Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 229 EEDHDV

¿No fue esta la oportunidad de Ye Qing de aparecer frente a la alta sociedad y brillar radiante y elegantemente en la novela? (2)

Aproximadamente media hora después, luego de que ella convenciera al bebé para que se durmiera y lo llevara de regreso a su cuarto de niños, Lu Beichuan finalmente salió del baño. Ye Zhen se dio cuenta de la hora y arqueó las cejas. “Media hora, ¿por qué tardas más en lavarte que una mujer? ¿Estabas tratando de quitarte una mancha de tinta?”

Lu Beichuan aún no se había secado. Su cabello estaba goteando y había una gran mancha húmeda en su pijama.

Respondió concisamente: “El agua caliente está rota”. Y se fue al estudio.

Ella entró al baño y comprobó el agua.

¿Eh? No había nada de malo con el agua caliente. (estaba controlando su frustración? :v)

 * * *

Era el crepúsculo y la ruidosa villa se había ido quedando en silencio. Lu Beichuan estaba apoyado en la cabecera y leyendo las últimas noticias. Ye Zhen estaba estudiando un área de la realización de películas con la que no estaba familiarizada como productora. Él de vez en cuando le preguntaba sobre lo que sucedió durante el día y ella respondía con algunas palabras.

Cuando llegaron las 10:30 PM, Ye Zhen bostezó y dejó los materiales en sus manos para irse a dormir.

Lu Beichuan preguntó casualmente: “Hay una función a la que tengo que ir en dos días. Necesito traer una compañera”.

Tenía mucho sueño. Ella preguntó adormilada: “¿Cuándo?”

“Próximo miércoles.”

“Por supuesto.” Ye Zhen tenía autoconocimiento de su posición como Sra. Lu. “Definitivamente no te avergonzaré cuando llegue el momento”.

La sonrisa de Lu Beichuan estaba oculta en la sombra de la luz y no se podía ver claramente.

 * * *

Ya fuera su familia o su carrera, todo iba en una buena dirección. Todas las tramas de la novela parecían haber cambiado. Durante este tiempo, estuvo ocupada con Zhou-zhou y asuntos laborales relacionados con la película. Por lo tanto, naturalmente no prestó atención a los asuntos de otras personas.

Cuando llegó el miércoles y se enteró de quién era el anfitrión de la recepción, se quedó atónita durante mucho tiempo.

La recepción que mencionó Lu Beichuan fue en realidad una recepción de cumpleaños. El alcalde de Haibin estaba celebrando el cumpleaños de su esposa. Los invitados se sintieron naturalmente honrados de recibir una invitación y se vistieron maravillosamente. Querían brillar con glamour en esta recepción.

¿No fue esta la oportunidad de Ye Qing de aparecer frente a la alta sociedad y brillar radiante y elegantemente en la novela?

En la novela, la esposa de ese alcalde estaba muy satisfecha con la actuación de Ye Qing. Ella la había elogiado profusamente por ser elegante y bien educada. Fue exactamente por esto que Lin Zhan y Ye Qing habían subido de nivel en Haibin. Tras la amistad de ella con la esposa del alcalde, el alcalde vio a Lin Zhan de una manera nueva y favorable. Serviría como un nuevo punto de partida para Lin Zhan.

Ahora que la trama había cambiado, Ye Zhen tenía curiosidad por ver a su hermana en esta recepción.

“¿Qué pasa?” Lu Beichuan la miró. Ella había apretado su agarre en su brazo. Preguntó en voz baja: “¿Nerviosa?”

Ye Zhen acomodó su vestido estilo halter. Sacudió su cabeza. “No, solo pensé en Zhou-zhou. Está solo en casa… “

La atmósfera agradable alrededor de Lu Beichuan se desplomó. Estaba especialmente disgustado por cómo ella había centrado toda su atención en Zhou-zhou durante este período. ¿Qué tenía de bueno? Era un mocoso molesto que acababa de aprender a decir mamá.

“Mamá lo cuidará bien. No te preocupes”.

Esa fue solo una excusa inventada, por lo que Ye Zhen no continuó hablando después de la tranquila respuesta de Lu Beichuan.

Pronto, llegaron al hotel.

El portero abrió la puerta. Lu Beichuan salió del automóvil primero y luego se paró junto al automóvil para ayudar a Ye Zhen a salir. Ella envolvió su brazo alrededor del brazo de él.

Mucha gente ya estaba en la recepción. La llegada de Lu Beichuan con su esposa atrajo mucha atención. Después de todo, la Corporación Lu era la número uno en materia de negocios. Nadie podía menospreciar su fuerza.

Anterior Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: