Saltar al contenido
I'm Reading A Book

¿PESPUT? Capítulo 26 Examen Mensual I

Tan pronto como Xue Jiao entró en la casa, vio a Li Sitong sentada en el sofá con una expresión hosca, como si se acercara una fuerte lluvia. La atmósfera circundante era baja y tenía matices melancólicos.

Cuando entró en la habitación, la otra parte de repente se dio la vuelta, obviamente sorprendida: “¡¿Has vuelto tan temprano?”

En el pasado, cada vez que Xue Jiao iba con la familia Gu, se quedaba unos días hasta que Li Sitong la instaba a regresar.

Xue Jiao entiende por qué está triste. A ninguna madre le gustaría que su hija y las dos personas que la lastimaron profundamente interactuaran. Sin embargo, Gu Xuejiao solía ser así. Cada vez que iba a la familia Gu, siempre se peleaba con Li Sitong por un tiempo.

Entonces Xue Jiao asintió, dejó su bolso, fue hacia Li Sitong, se puso en cuclillas y la miró a los ojos, “Mamá, no me gusta papá”.

Lo dijo con seriedad, con los ojos mirando directamente a la mujer en el sofá.

Li Sitong se congeló, luego abrió lentamente la boca: “¿Q … Por qué? “

La voz es ronca y muy tranquila.

“Porque esas personas decepcionaron a mamá, y realmente no me tratan con sinceridad”.

Una cara que era similar a la de Li Sitong en un treinta por ciento era muy seria en este momento. Sus grandes ojos, llenos de calidez y disculpa, la miraban directamente.

Li Sitong se sentó como si estuviera petrificada e inmóvil.

“Wu…”

Abrazó a Xue Jiao y sostuvo su cabeza entre sus brazos, gimiendo.

“¿Qué pasa? ¿Qué pasa?”

Cheng Shuo salió corriendo de la habitación presa del pánico, y en este momento, Cheng Mingze también se dirigía hacia abajo. 

“Sitong, ¿qué te pasa?”

Cheng Shuo mira a Li Sitong llorando, preocupado y ansioso. Se da la vuelta a toda prisa.

Los ojos de Cheng Mingze se entrecerraron levemente: “Gu Xuejiao, ¿hiciste enojar a tu madre de nuevo?”

Xue Jiao: “…”

Le dio una palmada en la espalda a Li Sitong: “Mamá, no llores”.

“Jiao Jiao … estás muy atenta ahora … eres mi hija, ¡oh!”

Li Sitong siguió llorando.

Cheng Shuo: “…”

Cheng Mingze: “…”

De repente se dieron cuenta, ¿no es Gu Xuejiao la que está causando problemas nuevamente?

Xue Jiao y Cheng Shuo finalmente persuadieron a Li Sitong después de muchas dificultades. Li Sitong, que probablemente estaba muy contenta, cuando supo que Xue Jiao no había comido, personalmente cocinó una mesa de comida de inmediato y tuvo que ver comer a Xuejiao.

Xue Jiao mira los dos platos frente a ella, que no son muy hermosos en color, y un tazón de arroz blanco …

Si recuerda correctamente, Li Sitong … ¡es una asesina en la cocina!

Tragando, dijo: “Eso … Mamá, tú también puedes comerlo.”

“No, no, ¡quiero verte comer!”

Mientras hablaba, trató de poner más platos en el tazón de Xuejiao como si su vida dependiera de ello.

“¿El tío Cheng y Ge Ge también cenarán?”

Xue Jiao todavía está luchando.

“¡No hay necesidad! ¡A mi edad, no es bueno comer demasiado por la noche!”

Cheng Shuo terminó de hablar y se alejó.

Cheng Mingze tiene una mala intuición e inmediatamente quiso subir las escaleras, pero Li Sitong lo tiró, que estaba de buen humor: “¡Mingze! Todavía estás creciendo. ¡Vamos, come algo!”

Li Sitong lo presionó contra la mesa del comedor y le trajo otro plato de arroz blanco.

“¡Come, come, come, come más!” Li Sitong se rió e incesantemente apiló platos para ella y Cheng Mingze.

Por primera vez, se miraron con seriedad y ambos vieron simpatía en los ojos del otro … 

____

Jajaja pobrecitos, estudiando y con mala comida… aunque me vendría bien bajar un poco de peso

AtrásNovelasMenúSiguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: