Saltar al contenido
I'm Reading A Book

SVPP Capítulo 8

“¿Estás realmente loca?”

El grito de León sonó en el silencioso comedor.

De cualquier manera, tenía hambre, así que apenas escuché las palabras y me concentré en comer el bacon frente a mis ojos.

De hecho, en la ceremonia de ayer, Cassius me acosó y estuve hablando con Rachel durante mucho tiempo, así que no comí casi nada.

Por lo que estoy tratando de suplir lo que no pude comer ayer con el desayuno, pero este lerdo es el problema.
‘Quiero terminar de hacerlo durante el desayuno, ¿debería retrasarlo un poco?’
Una cosa que pude notar fácilmente fue que León me estaba mirando como si quisiera matarme mientras yo pensaba en otra cosa.
‘Pero, ¿qué puedes hacer? Ahora soy la sucesora’

Después de cortar el tocino, suspiré y le hablé.

“No estoy loca, León. Lo digo todo con plena consciencia”

No me molesté en mirar a León porque pensé que sería mejor concentrarme en la hermosa existencia escarlata del tocino que ver a León temblando de ira con la cara enrojecida.
Aunque debí de sacar de sus casillas a León, y gritó como si estuviera estupefacto.

“¿Consciente? ¡Hah!”

Oh, este tocino está delicioso.
Mientras bebía zumo de naranja con pensamientos tan salvajes, la ira de León explotó.

Clang-lang-

“Durante más de diez años, hemos vivido juntos, nos hemos criado, alimentado y dormido juntos*, pero ¿ahora estás diciendo que quieres romper? ¿Es eso de lo que estás hablando conscientemente?” (*J: naniiiii! dónde quedó la pureza de la villana-protagonista!!!)

Dejé de sostener el vaso y lo solté de nuevo.
Mirando hacia atrás, los fragmentos del cristal roto brillaban bajo el sol.

“Y ni siquiera recuerdas lo que nos hiciste ayer, ¿verdad? ¡Eres una desgraciada que no sabe cómo usar la magia, y estás haciendo un truco como ese!”

Fernand interrumpió las palabras sin sentido de León y gritó.

“¡Así es! Sedujiste a la gente con tu ridículo truco, ¡incluso ni siquiera puedes usar la sencilla magia de levitación! ¿Crees que no lo notaríamos?”

Es una suerte que haya recuperado mi lugar como sucesora, pero es todavía más afortunado que estuviera comprometida con este hombre, comprometida no casada.
Si hubiera tenido que soportar un proceso de divorcio con estas tonterías, acabaría enferma.
Por supuesto, habría ganado.

La ira aumentó cuando suspiré y hablé.

“Lo siento, no es un truco ni una estafa. ¿Reconocería el Imperio a una persona que no es ni estúpida ni alguien sin maná como sucesor?”

Entonces, esta vez, la Condesa Postade golpeó la mesa y dijo:
“¡No mientas! ¿Cómo pudiste encender ese fuego sin hacer un truco en la ceremonia de nombramiento?”

‘Estas personas, está claro que viven con los oídos taponados…’
Mientras bostecé ampliamente y masticaba bacon, los tres constantemente me lanzaron maldiciones y despotricaban.
Si hubiera sido una conversación donde se hablara y escuchara, lo habría entendido, pero no había forma de entendernos porque solo decían lo que querían decir.

“Perdóneme”

Abrí mi boca cerrada y miré directamente a la Condesa Postade.
Una voz que no es fuerte, pero es lo suficientemente grave y resonante para ser escuchada por todos. Cuando hablé con esa voz, los tres titubearon inesperadamente y me miraron.

Después de levantar deliberadamente mi mano derecha, despacio, muy despacio, levanté mis ardientes ojos con mi ojo rojo descubierto y los fijé en la Condesa Postade.
Algunos dicen que da más miedo cuando una persona tranquila de repente se enoja.

La Condesa Postade, que, como era de esperar, hizo mas ruido que un comerciante en un puesto, se agachó consternada y me miró con un ligero desconcierto.

“Esto, ¿no lo ves?”

Lo que sacudí ante sus ojos fue un anillo de ópalo que simboliza al verdadero heredero de los Spade.

“El anillo de oro que usó su hijo no es para el sucesor en primer lugar. Es sólo para decoración. El Imperio lo sabe”
Dije con voz firme.

“¿No significa el hecho de que el Imperio me deje usar este anillo, que ya me han reconocido como la verdadera sucesora?”

Entonces escuché el rechinar de dientes de León.
Volví mis ojos de inmediato y le dije a León, que estaba temblando.

“¿Recuerdas cuando encendiste el fuego ayer y que cuando yo lo encendí, las reacciones de la gente fueron completamente diferentes, verdad?”

“…”

León no pudo refutar nada.

“Eso no es una estafa ni un truco. Se llama habilidad”

“Eso… eso es puro cuento…”

Entonces le di el golpe final.

“Ayer no fuiste expulsado de la sucesión por mi culpa. Quedaste detrás de los sucesores por tu falta de habilidad”

Finalmente, alguien tuvo que explotar.

“¡¡Esta perra!!”

León no pudo soportarlo y gritó como una bestia y corrió hacia mí.
Si hubiera sido una chica normal sin magia, me habría asustado mucho.

Pero era mucho mejor con la magia que León, a pesar de que habían pasado menos de cinco días desde que vine a este mundo, por lo que no le tenía miedo ya que había pasado por todo tipo de cosas.

‘Sabes, para la gente con mal entendimiento hay que hacer que las cosas sucedan’
Negué con la cabeza y tamborileé ligeramente con los dedos.
En ese momento, la mesa de madera que León sostenía con ambas manos se incendió.

“¡Ahhhhhhhhhhhh!”
León, que tenía el rostro distorsionado por la ira, gritó y dio un paso atrás.
No sólo eso, sino que la Condesa Postade y Fernand también se levantaron de sus asientos y corrieron como locos con un grito estridente.

‘Bueno, sólo estaba tratando de asustarlos con el fuego más pequeño que pude…’
Me pregunté cómo pensaban personas tan asustadizas en asumir el cargo de sucesor de esta familia.

“Lo siento, mis manos se resbalaron un poco”

Mientras sonreía y volvía a golpear con los dedos, las llamas que habían quemado la mesa desaparecieron sin dejar rastro, dejando sólo un olor a humo en el comedor.

“Tú… tú… tú… ¡¡Cómo hiciste… !!”

Murmuró la Condesa Postade, con las manos juntas en la boca como si no pudiera creerlo.

“¿No es … falso?”

La voz de León tembló violentamente como si se hubiera sorprendido. Me miró con los ojos azules levantados hasta el punto que pude ver toda la parte blanca, y señaló la esquina quemada de la mesa con sus manos temblorosas.

Les hablé en voz baja.

“Si. No estoy mintiendo. Quiero decir…”

Dije suavemente, con mi voz baja y mis dedos cruzados en ambas manos.

“No hagas un escándalo y siéntate ahora mismo”

“Por qué habría…”

“¿No puedes averiguar qué va a pasar?”

León se estremeció y sudaba cuando levanté la voz con el ojo izquierdo muy abierto.

“Está bien, les explicaré amablemente a ustedes que no pueden darse cuenta de las cosas. Primero, ahora soy la sucesora reconocida por el Imperio de los Spade. Eso significa que la riqueza, el poder y todos los beneficios de los Spade me pertenecen”

Cerré mis cansados ​​ojos por un rato y continué la conversación.

“En segundo lugar, esta mansión es mía en este momento, y puedo denunciaros a la Guardia Imperial por allanamiento y hacer que os echen ahora mismo”

Sintiendo el calor intenso en mi ojo izquierdo, miré a los Postades.

“Por último. Soy más fuerte que ustedes, así que puedo encargarme de vosotros como quiera con magia”

Entonces, con una brillante sonrisa, extendí mi mano hacia los Postade.

“Ahora, ¿qué queréis hacer?”

No tuvieron otra opción. La Condesa Postade y Fernand, que estaban en apuros, vacilaron y finalmente se sentaron, y León, que había aguantado hasta el final, se sentó y sus ojos se encontraron con los míos.

Hacia ellos, abrí la boca, con un papel que tenía en la mano de hace un tiempo.

“Bueno, como dije antes, puedes firmar esta comunicación de ruptura aquí y salir de esta casa”

“…”

“Sólo estamos comprometidos, no oficialmente casados, así que no necesito presentar una demanda de divorcio. Tenía este formulario escrito para cualquier situación inesperada”

Cuando dije eso, dejé a un lado el plato de comida por un momento y preparé una barra de cera y un sello, y lo alineé frente a mí.

“Por supuesto que si quiere rechazarlo y presentar una demanda civil, no puedo evitarlo. Aunque, ganaré de todos modos”

“¡Tú…!”

La condesa Postade rugió en mi cara.
Pero no estaba asustada.

“Bueno, hasta donde yo sé, al Conde Postade no le ha quedado mucho dinero debido al juego hace unos años”

Hablé deliberadamente, acariciando el anillo con un dedo largo y blanco para aumentar el impacto.

“Por otro lado, los Spade han tenido altibajos, pero hay suficiente dinero para ganar una demanda civil”

No sé cuántas veces revisé los periódicos anoche para averiguar sobre este asunto.
No tengo mucho de que quejarme porque dio una buena cosecha.

Entonces León se levantó y gritó, apuntándome con el dedo.

“Ni siquiera me pagaste por vivir soportando esa fea cara tuya, pero ahora, ¿así pagas mi bondad?”

Fue un sonido muy reprobatorio.
Si vas a hablar, habla como un humano, ¿resolverá algo si gruñes como una bestia?
La ira aumentó y, contrariamente a mi plan original, salieron muchas palabras.

“Si tienes ojos, mira bien. No es mi cara la que es fea, es tu vida sexual la que no sabe a dónde va”

Ni León ni la condesa Postade pudieron callarse ante esas palabras.

“Tú … ¿cómo te atreves a decir unas palabras tan desagradables frente a alguien…?”

La condesa Postade gritó asombrada, sacudiendo la fláccida carne.

“De esta casa, creo que soy menos vulgar que ustedes que no saben a dónde pertenecen y van de un lado a otro en las casas de otras personas. A diferencia de otros, he recibido una buena educación en la etiqueta del hogar”

Después de decirlo, saqué una foto.

“Traté de no usar esto lo más que pude, pero… no puedo evitarlo”

Con cara de confusión, León y la Condesa Postade, mirando fijamente la imagen colocada sobre la mesa, pronto se pusieron blancos.

“Ahora, ya han visto suficiente. Entonces lo guardaré”

Rápidamente tomé la foto antes de que la alcanzaran.

“Tuviste las agallas para hacerlo en esta casa. Pensaste que no sabía eso”

“Como puedes….”

Como se puede adivinar, la foto mostraba a León entrando al dormitorio con una mujer a cada lado.
No sé cómo tomó Yerine esta foto, pero creo que sucedió con tanta frecuencia que pudo tomar fotos fácilmente.

Tener que tomar fotografías de un hombre con el que está comprometida cuando la engaña con otras mujeres, es casi como ponerse el cuchillo en el pecho.

“León, debes haber tenido la intención de tomar mi lugar como sucesor con el pretexto de ser parte de la familia política después de que te comprometiste conmigo. Y si mi predicción es correcta, después de asumir el cargo de sucesor, ¿romperías conmigo y te casarías con Lady Grelle?”

Mientras hablaba, León sudaba y perdió el control.
¿A dónde fue la mirada furiosa y enojada? Ahora estaba pensando ansiosamente en cómo salir de esto con los ojos en blanco.

“Bien por ti, porque vamos a romper de todos modos. Aunque me pregunto si Lady Grelle se casará contigo después de ver esta foto”

Golpeé entonces, volví la cabeza y miré a la Condesa Postade.

“Quizás no tenga más remedio que presentar esta foto como prueba si se da lugar a una demanda. No, si vas a lastimarme o dañarme después de nuestra ruptura, podría enviar esta foto al periódico”

Así que sonreí.

“Entonces León, ¿hasta dónde caerá tu reputación en la sociedad?”

Los Postade, inclinaron la cabeza en silencio, y me di cuenta de que había ganado esta pelea por completo.

“¿Cuánto tiempo he soportado … He sido tan amable contigo. Así como….”

“Oye”

Al final, me pusieron de los nervios.

“Todavía tengo todos los documentos en esta casa, así como los informes financieros presentados al Imperio. El dinero del Imperio a las siete Familias Imperiales parece haber sido utilizado para fines privados, y me parece que quieres pagar por todo eso, ¿verdad?”

La Condesa Postade hizo un gesto con la mano al oír esas palabras y habló a toda prisa.

“No, espera, Yerine…”

“Si. Vayamos a juicio. Tendremos que soltar todo lo del dinero que desfalcaste, así como la malversación de la manutención”

León tartamudeó ante el comentario con un rostro realmente pálido.

“Yerine, es mi culpa, es…”

“Sí, parece que no le tienes miedo a la gente, pero si tienes miedo al dinero, ¿eh? Bueno, no puedo evitarlo. Tengo que dejar ir este asunto”

Ante este comentario, León y la Condesa Postade se arrodillaron y comenzaron a suplicar.
La malversación de fondos públicos era un delito grave y parecían asustados porque su condena era dura.

Es demasiado pronto para arrodillarse ya.
Pensé para mí misma con una sonrisa fría.
Quizás no lo sepan.
La venganza de Yerine y la mía no terminaría hoy, y todavía me queda un largo camino por recorrer.

El verdadero infierno aún no ha comenzado.

“Yerine, lo siento mucho. Si me perdonas sólo por una vez… ”

León, que no sabía ese hecho, suplicó con lágrimas en los ojos.

Verlo hizo que mi sangre hirviera de ira.
Me esforcé por reprimir la ira que estaba aumentando hasta el máximo y dije.

“Está bien, si no quieres que esto se ponga feo, coloca tu firma y sal de esta casa. No eres mejor que un animal”

____

Esta familia esta pero tapada del cerebro, debo admitir que me estoy hartando de los villanos idiotas, necesito un villano guapo y malvado en verdad…

Anterior Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Totalmente de acuerdo!! dónde quedaron los villanos guapos, calculadores y verdaderamente malos? Casi siempre las villan@s al final tienen un monólogo en que justifican su maldad y terminas empatizando con ell@s.

Responder

si… molaría una historia de un villano que tenga su trasfondo, vale, pero que sea egoísta y se pueda justificar por su trasfondo, cree controversia y no acabe metiéndose a todo el fandom en el bolsillo, si conoces algo así… soy toda oídos ;P

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: