Saltar al contenido
I'm Reading A Book

SVPP Capítulo 48

‘Esta voz debe ser…’
Era una voz familiar que había escuchado tanto que no la pude olvidar.

“Ye, Yerine, esta voz… están hablando de ti, ¿verdad?”
Erica tragó saliva y preguntó. Su expresión era más rígida.

Debe haber sido por el paisaje neblinoso, las voces que resonaban en las montañas sonaban tan grotescas. Era natural sentirse ansiosa cuando oía a alguien que no conocía hablar de mi.

“Sí, creo que es correcto… y también creo que sé quién es”
“¿Eh? ¿Sabes quién es esa persona?”
“Si”

Mirando hacia la puerta principal, alguien la sostenía con ambas manos, más allá de la puerta de hierro. Es obvio que esa persona le estaba pidiendo al portero que abriera la puerta, pero no podría haber sido fácil en la segura Academia.

“Lo siento, Erica. ¿Puedo ir por un momento?”
“¿Eh? ¡Espera, Yerine!”
“¡Vuelvo enseguida! Erica puede esperarme aquí”

Podía escuchar a Erica hablando a mis espaldas, pero mi cuerpo ya se dirigía a la puerta principal.
‘No podrá entrar a la Academia, pero será mejor que me ocupe de ello rápidamente antes de que se sepa’
Para encontrar una solución a la situación, llamé a la profesora Frain, que estaba mirando a ese alguien fuera de la puerta, con la cabeza girada y los brazos cruzados.

“Profesora”
Tenía una expresión aterradora en su rostro que nunca había visto antes.
“¿Señorita Spade? Por qué está aquí…”

Pero en el momento en que me miró, volvió a su rostro amable habitual.
“Será mejor que no venga a la puerta principal ahora. Llamé a seguridad, así que vaya a otro lugar por un momento…”
Ella me agarró ligeramente por el hombro y me empujó hacia atrás en la dirección opuesta a la puerta principal.

Entonces una voz clara vino de la puerta principal.
“¡Yerine!”

Esa voz me irritaba, pero me contuve porque estaba fuera.
Al oír la voz, la profesora Frain suspiró y miró hacia atrás.

“Yo me ocuparé de eso, así que no se preocupe, señorita Spade”
Habló con una voz tranquila pero poderosa.

‘Realmente, realmente tiene algo para acabar con la paciencia de la gente’
Pensando así, le dije a la Prof. Frain.

“Profesora, creo que me ha estado buscando. Pienso que será mejor que lo persuada y lo envíe de vuelta antes de que haga daño a otras personas”
“Es por eso que no podemos hacerlo así, Spade”

La profesora Frain estiró la cintura y me dijo cara a cara.
“Si puede dañar a otros estudiantes, también puede dañar a la señorita Spade”
Luego miró hacia la puerta y continuó sus palabras con una voz seca.

“Es el deber de un profesor proteger a los estudiantes de la Academia. Abandonaría mi deber si te dejo encontrarte con alguien que pueda dañar a los estudiantes”

La lógica de la profesora Frain fue bastante convincente. Además, como fui víctima del incidente del monstruo que se coló en la Academia, los profesores debieron haber estado más cautelosos.

“Profesora, entiendo y aprecio eso. Pero estoy bien”
“¿Si?”
“Si lo dejamos así, estará haciendo eso frente a la Academia todo el día. Y….”
Miré al suelo, meneé los dedos y dije:
“Es vergonzoso, pero es un asunto personal, así que creo que tendré que lidiar con eso. ¿Me dejaría hablar con él?”

Entonces otra vez una voz quebrada vino desde más allá de la puerta de hierro.
“¡Ye, Yerine! ¡Yerine Spade!”

Incluso después de escuchar la voz, sonreí y hablé.
“Me gustaría verlo en persona y escuchar lo que tiene que decir”

Mientras tanto, la puerta de hierro seguía temblando, haciendo un sonido de hierro.
La profesora Frain, que lo escuchó y le dio vueltas en su cabeza con las manos en la frente, finalmente me dio la respuesta que quería.

“Bien. ¿Quiere que me mantenga alejada de usted?”
“No, no tiene que hacerlo”

Finalmente, caminé hacia la puerta principal con la profesora Frain.
Luego miré con ojos fríos al feo hombre, que estaba pegado como si quisiera meter la cara en la puerta de hierro como una cigarra.

León, a quien no había visto en meses, había cambiado notablemente. Obstinado sólo en joyas deslumbrantes, llevaba un abrigo andrajoso y polvoriento. La rubia brillante cabellera estaba mullida y la cara estaba más delgada que antes.

¡Yerine! ¡viniste!”

Cuando León me vio, sonrió visiblemente alegre y extendió su mano a través de las barras de hierro como para tomar mi mano. Fruncí el ceño ante la vista y retrocedí.

“No conozco a nadie como tú”
“Me entristeces, Yerine, ¿qué quieres decir con eso?”
“Desde que la familia Postade fue descalificada y separada de la familia Spade, quiere decir que ahora no tengo nada que ver contigo”

Dije palabra por palabra con fuerza.
“Así que vete. No hay absolutamente nada en lo que puedas meterte aquí”
“Vamos, espera, Yerine, por favor”
“No tiene sentido insistir. Ni siquiera tienes la fuerza para romper el escudo, ¿verdad?”
“¡Yerine Spade!”

Al final, mostró sus verdaderos colores.
Cuando su voz se convirtió en un sonido feroz y bestial, todos a mi alrededor miraron a León con una mirada de sorpresa y se pusieron en alerta.

“¡Has arruinado totalmente a mi familia! ¡Arruinados por una perra como tú!”

Entonces la profesora Frain frunció el ceño.
“Ten cuidado con lo que dices. ¿No tienes ninguna conciencia de dónde estás ahora?”

Pero León ya estaba desquiciado.
“¡Cierra la boca! ¿Qué sabes tú? Debido a tu acusación de perra, mi madre fue a la cárcel y le arrebataron todas sus propiedades. Además, mi maldito padre me persiguió y quería matarme”

León gritó, agitando la puerta de hierro con los ojos inyectados en sangre.
“Si no hubieras tomado el puesto de heredera, yo habría llegado a las 7 Familias Imperiales…”

Pero León no pudo terminar sus palabras.
Escupiendo, abriendo mucho la boca y haciendo todo tipo de ruidos extraños, se agarró del cuello y resopló mientras tanto.

‘Tú realmente, realmente no me lo pones fácil en la vida’
Suspiré y dije, bajando mi mano derecha, que había levantado en el aire.

Entonces León me miró con una cara enojada, como si estuviera haciendo un ruido fuerte con la mirada.
Al menos no habría escuchado su voz. No pude soportarlo y lancé un hechizo de silencio.
Di la espalda a la puerta de hierro, incliné la cabeza ante la profesora y hablé.

“Perdón por las molestias, profesora”
“No, no es su culpa, señorita Spade”

La profesora Frain negó con la cabeza y habló.
“Sí, señorita Spade, ahora diríjase al edificio principal…”

Fue solo en ese instante.
‘Ahora es el momento’
Extendí mi mano derecha detrás de mí, invocando la magia del fuego sin dudarlo.

“¡Ahhhhhhhh!”

Escuché un tintineo de objetos metálicos cayendo al suelo.
Mirando hacia atrás, León estaba rodando por el suelo sosteniendo su mano derecha quemada, y un cuchillo plateado afilado cayó a través de los barrotes de la puerta de hierro.

“Es tan obvio que ni siquiera puedes tocarme”
Con magia de viento, dije, moviendo el cuchillo que León dejó caer sobre mi mano.
“No seas tan quejica porque fue solo en defensa propia”

Dicho esto, me volví tranquilamente hacia el edificio principal.

“¡Te voy a matar! ¡Voy a matarte!”

León, que no podía usar una mano, se golpeó la cabeza contra la puerta de hierro y sangró por la nariz, luego la profesora Frain levantó su mano derecha para ver si estaba inconsciente.
Pero incluso antes de que pudiera usar magia, una luz roja vino de alguna parte.

‘¿Eh?’
León, que fue golpeado con un hechizo paralizante, dejó de moverse con la cabeza encajada en la puerta. Y Erica se paró en la dirección de la que venía la luz.

“¿Señorita Blothea?”
A la llamada de la profesora Frain, Erika bajó la mano derecha y respondió con una mirada fría.
“Lo siento, profesora, es tan ruidoso”
“¡Erica!”

A mi voz, Erica cambió inmediatamente su expresión y se acercó con una mirada preocupada.
“Yerine, ¿estás bien? Por ese hijo de pu… no, por él, tú…”

Me asombré y dije, dando un paso atrás.
“Estoy bien. Erica, no te acerques ahora. Puede que haya algo de magia en este cuchillo”

El cuchillo que dejó caer León estaba flotando en mi mano.
El cuchillo estaba afilado pero no era muy grande. Incluso si me apuñalan con este cuchillo, no me lastimaría lo suficiente como para quitarme la vida.
‘Eso significa que existe una gran posibilidad de que haya algo inusual en este cuchillo’
Por eso no toqué el cuchillo.

“¡Profesora Frain!”
Entonces vinieron dos hombres de uniforme corriendo.
“Me han avisado. ¿Es ésta la persona?”
“Si. Contacte con la Guardia de la Capital y átelo”

El guardia comenzó a atar a León siguiendo las instrucciones de la profesora Frain, y ella nos habló a mí y a Erica.

“Señorita Blothea y señorita Spade. Volvamos ahora al edificio principal. Señorita Spade, entrégueme el cuchillo y asegúrese de ir a la enfermería para comprobar si está herida en algún lugar”

La profesora Frain hizo una caja de vidrio con magia en el acto y me dijo que usara magia de aire para atravesar la caja con el cuchillo.

“Espere un minuto, profesora”

Aunque fue poco tiempo después de aprender el funcionamiento simultáneo, podía hacerlo por un momento.
Enfoque mi mente y use mi mano izquierda para lanzar la magia de fuego mientras trataba de mantener el cuchillo suspendido en el aire.
Erica, mirando la escena, inclinó la cabeza.

“Yerine, ¿qué estás haciendo?”

En ese mismo momento, la llama de la hoja se volvió verde.
La llama verde esmeralda giraba en el viento, por lo que parecía un duende de un cuento de hadas.

“Uh…”
“Como era de esperar, mi predicción no fue errónea”

Ahora estaba haciendo una llama roja en lugar de una verde en mi mano. Solo había una razón para que apareciera la llama verde.

“Hay veneno en el cuchillo”
Con una expresión firme, dije, volviendo a mirar a la profesora Frain que sostenía la caja de vidrio.

Anterior Novelas Menú Siguiente

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: