con ella a su aldea. ¿Cómo podría una persona tan reflexiva y amable…?

Intentó entablar otra conversación.

“Si realmente odias tanto el sombrero, ¿por qué no te vuelves humano?”

Amon miró hacia arriba, todavía mordisqueando nerviosamente la cinta.

“Ahora que lo pienso, ¿no sería mucho más natural ver a una mujer viajando con su hermano menor que con un gato?”

「¡¿Hermano menor?!」

Debe haberse ofendido de nuevo. Nervioso, golpeó el dorso de su mano, que ella ignoró.

“Soy una adulta y tú todavía eres un niño de 12 años”

「No」

“¿Por qué no?”

Los ojos de Amon se apagaron pensativos por un segundo.

「Entonces Daisy tendría que llevar a dos personas」

Fue una respuesta inesperada. Blondina le arrancó la cinta de la boca.

¿Desde cuándo te interesa tanto Daisy?

Le dijiste en el campo que iba demasiado rápido.

“¿No se supone que pueden ir dos personas a caballo? He visto a los gemelos reales hacerlo”

「Debe haber sido un caballo muy fuerte. Daisy es realmente muy débil. Puede que no lo parezca, pero con dos personas, podría caerse en menos de un día」

Tan pronto como Amon terminó la oración, Daisy se detuvo y se dio la vuelta con una mirada asesina. Estaba furioso por los comentarios. ¿Por qué diría el pequeño leopardo que es débil? Era un caballo atlético, fuerte y maravilloso.

Blondina sintió un extraño ingenio en esa expresión. Lo había visto antes cuando molestó a Amon.

「Oye, continúa」

Daisy no se movió.

「Realmente quieres ser débil después de todo, ¿eh?」

Esto, a su vez, generó una fuerte reacción. Daisy siguió caminando por el sendero. Si Amon fuera cualquier leopardo, lo habría echado miles de veces.

Pero él era un Shinsu, así que Daisy estaba condenado. Gracias a Dios que no nació humano, o no habría sobrevivido con esa personalidad.

Debe haber tenido muchos enemigos, tuvo suerte de que el Emperador no se enterara de que estaba husmeando.

Blondina miró al leopardo en sus brazos. Parecía estar intentando dormir.

“Eres tan bonito… Casi pareces un gángster”

Atrás Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: