Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 78 RDS

El Banquete (23)

Entonces, ¿Cuál será el orden del partido? La primera persona en ir debería tener una ventaja, y quien irá en la tercera o cuarta ronda puede tener una ventaja también… Ya que Lord Waters luchará solo contra todos nosotros, entonces el orden sería importante”.

“No tienes que preocuparte. Ya sea que Lord Waters gane o pierda, tienen muchas posibilidades de codiciar el puesto. Cualquiera puede intentar conseguir el puesto como Comandante por el periodo de tres meses a partir de hoy. Si desafía al líder y gana en cualquier momento que no sea el entrenamiento, el líder será el ganador a partir de ese momento. En caso de que muchas personas lo intenten, limitaremos el número a cinco por día. Si el líder lo permite, se puede desafiar a más personas “.

El caballero, Patricia, preguntó:

“Entonces, ¿quién va a juzgar el partido de hoy?”

“Así es. Honestamente, incluso si las habilidades son iguales, el que levante la mano en señal de aprobación dentro del partido es el que será nombrado vencedor”.

“No puedes juzgar unilateralmente”.

“No seré yo quien lo juzgue. Si yo soy la juez, puede que malinterpreten que estoy del lado de Lord Waters. Entonces, no importa si alguno de ustedes toma ese lugar”.

“Entonces, ¿qué harías si conspiramos entre nosotros y nos unimos contra ti?”

“Si quieres, adelante, inténtenlo. Para su información, en el partido de hoy también nos acompañará el Segundo Príncipe y a la Segunda Princesa”.

Justo a tiempo, pudo visualizar dos figuras que venían de lejos bajo la escolta de los caballeros. También estaban acompañados por los Caballeros Gigantes y los Caballeros Halcón.

“¿Que significa esto? ¿Quieres que peleemos frente a todas esas personas?”

“Me parece que seremos humillados incluso si ganamos”.

“Bueno, ¿Qué les pasa? No es que les esté pidiendo que se enfrenten contra todos ellos. ¿Por qué mejor no los avergüenzan mostrando sus habilidades?”

“Así es. No hay forma de que ninguno de los veintitrés que estamos aquí no sea capaz de vencerlo”. 

“¿Es importante ganar o perder? Lo que importa es quién será el nuevo Comandante”.

“¡Yo iré primero!”

“Eso es gracioso. ¡Soy yo quien irá primero!”

Los caballeros lucharon entre sí como si se tratara de obtener el privilegio de probar el más apetecible manjar ante sus ojos. Cuando llegaron el Príncipe y los otros caballeros, estaban ocupados decidiendo el orden en lugar de dar sus respectivas reverencias.

Sienna en principio, iba a deshacerse aproximadamente de la mitad de ellos. Especialmente, iba a cortar de raíz el infiltrado de la Reina Arya, que estaba dirigido por Clorel Simon. Pero ahora que los miraba vergonzosamente, pensó que sería mejor reemplazarlos a todos.

“Doy mis saludos a Su Majestad el Príncipe y Su Alteza la Princesa”.

Jamie, que estaba detrás de Sienna, también hizo lo mismo.

“Gracias por invitarnos así. Pero fue solo después de que dejaste el Palacio que supe que no era de buena educación observar el entrenamiento de otros caballeros. ¿Puedo observar los regimientos de los Caballeros Fénix y Lord Waters?”

El anciano caballero, que estaba junto a él a pie, se acercó.

“Asen Trint, de los Caballeros de Halcón, saluda a Su Alteza la Princesa Heredera. No le di mis saludos a tiempo mi Lady, ahora me presento tardíamente ante ti. Si así lo quieres, dejaré los terrenos con un número mínimo de personas antes de que comience el entrenamiento“.

“No, esta bien. Me gustaría que todos observaran. Lo mismo va dirigido a los Caballeros Gigantes. También puede observar, Lord Panacio”.

Sienna le dijo a Deli, que estaba de pie junto a Marie. Él le devolvió la mirada y le agradeció su permiso.

Asen le dijo:

“En mi camino acá, escuché lo que Su Alteza la Princesa Heredera les dijo a los Caballeros Fénix. Debes estar pasando algo muy interesante en este campo”.

“¿Lo escuchaste desde tan lejos? Si pudiste escucharlo desde esa distancia, significa que debes estar a un nivel de experto”.

“Este anciano tiene muy buen oído. Estoy bastante familiarizado con la fama del Lord Waters, llamado la lanza del norte. Vi el manejo de la espada de su Padre el Waters hace quince años, y fue genial. Resulta impresionante, mucho más que solo admirable”.

Valore, que estaba escuchando su conversación, intervino.

“Hasta donde yo sé, usted Lord Trint es el más hábil de la capital. Me gustaría conocer al Duque Waters, a quien admira tanto”.

Sienna llevó a Valore y Marie a las gradas preestablecidas. Los caballeros rodearon los campos de entrenamiento. El árbitro, se decidió sería Asen. Él era un caballero muy respetado por todos, por lo que nadie se quejó de su juicio.

“Estoy muy emocionada.” Dijo Marie.

“Tengo más miedo de que termines decepcionada”.

“¿De qué decepción estás hablando? Ya estoy nerviosa solo por esperar. Ha pasado mucho tiempo desde que mi corazón comenzó a latir así”.

Marie juntaba sus manos como si estuviera rezando porque estaba muy nerviosa. En el centro del campo de entrenamiento, Asen se había asentado. A su izquierda estaba Jamie, y al otro lado estaba Clorel, el Comandante de los Caballeros Fénix. Habló en voz alta para que Asen pudiera escucharla claramente, así como a la audiencia.

“Las reglas del concurso son simples. Deben excluir la cara y el cuello de su zona de ataque. Y no toleraré lesiones fatales o amputaciones de partes del cuerpo hasta el punto de la muerte. Tengan en cuenta que este es un combate de entrenamiento, y que ese es su propósito. Aceptaré que dejen caer la espada durante el juego como un acto de abstención. Si no creen poder continuar con el juego, pueden tirar tu espada”.

Dado que los concursantes no usarían una espada de madera sino una real, se aplicaron reglas estrictas de competencia para reducir las lesiones tanto como fuera posible.

“El juego comenzará después de que cuente hasta tres”.

Todos miraron el campo de entrenamiento donde Jamie y Clorel estaban uno frente al otro. Los Caballeros Gigantes y Halcón, así como el resto de los Caballeros del Fénix, mantuvieron los ojos bien abiertos porque tenían la oportunidad de observar a otros caballeros combatir.

“¡Uno, dos, tres!”

¡Dos billones!

“…”

Tan pronto como Ashen contó”¡Tres!”, se escuchó un sonido sordo, el área alrededor del campo de entrenamiento quedó en silencio. Porque el pie de Jamie golpeó a Clorel en el pecho antes de que pudiera sacar la espada. Al ser empujado con tal fuerza, el caballero estaba atrapado en el suelo, incapaz de respirar correctamente. La espada que había dejado caer, había rodado por el suelo.

“¡Sir Waters!”

Asen gritó la victoria de Jamie.

Desde entonces, la segunda y tercer ronda terminaron en vano. Todos cayeron ante los pies de Jamie sin poder sacar la espada de su lista de verificación. Fue un simple ataque de la misma manera, pero nadie pudo evitar sus patadas.

Uno de los Caballeros Fénix protestó cuando el cuarto turno terminó de la misma manera.

“¿No es contra el derecho de la caballería atacar a alguien que ni siquiera ha sacado una espada todavía?”

“Así es. Esta es una pelea de espadas, y atacar mientras la otra persona no ha sacado su espada es un insulto para el oponente”.

Todos repitieron las palabras de los caballeros. Susurros similares salieron no solo de los Caballeros Fénix sino también de los Caballeros Gigantes y los Caballeros Halcón. Fue porque el combate, que se esperaba con tantas ansias, terminó de una manera demasiado suave y no había nada para ver.

“Oh, no sé quién culpa a quién por sus lentos juegos de pies. No es como si este combate fuera un juego de niños”.

Jamie murmuró. Cuando Asen lo escuchó, estalló en carcajadas. Pero también dio un paso al frente para mediar porque no tenía intención de seguir viendo el suave combate de ellos.

“Lord Waters, no hay nada que haya hecho mal, pero hay personas a las que les gustaría ver un poco más, así que ¿sería tan amable de mostrar un poco de consideración?”

“Si Lord Trint lo dice, lo haré. Después de desenvainar mi espada, soportaré solo diez ataques de espada máximo”.

“Gracias por escuchar la solicitud de este anciano”.

Las palabras de Jamie enfurecieron a los caballeros Fénix.

“¡Eh! ¡Cómo te atreves a estar tan orgulloso de ti mismo por ganar en un par de combates! Hasta ahora, no has dado tiempo por tus engañosas tácticas. Voy a tomar el lugar de mis colegas para demostrarte cuál es la verdadera espada”.

Un hombre grande se acercó. Jamie que ya tenía bastante tamaño, ante el hombre frente suyo, lo hacía sentir como un niño.

“Estoy deseando que llegue. Tenía muchas ganas de probar las habilidades de los que se hacen llamar ‘expertos’.”

“¡Qué pedazo de mierda! Te daré una lección, insolente”.

Esta vez el hombre sacó su espada primero y corrió hacia Jamie. Fue un movimiento rápido en comparación con su tamaño grande.

Algunos de los caballeros Halcón, que estaban observando la escena, hablando sin sentido entre ellos.

“Ese caballero, ¿no dijiste que era Equal Spencer?”

“Sí, creo que lo hice. ¿Por qué? ¿Lo conoces?

— — — — — — — — —

Empezamos el combate! Jajajaja o llamarlo humillación masiva sería más correcto xD

Anterior Novelas Menú Siguiente

 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: