Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 64 MELEDUMPH

Lagrimas de la Luz (2)

“…”

¿Estás siendo mordaz porque soy mayor que Blake?

A diferencia de mí, su hija se sorprendió al ver a la Sra. Perion, quien abiertamente apeló que su hija era más joven que Blake. Nunca soñé que oiría que soy mayor a los 13 años.

Estaba asombrada, así que me crucé de brazos y miré a la Sra. Perion.

Veamos hasta dónde llega.

Pero no le importó cómo reaccioné y empujó a su hija en la espalda.

“Sharon, ¿quieres felicitar al Príncipe Heredero?”

“¡Si!”

Sharon sonrió ampliamente y corrió hacia Blake, aplaudiendo.

“Su Alteza, ¡enhorabuena!. Estaba asustada porque todos decían que era un monstruo, pero es tan hermoso en persona. Sharon debe haber estado asustada por nada”. (Habla en 3º persona, que se considera como algo lindo…)

“Oye, señorita Sharon…”

No importa lo joven que seas, esto es demasiado. Decirle monstruo a la cara, incluso a pesar de la hermosa sonrisa, no volvía hermosas sus palabras.

Iba a advertirla, pero antes de eso, Blake le dió un manotazo a la mano de Sharon.

“Déjame”

“Su Gracia, lo siento. Mi hija todavía es joven”.

La señora Perion se disculpó apresuradamente, a Blake no le importó mostrarse desagradable y se frotó las manos con un pañuelo.

“¿Quién te dio permiso para tocarme?”

“Bueno, le gustas a Sharon” (otra vez en 3º persona… Petarda… no me caes bien)

“¿Te estás confesando a un hombre casado? Qué mala educación. No quiero verte, así que fuera de aquí”.

Blake se estremeció con frialdad ante el llanto de Sharon. Presionada por el frío desplante, la Sra. Perion salió con su hija llorando, sin siquiera disculparse.

Yo también me sorprendí.

Nunca había visto a Blake tan enojado.

“Blake, ¿estás molesto?”

“Sí. Ignoraron a mi esposa. No quiero volver a verlas”, apretó mi mano. Él también había descubierto las intenciones de la Sra. Perion.

“Gracias por estar enojado por mi”

“Todavía sigo tan enojado.”

El cuerpecito de Blake tembló. Nunca se había enfadado tanto, incluso cuando escuchó que era un monstruo. Lo abracé.

“¿Qué pasa si te comportas así? Ahora va a haber una línea de mujeres a las que les gustes”.

“¿Por qué van a hacer fila? Ya estoy casado”.

“Blake es el Príncipe Heredero. Debe haber mucha gente que quiera ser Reina o Concubina”.

Además, no era raro que la Emperatriz cambiase.

Aún no estaban casados por el Templo, la Princesa Heredera podría cambiar en cualquier momento, dependiendo de la intención del Príncipe o de los intereses políticos. Pero seguro que Blake no me traicionaría.

“No me gusta eso. Solo tengo esposa”.

“¿En serio? Hay muchas mujeres mucho más bonitas que yo.”

“Ancia es la más bonita”.

“Tsk. No puedes arrepentirte después.”

“No lo haré. Solo me gustas tú” Dijo sin un ápice de vacilación.

Yo también confié en Blake, sonreí y revolví su suave cabello, cuando de repente escuché el grito de una mujer.

[¡Sálvame! ¡Sálvame! ¡Tengo miedo!]

Giré la cabeza con asombro. Pero no había nadie.

“Ancia, ¿qué pasa?”

“¿No escuchaste nada ahora?”

“¿Escuchar? No.” Sacudió la cabeza.

¿Qué era?

Miré a mi alrededor, pero no pude ver nada.

“Debo haber escuchado mal.”

Le eché el pelo a Blake hacia atrás.

Necesito contactar con el nuevo proveedor de vestuario.

***

Tenstheon estaba ocupado todos los días revelando los pecados del Duque de Cassil y castigando a los Nobles de su lado. Sin embargo, no se olvidó de ir al Palacio del Príncipe Heredero y entrenar con Blake a pesar de la gran carga de trabajo.

“Vamos a dejarlo por hoy,” Tenstheon abrazó a su exhausto hijo.

Blake también envolvió naturalmente su mano alrededor del cuello del Emperador.

“No te estás quejando ahora.”

“Vas a abrazarme aunque no me guste”, escupió Blake de manera abrupta.

“¿Quieres que te baje?”

“Me duele la pierna.”

Murmuró suavemente. Tenstheon sonrió levemente a su hijo, que estaba actuando como un niño. Si aparece Ancia, le rogará que lo baje.

Blake quería parecer maduro frente a Ancia. Pero, cuando Ancia no estaba allí, no le importaba mucho si lo abrazaba o no. Justo como ahora. El líder de los Caballeros Escolta del Príncipe, Edon, se acercó, pero Blake estaba en brazos de Tenstheon y mostró poco interés.

“¿Terminó con su entrenamiento?”

“Sí. Gracias a su buena enseñanza, las habilidades del Príncipe Heredero han mejorado”.

“No. Su Alteza es un hombre muy talentoso. No he hecho mucho”.

“¡No, Edon es un buen maestro!”

“Su Alteza,” Edon miró a Blake con emoción en sus ojos.

Blake también le sonrió.

“Pero, Su Majestad, ¿está bien que vengas aquí todos los días? He oído que estás ocupado…”

Blake preguntó eso porque sabía sobre el Duque de Cassil. A lo que Tenstheon respondió de manera despreocupada.

“Está bien. Collin se encarga de eso.”

“¿Cuándo descansa Sir Collin?”

“No te preocupes. Le Estoy pagando mucho dinero”.

“¿No tendrás tiempo para gastarlo incluso si te pagan mucho?”

Blake conocía a Collin porque a veces visitaba el Palacio del Príncipe Heredero.

Cuando Blake lo preguntó, recordando las ojeras cada vez más profundas de Collin día tras día, Tenstheon se sintió complacido y le dio una palmada en la espalda.

“Tienes buen ojo. Excelente.”

“Jeje.”

“…”

Al escuchar la conversación amistosa de padre e hijo, Edon guardó silencio. Collin era un Aristócrata, que ganaba un salario incomparablemente alto, y era inteligente y guapo. Pero ahora Edon sentía pura simpatía por Collin.

Quizás Collin deba trabajar demasiado por toda su vida. No es bueno tener tanto talento.

Sin embargo, incluso si no fue obligado, fue por culpa de otra persona. Dejando atrás su simpatía por Collin, Edon miró a Tenstheon y Blake, sonriéndose el uno al otro.

Fue una suerte que la relación entre los dos mejorase.

Todo fue gracias a su esfuerzo como mediadora. Si no fuera por Ancia, incluso si la Maldición se hubiera eliminado, no habría sido fácil recuperar su relación padre-hijo.

“¿Por qué no sales con niños de tu edad antes de acudir al baile? Sería útil entablar una amistad con algunos”.

“Bueno…”

Fue una buena oferta, pero Blake respondió de forma bastante amarga. Preguntó a Edon de inmediato.

“Edon, ¿estás a favor de conocer gente de mi edad?”

“Jaja. ¿Qué sé? Sin embargo, si miro hacia atrás en los días que fui a la academia, todos eran un poco rudos pese a su edad. Manejando la espada, nadie era tan lindo como usted. Oh, Lo siento.”

Sabiendo que Blake quería parecer maduro, Edon se dio cuenta de su desliz y se apresuró a disculparse.

“No, soy lindo.” Pero Blake respondió con indiferencia. Fue Blake, que de tanto oír lo lindo que era de Ancia se acostumbró.

Hubo momentos en los que pensó en sí mismo como un monstruo, pero ya no.

Mas bien, naturalmente aceptó el hecho de que era lindo. No tenía ningún complejo sobre su apariencia. Por eso se alegró de ver que la maldición se había ido, pero no le impresionó el cambio de apariencia.

Tenstheon sonrió cálidamente a Blake, que tenía confianza en su apariencia.

Todo fue gracias a Ancia que Blake aún bajo la maldición, pudo brillar sin sombra.

“Su Majestad, ¿invitará a los hijos de la Nobleza al baile del Príncipe Heredero?”

“Haz lo que quieras.”

“Bueno …” pensativo, Blake torció su cuerpo.

Tenstheon sonrió y dejó a Blake cuando vio que Ancia se acercaba a lo lejos. Tan pronto como Blake puso los pies en el suelo, corrió hacia Ancia.

“¡Ancia!”

“Blake, ¿disfrutaste tu entrenamiento hoy?”

“¡Sí! ¡Hoy como nunca me he entregado a la práctica de esgrima!”

“Wow, ¿en serio? ¡Eso es genial!”

“Jeje.”

“No vas a ser un maestro de la espada… Blake”.

“¡Ancia, puedo atraparte un dragón si quieres!”

“¡No puedes hacer nada tan peligroso!”

“No es peligroso para nada”.

Blake faroleó frente a Ancia.

Tenstheon miró a su hijo con cara satisfecha. Pero la expresión no duró mucho.

“Oh, la gente vendrá pronto para probar el vestuario”.

“¿No puedes enviarlos en grupos tan pequeños como solías hacerlo?”

“¿Por qué? ¿Tampoco te gusta la prueba del vestuario?”

“No, me da vergüenza ver a tanta gente mirándome”.

“El guardarropa tiene mucho personal. Aún así, será conveniente porque puedes conseguir tus zapatos y accesorios al mismo tiempo”.

“Quiero estar a solas con Ancia”.

“Demasiada gente, me da vergüenza”. Cuando vio a Blake actuando tímido y actuando lindo con Ancia, apareció un signo de interrogación en el rostro de Tenstheon.

“Edon”.

“Si su Majestad.”

“¿El Príncipe Heredero siempre es así?”

“¿De qué está hablando?”

Edon estaba desconcertado, incapaz de comprender el significado de la pregunta.

“¿No quería Blake parecer un adulto frente a Ancia?”

“Sí, así es. ¿No es su Alteza tan madura para su edad? Entonces él quiere verse más maduro”.

“¿Pero, cómo puede hacer eso?”

Tenstheon miró a Blake, que seguía actuando lindo con Ancia. Sólo entonces, Edon entendió el significado de las palabras del Emperador y se echó a reír.

“Está haciendo eso para verse mejor”.

“Siempre se verá como un niño”.

“¿Pero a ella le gusta el lado lindo del Príncipe Heredero? Es por eso que él está apelando a su yo maduro, pero todavía actúa así de vez en cuando”.

“No estoy seguro.”

“Ja, ja. ¿No es eso de lo que se trata el amor?”

Anterior Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: