Saltar al contenido
I'm Reading A Book

SVPP Capítulo 21

“……¿Que estás?”

Le dije a Edwin Boyleis, quien lideraba el acoso, “Mi oponente de primera ronda y fan de Eugene” y luego me fui con la mano en el bolsillo como un matón de los 80.

“¡Espera, espera, Edwin …….! ¡Ella es …!”
“¡De ninguna manera, Yerine ……! Spade…..?”

Sí, no hay forma de que no reconozca esta cara cuando se rumoreaba tanto sobre mi.
Mi cabello se destaca incluso ante mis ojos, entonces, ¿quién no conocería mi cara?

Al ver que los que miraban mi rostro vacilaban, deliberadamente abrí más mi ojo izquierdo rojo y los miré con fiereza.

“No lo diré más. Largo de aquí”
Dije claramente con los brazos cruzados y la espalda erguida.

Pero si fueran ellos los que se rendirían solo porque se lo dijeran, no molestarían a Erica en primer lugar.

Un par de personas me parecieron nerviosas, mirándome constantemente, y el resto se quedó de brazos cruzados con la boca abierta como si no me entendieran.

La única persona que no se rindió abiertamente fue Boyleis.

“¿No lo entendiste? Déjala en paz y vete de aquí”

Boyleis, quien claramente no mostró ninguna intención de seguir mis palabras con una mala mirada en su rostro, respondió con un bufido.

“Eres una de las siete Familias y eres famosa, pero no sé con qué derecho me estás diciendo que haga esto o aquello” -dijo Boyleis, que se había alejado de ella y se había acercado lentamente a mí.
“¿Eres una profesora? No, no lo eres. No tienes derecho a darme órdenes”

Cuando escuché eso, me eché a reír.

Entonces el arrugó su frente. Toqué mi cabeza con el dedo índice mientras miraba a Boyleis, que me miraba porque no sabía qué decir.
“Tú, esto parece que no te funciona bien”

El comentario enfureció a Boyleis.
“Que estas-”

“Oye, sé que solo crees en el poder de la familia Ace, pero tienes que pararte a mirar el lugar donde te cobijas”

Ante mis palabras, a excepción de Boyleis, el resto me miró con ojos perplejos.
Entonces, Erica, que mantuvo la cabeza gacha, se movió débilmente.

“Si has pensado en quedarte con Eugene, ¿no deberías poder descifrar su personalidad? A Eugene no le gusta tener problemas inútiles como estos. No deberías dar lugar a eso”

Escuché un crujido.
Con él, Boyleis bajó la voz y comenzó a gruñir.

“¿Quién eres tú para ordenarme que haga esto o aquello? Tuviste suerte de entrar a la Academia sin ninguna habilidad”

Le devolví la sonrisa a sus palabras con una cálida sonrisa.

“Lo siento, ¿qué estás diciendo ahora?”
“No hay forma de que puedas hacer magia correctamente sin educación primaria ni secundaria. Ya circula el rumor de que te uniste al Príncipe para entrar a la escuela”

Sí, era muy divertido.
Ya había una tomado una decisión en mi cabeza.
La decisión es que debería machacar a este bebé cuando tengamos una pelea más tarde.

“¿Sabes, Boyleis, crees que te estoy dando órdenes ahora?”
Levantando las comisuras de mi boca, sonreí y le pregunté a Boyleis alegremente.
Existe el rumor de que las personas que deben haber estado realmente enojadas dan miedo cuando se ríen.

A partir de este momento, Boyleis se estremeció de repente y comenzó a mostrar un poco de rigidez.

“Sí, sí. ¿Qué es entonces si no es una orden? Deshazte de la ilusión de que todos tus poderes funcionarán incluso en la Academia, Spade”

Acercándome lentamente a Boyleis que dijo eso, le advertí un poco.

“Lo siento, pero estás equivocado. Esto no es una orden”

En ese momento, dibujé en mi cabeza el círculo mágico del fuego, en el que a menudo pienso, hasta el punto en que ya me harté de él.
Al mismo tiempo, una llama roja ardiente comenzó a brillar de mi mano derecha, con un toque de fuego.

“¡Argh!”
Puede que haya encendido deliberadamente el fuego mágico, pero un grito estalló entre la multitud detrás de ellos.

“Es una amenaza”
Abrí mucho los ojos, levanté las comisuras de la boca y lo dije con una sonrisa.

No lo sé bien porque no puedo ver mi propia cara, pero tal vez mis ojos brillen hasta el punto en que los globos oculares salgan y tratar con el fuego parece bastante aterrador.

Cuando se activó el fuego mágico y el calor se extendió gradualmente, Erica levantó la cabeza.
En ese momento, mis ojos se encontraron con sus ojos color cereza, que parecían gotear.

“Lo siento, mis manos están un poco resbaladizas. Si se resbalan un poco más, es posible que te golpeen, ¿verdad?”
“Hiik-”

Ya todo el mundo excepto Boyleis estaba retrocediendo y preparándose para huir de esta situación.
Boyleis, por el contrario, estaba tan sorprendido que le temblaban las manos.

“Oh, ahora que lo pienso, Boyleis”
Con una amplia sonrisa, volví la cabeza hacia él y dije, mirando directamente a su rostro pálido.

“Eres mi oponente en la primera ronda, ¿no es así?”
“¡¿Qué, qué ?!

Según la respuesta, parece que ni siquiera lo leyó correctamente después de recibir el papel con el nombre del oponente.
‘Vaya, realmente solo trataste de estar a la altura de Eugene, y no te preparaste para nada más’

“Tengo muchas ganas de que llegue el encuentro de la tarde, Boyleis”
“¡Eso es ridículo! Estás mintiendo, ¿no es así, Spade?”- Boyleis tartamudeó.

Ahora parecía haber abandonado la idea de confrontarme.
El miedo de encontrarme en la primera ronda del torneo parecía haberlo golpeado más fuerte.

“Lo siento, pero es cierto, Boyleis”
“T, tú…”
“Sí, como dijiste, no soy increíblemente buena. Así que voy a esforzarme mucho y quiero que la gente lo note”

Después de decir eso, hablé mientras encendía una gran llama.

“Así que haré todo lo posible para enfrentarme contra ti en el torneo más tarde. Entonces tú también estarás satisfecho, ¿verdad?”
“S, Spade, espera…”
“Oh, es cierto. Aunque no soy tan hábil, tengo las habilidades suficientes para prepararte un asado completo”

Cuando sonreí como toque final, todos gritaron y corrieron al bosque.
Pero Boyleis, que ni siquiera tenía la fuerza para hacerlo, se dejó caer al suelo y dijo:
“Spade, da, dame un respiro… Si me voy ahora mismo, no vas a usar las llamas conmigo, ¿verdad? ¿No es así?”

Respondí con una amplia sonrisa.

“Ya veré. Oh, cierto, tócala una vez más y entonces…”
Bajé la voz y murmuré en un tono lo más amenazador posible.
“En ese momento, ni siquiera importará el torneo o lo que sea, ya que tu vida estará a punto de terminar”

Después de castañear los dientes, Boyleis se puso de pie y corrió para salvar su vida, dejándonos a mí y a Erica en el patio trasero.

No fue hasta que la banda de matones desapareció que Erica levantó la cara correctamente.

Inmediatamente me acerqué a ella y le entregué un pañuelo.
“Límpielo con esto por ahora…”

Luego reduje el tamaño de la llama, que había seguido activa hasta entonces, y puse mi mano derecha a su lado.
“Vamos a calentarnos un poco con esto y luego entraremos”

Mirándome sin comprender, Erica tomó mi pañuelo en silencio y comenzó a frotar su cabeza y rostro con rudeza.
Después de un momento, ella había drenado bruscamente el agua, sacó el pañuelo con brusquedad, lo dobló finamente y me lo devolvió.

“…gracias”

Con sus mejillas enrojecidas y una pequeña voz de agradecimiento, mis ojos se desviaron. Tuve que morderme los labios y tratar de aferrarme a la correa de la razón.

“Oh, no, no es nada…”

Lo siento, Erica. Odio cuando tienes dolor y sufrimiento, y lamento mucho que estés mojada, ¡pero te ves tan linda ahora mismo…! (J: Wuaaa Yerine además de acosadora nos ha salido un pelín yandere/tóxica/sado~)
Me mostré lo más seria posible porque estaba claro que la relación real terminaría si me pillaba.

“Tú eras esa chica en ese entonces… ¿verdad?”
“¿Eh?”
“El estuche de lápices”

Asentí con entusiasmo, sorprendida por la pregunta de Erica que me miraba, murmuré.

“¡Uh, eh! ¡Eso es correcto, es correcto!”
“Lo siento, en ese entonces…”

Erica, quien dijo eso, enterró la cara en su regazo.
Me preguntaba qué hacer con esto, y Erica seguía hablando con la cara enterrada.

“Lo siento. Sabes, soy una plebeya y apenas sé cómo usar la magia, así que todo el mundo me odia. Eres una gran maga, y eres una noble, así que pensé que me odiarías e intimidarías… Por lo que me asusté y finalmente te evité…”

Escuché en silencio el estallido de palabras de Erica.

‘Así que por eso me tenía miedo ese día…’

Entonces Erica volvió a levantar la cabeza y me agarró por el cuello y dijo:
“Lo siento mucho. No debería haber pensado que serías igual que esos niños”
Erica me miró directamente con sus ojos rosados ​​que parecían joyas.

En ese momento admiré la sinceridad en sus ojos, sin pensarlo mucho, ‘Linda, linda, nuestra heroína es la mejor’
“Oh no. Solo, eh… …entiendo, es suficiente. Yo hubiera hecho lo mismo”

Erica sonrió gentilmente ante mis palabras.
“Gracias”

Uf, ¿voy a morir de un infarto antes de la primera ronda?
No sé, si me caigo, Cassius vendrá corriendo y me salvará.

“¿Pero por qué me ayudaste…?”
“Uh, eh, eso…”

Si digo ‘por supuesto, porque eres mi heroína favorita y me rompió el corazón ver a mi heroína favorita siendo intimidada’ frente a ella, naturalmente seré tratada como una loca. (J: mmm no sé yo de verdad no probaría…)

“Bueno es-”

Pero cuando la vi mirándome más de cerca y mirándome con ojos parpadeantes (aunque puede que no tuviera la intención de lucir así), no pude escapar de la respuesta.

“Yo, de hecho, me gustaría ser más cercana a ti…”
Al final, tuvo que salir la verdadera intención. (J: meh lo has endulzado bastante…)

A mi respuesta, Erica preguntó, sorprendida, con ojos de conejo.
“¿Por qué? ¿Hay alguna razón por la que quieras ser cercana a mí?”

Por supuesto que sí. Porque eres mi adorable heroína…
Después de pensar en cómo dar una respuesta normal, finalmente decidí pasarla por alto.

“Bueno, ¿tiene que haber alguna razón para acercarse? Solo pensé que podría ser una buena amiga tuya”

¿Es esto… es esto suficiente?
Ante el rostro de Erica, mirando de lejos sin decir nada por un rato, me arrepentí por 3 segundos.
Pero de inmediato cerró los ojos, sonrió alegremente y me habló con una voz más relajada.

“Pfft, ¿qué es eso?”

La miré a la cara y pensé.
‘Mamá, me acerqué a mi heroína favorita, hoy… es el día más feliz de mi vida…’

Así que me senté en el patio trasero con Erica, riéndome un rato.

***

“Yerine Spade”

Entré con orgullo al borde de la cancha al oír la voz del profesor que me llamó.
El profesor, que confirmó mi nombre y mi rostro, llamó de inmediato el nombre de Boyleis.

“Edwin Boyleis”

Boyleis, que entró mordiéndose los labios, parecía nervioso a simple vista.

“Listos”

Bajé mi postura ante las palabras del profesor y repasé el simulacro del combate dentro de mi cabeza.
‘No debería haber ningún error…’

Por supuesto, me costaría poco esfuerzo vencerlo.
Pero para hacerlo perfecto, necesito controlar mi mente y mi poder.

“¡Comiencen!”

Tan pronto como escuché el silbato, activé el fuego mágico, y de mi mano derecha, una amplia llama roja comenzó a bailar.

Anterior Novelas Menú Siguiente

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: