Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 95 RDS

Un cambio repentino (4)

“Estoy bien. Todo el mundo se ha ido de vacaciones o se ha enfermado, así que no hay nadie aquí ni allá. No tienes a nadie que te apoye”.

“Estoy bien.”

“Aún así.”

Justo en ese momento Shaylin entró en el salón con agua.

“¡Shaylin puede hacerlo!”

Al oír sus palabras, la niña puso los ojos en blanco con asombro y Hain ladeó la cabeza.

“Shaylin es demasiado joven”.

“Ah…”

Shaylin puso los ojos en blanco, bien abiertos. Su figura era tan joven y frágil que parecía que ni siquiera le podían pedir un pequeño recado.

De hecho, tampoco es que era tan joven. A los trece años, no era una niña entre las sirvientas en período de prueba, pero trataban a Shaylin como una niña porque las muchachas que trabajaban para Sienna eran generalmente mayores.

Shaylin era bajita y tenía ojos grandes y redondos, lo que hacía que los espectadores tuvieran un instinto protector hacia ella. Además, su hablar era aburrido y lento, por lo que todos le daban una palmadita como a una niña como recompensa por su esfuerzo.

“Shaylin, no estoy diciendo que no puedas trabajar… Cof, cof“.

“Hain, ¿Me quieres pasar el resfrío? Estaré con Shaylin, así que adelante, descansa un poco”.

Miró alternativamente a Sienna y Shaylin, con una mirada preocupada en su rostro, luego dijo con los hombros caídos.

“No puedo evitarlo. ¡Shaylin! Siga bien las órdenes de Su Alteza, la Princesa Heredera. Si hay algo que no sabes, la tía Dirane está en la cocina, así que ve y pregúntale”.

“Sí lo haré.”

“No me molestes por nada… Cof, cof“.

“Shaylin se ocupará de ello, así que date prisa y entra. De camino, pasa por la Casa Imperial, consigue un medicamento, y quédate en tu habitación hasta que estés bien”.

Sienna, con cara de inquietud, la obligó a alejarse y se sentó a la mesa.

Solía ​​pasar su tiempo leyendo libros de historia Imperial cuando tenía tiempo, pero no podía pensar en leer porque ni siquiera podía encender las velas en la habitación sin iluminación y el clima nublado empobrecía la visión. Se quedó sentada sin hacer nada porque no tenía nada que hacer y el aburrimiento la abatió.

¡Destello! ¡Crash! ¡Crash!

La lluvia disminuyó durante toda la mañana pero el cielo volvió a ser ruidoso. Parecía que iba a llover mucho de nuevo.

“¡Jihh!”

Siempre que el trueno rugía, Shaylin de repente abría sus grandes ojos aún más grandes. Los truenos y los relámpagos parecían asustarla.

“Shaylin, ven aquí”.

Sienna abrió la manta alrededor de sus hombros y llamó a Shaylin. No podía soportar la idea de ser sostenida entre los brazos de Sienna y la miró preocupada. Aunque tenía miedo de los truenos y los relámpagos, la diferencia entre su rango y el de ella era tan grande que no parecía ser capaz de sostenerla fácilmente en su regazo. Sienna la llamó esta vez, haciendo un toque en su costado.

“Entonces siéntate aquí”.

“Pero…”

“Está bien sentarse a mi lado. Porque te di mi permiso”.

Cuando los truenos y los relámpagos volvieron a golpear, Shaylin se sentó a distancia junto a Sienna. Sus manos temblaban visiblemente. Ella sostuvo su collar y murmuró algo. Preguntó Sienna, envolviendo una manta alrededor de su hombro.

“¿Qué collar es ese?”

“¡Ah! Esto no es nada…”

“¡Kyaa!”

Sorprendida por el fuerte trueno que resonó en el suelo, Shaylin se metió el collar en la ropa. Luego murmuró algo con la boca, memorizándolo. Escuchó palabras repetidas mientras las recitaba como si fueran un hechizo de algún tipo. Sienna notó que estaba recitando de memoria la oración de la diosa de la luna.

No fue hasta que cesaron los truenos y relámpagos que Shaylin abrió los ojos. Sus hombros aliviados se relajaron suavemente.

“¿Crees en la diosa de la luna?”

Ella pareció sorprendida por la pregunta de Sienna. Era tan linda que le palmeó la cabeza con cariño por la genuina sorpresa que mostró ante su pequeña pregunta.

“¿De qué estás tan sorprendida?”

“Pero…”

Murmuró en voz baja.

“Si digo que creo en la diosa de la luna… a nadie le gustará”.

En el caso de Laifsden, el País tenía libertad de religión porque no estaba definida una religión en particular como ‘religión principal’. Sin embargo, aunque ese fuese el caso no eran realmente generosos con todas las personas religiosas. En particular, aquellos que creían en la diosa de la luna estaban bajo mucho ostracismo. (sinónimo de… discriminar)

Esto se debía al País Castro, era un país enemigo que usa a la diosa de la luna como religión nacional. Además, la mayoría de sus creyentes provienen de una región llamada Tromil, que solía ser la tierra de Castro. Hace cuarenta años, como resultado de la guerra, ahora era parte del Imperio Laifsden, pero las personas que vivían en la región todavía eran discriminadas porque la guerra contra Castro seguía en curso.

“Shaylin eres de Tromil…”

“Si.”

Por eso no hablaba muy bien.

Había mucha gente que todavía utilizaba el idioma de Castro en Tromil. Pertenecían a Laifsden, pero seguía siendo la tierra de Castro, donde una vez había vivido la gente de Castro.

“¿Y qué pasa? En Laifsden, puedes creer en cualquier religión. Yo soy partidaria de la Diosa de la Tierra”.

No se convirtió en creyente por fe, sino porque lo necesitaba políticamente.

“No importa en quién creas o en lo que creas, mientras la paz inunde tu mente cuando lo crees. Cuando estás cansada y agotada, si tienes a alguien o algo en quien apoyarte y descansar, eso es todo lo que importa. Entonces, no es relevante en qué tipo de dios creas Shaylin. Creo que es lo mejor si te sientes feliz y plena de creerlo”.

El temblor de Shaylin, que había iniciado por terror, se calmó. Dijo Sienna, con las manos sobre sus pequeños puños apretados.

“Estabas muy asustada hace un rato, pero ahora te ves mejor. Estoy segura de que la diosa de la luna, te ayudó a disipar el miedo, debe ser una diosa dulce y buena”.

“Eso… Eso es correcto. Ella es una dulce diosa “.

Dijo asintiendo. El sonido de la lluvia persistió y la habitación solo estaba lo suficientemente oscura como para ser delineada en grandes trazos.

“¿Cuál es la ciudad natal donde creció Shaylin?”

“…”

Dijo Sienna mientras la doncella mantenía la boca cerrada.

“Me pregunto en qué tipo de lugar creciste. El Heidel en el que solía vivir era un lugar muy nevado. Dondequiera que mirara, había nieve blanca. Es tan silencioso en un lugar donde hay mucha nieve. En los días ventosos, era ensordecedor. Y cuando sopla el viento, se pone muy fuerte y difícil de soportar. Hay mucho ruido en todas partes que hace el viento cuando golpea la nieve helada”.

Shaylin miró a Sienna, preguntándose con curiosidad.

“He oído hablar de nieve cayendo desde el cielo, pero nunca la he visto en persona”.

“Bueno… primero es blanco y esponjoso como el algodón y luego hace mucho frío cuando la tocas. Si te congelas con fuerza y ​​rápidamente, incluso puedes sangrar con solo frotarte los ojos”.

“Eso asusta.”

“Pero sigue siendo hermoso cuando lo ves al día siguiente después de que está enterrado en la cima del mundo. Es blanco y brillante bajo el sol. Es tan brillante que es difícil mirarlo correctamente. Entonces, los caballeros incluso enterraron carbón negro para sus ojos. Ahí es donde nací y crecí. Viví allí, pero llegué a la capital y me pregunté cómo serían otros lugares. ¿En qué tipo de lugar vivías?”

“Tromil no nieva. Nunca he visto nieve. Mi ciudad natal es un lugar cálido”.

Shaylin explicó lentamente con palabras que sonaban torpes.

“Nací en un lugar muy remoto llamado Pájaro Negro de Litmillo en Tromil. Hay algo asombroso escondido allí”.

“¿Una gran cosa?”

“El verdadero nombre del lugar no es Tromil. Originalmente se llama ‘Litromillo’. Significa una ciudad que se esconde en Tromil”.

“Entonces, ¿Qué es Tromil exactamente?”

“Significa el templo de la luna”.

“¿Hay un templo allí?”

“El templo de la luna solo se revela por la noche. Está en la ciudad cuando se pone el sol. Allí, escondido detrás de un gran lago “.

“¿Hay un lago allí?”

“Si. La luna es tan bonita porque tiene una gran sombra por la noche”.

Al oír la palabra lago, Sienna recordó un lago escondido en el bosque del elfo donde ella y Carl habían ido antes. También fue espectacular ver la puesta de sol roja sobre el lago blanco.

“Es un lago bendecido por la diosa. Entonces, incluso si te caes al lago, nunca morirás”.

“¿Incluso si te caes, no mueres?”

“El jefe de la aldea dijo que no había corriente. Otros lagos parecen tranquilos, pero hay vórtices en ellos, por lo que la gente es absorbida por ellos, pero el agua del lago en Tromil es tan tranquila que incluso puedes relajarte y flotar si te quedas quieto”.

“Eso suena muy interesante.”

Anterior Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: