Saltar al contenido
I'm Reading A Book

LLWN – Capítulo 6

Era temprano en la mañana cuando abrí los ojos. El brillo del amanecer se extendió por la ventana arrojando una luz pálida sobre el rostro de Ban Yeo Ryung. Lentamente levanté mi mano para tocar mi frente mientras la miraba.

Había pasado un tiempo desde la última vez que soñé con el pasado. Los sueños que tuve fueron esos recuerdos míos cuando conocí a Ban Yeo Ryung. Dios, no podía creer que hubieran pasado 3 años desde que sucedieron esos días. Estaba a punto de echarme a reír.

Si no tuviera la espalda de Ban Yeo Ryung frente a Baek Yeo Min, ¿me convertiría en una don nadie tanto para Yeo Ryung como para los Cuatro Reyes Celestiales como quisiera? Nadie lo sabe pero parecía posible.

Luego parpadeé con asombro. ¿Qué me hizo despertarme tan temprano? No tenía ni idea. De todos modos, era bastante más temprano de lo habitual cuando me quedé dormida como un muerto, y era lo suficientemente profundo como para que ya no quisiera volver a dormir.

¿Debería levantarme de la cama o no? Pronto mi pensamiento fue interrumpido por un débil gemido a un lado. Oh, tal vez fue Ban Yeo Ryung quien me despertó, tenía el sueño ligero al amanecer. Una voz pálida salió de sus labios.

“No…”

“…”

Giré mi cuerpo en su dirección y bajé la mirada hacia ella mientras yacía allí, profundamente dormida. Luego habló una vez más. Agucé mis oídos en silencio.

“No … no quise …”

Sus cejas fruncidas revelaron la angustia dentro de su mente. Mientras la observaba por un rato, dejé que mi mano desplegara su mueca. Ella, sin embargo, no dejó de murmurar.

‘Chica, vas a tener arrugas’. Seguí extendiendo sus cejas, pero me detuve un momento después de escucharla decir: “Donnie”.

“…”

“Donnie, por favor no te vayas …”

La miré por un momento conteniendo la respiración. Después de unos momentos, su ceño fruncido desapareció. Aún así, sus ojos estaban fruncidos por la angustia.

Sus mejillas temblaban. Luego, respiré con cuidado cuando vi las lágrimas en sus pestañas.

Estaba confundido acerca de lo que debería hacer. Entonces silenciosamente tuve mis manos alrededor de las suyas. Su respiración temblorosa era como una vela en el viento, pero parecía apagarse gradualmente.

Dado que no tenía idea de qué debería hacer a continuación; todo lo que podía hacer en ese momento era agarrar sus manos. Ese fue el último de los gemidos llenos de angustia de Ban Yeo Ryung mientras permanecía en silencio después.

Tuve sus manos en las mías por un tiempo y luego miré hacia el techo. No podía dejarla sola en esta cama. Mi mente tuvo un giro complicado.

Mis ojos estaban de vuelta en el rostro de Ban Yeo Ryung, que estaba profundamente dormida sin pronunciar nada más de sus aflicciones asustadas. Su línea de perfil curva, desde su frente redonda hasta la punta de la nariz, era hermosa, por decir lo menos.

Ella es tan hermosa … pensé.

No solo es hermosa, sino también lo suficientemente inteligente como para no perderse el primer lugar en la escuela durante los últimos 3 años; Además, los chicos guapos están todos enamorados de ella.

La única Ban Yeo Ryung, sin embargo, tuvo sus propios problemas en la vida. Fue a través de Baek Yeo Min cuando me di cuenta por primera vez del dolor de Ban Yeo Ryung.

Si no supiera nada, pensé, si no supiera nada, habría mirado a Ban Yeo Ryung como muchas otras chicas diciendo, ‘ella es molesta’ o ‘Estoy tan celosa de ella’, y simplemente me alejé de su vida. . No podría haber sido amiga de ella. Podría haber soltado sus manos.

Su voz, rogándome que no fuera, era tan tierna que agarré sus manos con más fuerza. Cuando moví mis ojos de ella al calendario, el número ’20 ‘, escrito en el papel, era lo suficientemente claro bajo la pálida luz del sol.

20 de febrero. La frontera entre invierno y primavera. Me sentí profundamente triste en esta época del año. No es que estuviera agitada o nerviosa por el nuevo semestre, pero fue por el 2 de marzo, el día en que el mundo cambió por completo para mí.

Hace 3 años, no tenía miedo de que el mundo cambiara. En cambio, esperaba que el mundo volviera a ser como era originalmente para que las cosas pudieran volver a la normalidad. Ban Yeo Ryung también. Deseé que ella desapareciera de mí.

No había ninguna razón para que yo fuera su amiga. No recordaba nada: qué hicieron Ham Donnie y Ban Yeo Ryung en sus reuniones, de qué hablaron, qué compartieron o qué canciones y películas le gustaron …

De hecho, había algo más que mas temía. ¿Qué pasa si confiaba en ella y me convertía en su mejor amiga, solo para descubrir que más tarde, desaparecería de nuevo? Tenía miedo de eso; por lo tanto, nunca quise entregarle mi corazón.

Había pasado menos de un año desde que usé sinceramente la palabra ‘amiga’ entre nosotros. Esto tuvo una influencia en Ban Yeo Ryung; la hacía muy sensible a mis cambios de humor. Parecía temerosa de las posibilidades de qué pasa si la ignoro o trato de estar lejos de ella un día como lo hice antes.

Me volví hacia la pared y cerré los ojos con fuerza. Mis manos todavía estaban sobre las de ella.

Ambos tenemos miedo de lo mismo, pensé. Ambas teníamos miedo de quedarnos solos al final. Simplemente no nos decíamos eso en voz alta.

De todos modos, agarré su mano firmemente. Lo que sea que busqué en el pasado, ya era demasiado tarde. Sacudió mi mente.

___

Bueno comienza maratón entre lo que hago la crema y el espaguetti… este es en realidad el final del cap 2, así, pues sean pacientes con el que sigue, si son muy largos

Atrás Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: