Muy triste este capítulo, pero se lo merece, por ser egoísta y desconsiderado. Este tipo de cosas pasa muy seguido, las personas quieren “moldear” o “sustituir” a sus parejas por aquello que desean, sin respetar su individualidad y personalidad. Espero que sufra mucho y aprenda la lección jajajaja

Graciiias

Responder