Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 116 EEDHDV

Visitantes no deseados (2)

Por teléfono, el Padre Ye dijo que en unos días cumpliría 50 años. Iba a organizar un banquete de cumpleaños e invitar a algunos amigos y familiares a tener una celebración animada. Invitó a Ye Zhen y le pidió que trajera a Lu Beichuan.

Su verdadera intención al invitar a Ye Zhen era que trajera a su yerno con el fin de apoyar a la familia Ye mostrandolo.

Después de todo, no había ninguna familia que ocupara un lugar más alto que los Lu en la ciudad costera. Lu Beichuan era un joven prometedor y muchas personas mayores en el mundo de los negocios lo consideraban un individuo talentoso rara vez visto. ¿Tener un yerno tan sobresaliente como él, que no le había dado cara en los últimos dos meses cuando salió?

“¿Tus 50 cumpleaños?” Aunque no tenía ningún sentimiento por los Ye, después de haber estado protegida como un canario durante los últimos dos meses, se sintió sofocada.

Además, ella era una hija de la familia Ye y aún no había roto públicamente con su familia. No sería apropiado que ella se saltara.

Después de considerarlo por un tiempo, Ye Zhen estuvo de acuerdo: “Está bien, definitivamente iré”.

Al escuchar estas palabras, Lu Beichuan frunció el ceño.

Ella estaba actualmente embarazada de más de dos meses. Él le dio más importancia a ella que a cualquier otra cosa y la trató como a un objeto delicado que podría romperse fácilmente. Si el médico no hubiera dicho que era bueno para las mujeres embarazadas dar un paseo al aire libre para tomar el sol, incluso querría encerrarla en su habitación. ¿Cómo podría estar dispuesto a que ella hiciera un agotador viaje en automóvil de regreso a los Ye?

Junto a ella, dijo con voz apagada: “No puedes ir. No te has sentido bien recientemente”.

El Padre Ye escuchó la voz de Lu Beichuan al otro lado del teléfono. Después de pedirle a Ye Zhen que le pasara el teléfono a Lu Beichuan, dijo: “Beichuan ah, ¿qué quieres decir con Zhen-zhen no se siente bien?”

Lu Beichuan miró el vientre de ella. En tono más bajo, dijo: “Zhen-zhen está embarazada”.

“¿Embarazada?” La noticia lo derrumbó. El Padre Ye tardó un poco en recuperarse lo suficiente para responder. En un tono muy sorprendido, dijo: “¡¿Dijiste que Zhen-zhen está embarazada?!”

Aunque Madre Lu había difundido deliberadamente la noticia del embarazo de Ye Zhen, estaba limitada a las personas en el círculo social de Lu.

Desde la antigüedad, las personas se habían dividido en filas. Esta práctica continuó hasta nuestros días. Las familias prestigiosas también se dividieron en diferentes niveles. Una familia de nuevos ricos como la de los Ye pertenecía al nivel más bajo del círculo social de las familias ricas. Si Ye Zhen no se hubiera casado con los Lu debido al accidente automovilístico de Lu Beichuan, los Ye nunca hubieran podido establecer ningún tipo de conexión con los Lu.

Y así, si Ye Zhen no informaba a los Ye, entonces no había forma de que la noticia de su embarazo les llegara.

El Padre Ye quedó realmente sorprendido por la noticia.

¿No estuvieron casados ​​por mucho tiempo y ya estaba embarazada?

“¿Cuánto… cuánto tiempo?”

“Más de un mes.” Lu Beichuan dijo: “El médico dijo que su embarazo no es estable, por lo que es mejor que se quede en casa durante las primeras etapas”.

“Entonces, ¿cuándo podemos su mamá y yo ir a verla?” No había ninguna razón por la que los padres no pudieran visitar a su hija embarazada.

Lu Beichuan no mostró piedad al cerrarlo. “No es necesario, puede estar seguro de que la cuidaré bien. Si no hay nada más, terminemos la llamada aquí”.

Después de decir esto, colgó el teléfono. No le dio al Padre Ye la oportunidad de decir nada más.

La Madre Lu no tenía una buena impresión de los Ye, pero iría en contra de la etiqueta que una hija no asistiera al 50 cumpleaños de su padre. ¿Quién sabe cómo la gente chismorrearía sobre Ye Zhen si ella no asistiera?

“Beichuan, ¿cómo puedes decidir sin preguntar primero qué quiere Zhen-zhen?”

Ye Zhen tampoco estaba contenta con su comportamiento despótico. “Sr. Lu, el médico ha dicho que mi embarazo es muy estable”.

Tan pronto como él escuchó ese tono, supo que ella no estaba contenta con él.

Ye Zhen tocó la sopa de arroz con menguante interés. “No he salido de la villa en más de un mes”.

Si estaba embarazada de siete u ocho meses, podía dejarlo pasar. Pero, si él estaba así cuando ella tenía solo dos meses de embarazo, el resto sería insoportable.

Se dijo que las mujeres embarazadas serían propensas al nerviosismo, pero en su opinión, su esposo estaba incluso más nervioso que ella. Todos los días, se sentía como si estuviera caminando con cautela sobre hielo delgado.

Lu Beichuan permaneció en silencio por un tiempo antes de decir: “Está bien, cuando llegue el momento, iré contigo”.

Con él allí, nada malo podría pasarle.

— — —- —- —-

¿Que será de nuestra buena amiga Quing? S¿arrancará los cabellos la saber que su hermanita está embarazada~? Lo sabremos mañana, hasta pronto compis 😉

Anterior Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: