Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 25 DDSLE

Fiesta Santa(2)

Con la ayuda de los jóvenes sacerdotes, el Santo Padre levantó el castillo blanco y subió al podio.

Los nobles se levantaron al unísono, pero los miembros de la Familia Real se sentaron tranquilamente, enfatizando la dignidad de su estatus. La cesta de Adrián también estaba a un lado.

“Dios bendiga a los fieles que se están reuniendo aquí.”

El viejo Sacerdote miró a la multitud con ojos profundos.

“Es sagrado que la fe aún brille hoy en día con motivo de la celebración de esta gran nación. El Reino de Felice es una tierra que ha recibido abundantes bendiciones de la Santa Sede por su gran fe de generación en generación.”

La devoción del Sacerdote Vaticano ciertamente brilló con el oro ofrecido por la Familia Real. Al mismo tiempo, los nobles sellaron sus lenguas a la Familia Real, quienes incluso trajeron al Santo Padre para bendecir a su hijo ilegítimo. Y era obvio que era el hijo más preciado de Felice, por lo que su origen debía ser valioso.

“Es muy agradable y agradecido que Dios haya protegido el reino de Felice y que haya nacido un sucesor.”

Como la declaración del Santo Padre, era precisamente lo que el Rey Arturo quería, que Adrián fuera considerado como un heredero legítimo del Reino de Felice, así que nadie podía decir que era un hijo ilegítimo.

“El nombre del bendito sucesor es Adrián Felice, a quien hemos visto hoy aquí bautizado en el nombre del Santo Padre, y que sólo haya gloria en su vida.”

Liam recibió la cesta de Adrián de manos del Rey, y fue también el papel más notable del día.

Cuando Liam se arrodilló y levantó la cesta delante del Santo Padre, el Padre pulió sus oraciones, rociando agua bendita en la frente de Adrián.

“Dios, por favor protege a Adrián”.

Evelyn miró a su hijo y rezó más fervientemente que nadie.

“En lugar de ser los seres más nobles, por favor protégelo para que sea amado y tenga una vida feliz”. ‘

Era el corazón de su madre.

“Por favor, dame la fuerza para proteger a Adrian”. Evelyn estaba rezando desde el fondo de su corazón. No hacía mucho que había nacido, pero, sorprendentemente, lo amaba más que el poco tiempo que pasó con él.

“Yo, Santo Padre, bendigo a Adrian Felice en el nombre de Dios.”

Fue un momento emotivo cuando Adrian fue reconocido por el mundo. Evelyn luchó por contener sus lágrimas.

Eran lágrimas de felicidad.

* * *

Las montañas tenían muchos acantilados escarpados. La ubicación del Reino de Felice, rodeada de montañas escarpadas, estaba protegida por una robusta fortaleza natural.

Entre esas montañas, había un lugar llamado el Pico de Dios. Era un lugar precioso donde se podía ver el reino y la plaza a campo abierto mientras se subía a la cima.

Por otro lado, la seguridad en la zona era muy estricta porque estaba conectada con el camino del bosque.

“¡Alto!”

En el bosque de Velo Negro, los monstruos seguían apareciendo con frecuencia de vez en cuando. Su aparición en este lugar era extraña porque era la entrada al bosque custodiada por guardias reales totalmente armados.

“¡Alto, alto! Si te acercas más, responderé por la fuerza.”

Cuando vio a los dos hombres a caballo, el capitán de los guardias gritó fuertemente.

Aparte de la entrada al bosque, había otra razón por la que el lugar tenía una fuerte seguridad. Este lugar era también el único donde se podía ver claramente el reino desde arriba.

En particular, la seguridad tenía que ser reforzada para una celebración tan grande como la de hoy.

— — —- — — —

Oh! Quienes serán esos dos hombres~? Lo sé, lo sé, no puedo dejarlos así. Jeje otro más tarde 😉

Anterior Novelas  Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Esos dos hombres…? Para mí es muy evidente que uno es el papucho y el otro el soldado del papucho, pero todo puede ocurrir en esta historia xD

Responder

Ya estoy deseando que se arrepienta :>

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: