Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capítulo 61 MELEDUMPH

¿Porque tenía que ser una novela R-18? (7)

“Veamos esto”.

Nos tomamos de la mano firmemente.

En ese momento estalló un fuerte ruido, los fuegos artificiales relampaguearon en la ventana del ático.

“Hermoso.”

“Sí, es muy hermoso”.

Asentí con la cabeza, mirando los fuegos artificiales, luego sus suaves labios tocaron mis mejillas.

Blake rápidamente volvió su encantadora cabeza con la cara y las orejas enrojecidas.

Me di cuenta de la situación un poco tarde.

“…Beso.”

Blake me besó.

Él susurró

“Ancia, te amo”.

Pero su voz no se escuchó con claridad debido a los fuegos artificiales. Aunque pude escucharlo.

“¿Qué?”

Fingí no escuchar sus palabras.

Quería burlarme un poco de él.

“…Te quiero.”

“No puedo oírte”.

“Te quiero…”

“Tienes que hablar un poco mas alto”.

Su rostro gradualmente se volvió aún más rojo.

Supongo que debería dejar de molestarlo ahora.

“Te amo, Ancia”.

Blake era tímido pero hablaba con sinceridad.

Ya no pude burlarme más de él cuando vi sus ojos.

“Yo también, estoy feliz de haberte conocido, Blake”.

Me alegro de haber venido a este mundo. Porque pude conocerlo. Y eso es suficiente para mí.

Miramos los fuegos artificiales durante mucho tiempo y nos quedamos dormidos con las manos entrelazadas.

***

Tuve un sueño. Blake y yo caminábamos juntos por un bosque. El cabello de Blake brillaba a la luz de la luna, su nariz afilada, la línea de la mandíbula, y la piel pura era visible sin la maldición, se había convertido en un hombre maravilloso.

Quería mirar más de cerca su rostro pero me sentí avergonzada por alguna razón.

“…Mírame.”

“…”

“Venga.”

Giró mi cabeza hacia él.

***

Cuando desperté, tenía los ojos húmedos. En mi sueño, Blake se convirtió en un joven maravilloso sin la maldición. Su cabello era negro, pero tenía la misma cara que Blake.

Las maldiciones que cubrían la mitad de su rostro habían desaparecido.

“Blake…”

“¿Eh?”

“Blake, las maldiciones se han ido”.

“¿Qué?”

Blake luego revisó sus manos. También se tocó la cara para comprobarlo de nuevo.

“Se fueron…”

“¡Sí, se han ido, ya no tienes nada!”

Se miró en la ventana y reafirmó la desaparición de la maldición.

“Realmente no están. ¿Lo vi mal?

“¡Espera! Conseguiré un espejo”.

Cuando me levanté, Blake me abrazó.

“Blake…”

“Ancia, yo… yo… la maldición… ¡ah! La maldición se ha ido”.

Rompió a llorar.

Blake lloró mucho, aunque nunca lo había visto llorar tanto, eran lágrimas de alegría.

Abracé a Blake en respuesta también.

“Así es. Finalmente se quitó”.

“¡Ahh! A-ancia… yo… viviré…”

Pensé que sabía lo que pensaba Blake mejor que nadie. ¿Qué tan difícil fue para él? Me sentí tan mal que rompí a llorar con él.

“Yo… puedo quedarme con Ancia… ¡Me quedaré contigo por mucho tiempo… para siempre!”

Se regocijó de poder estar conmigo porque estaba curado.

No quería dejar a Blake atrás. Fui tan egoísta.

“Así es, estaremos juntos para siempre. Nunca nos separaremos”.

Nos abrazamos y lloramos durante un buen rato.

***

Sorprendida por el grito en el ático, Melissa abrió la puerta.

Ancia y Blake se abrazaban mientras lloraban.

“¿Qué pasó?”

El corazón de Melissa se hundió, anoche pudo ir a ver el Festival de la Luz con Hans gracias a la consideración de Ancia.

Ha pasado un año desde que empezaron a salir, pero era la primera vez que tenían una cita fuera del Palacio.

“Hans, espera un minuto, escucha esa canción”.

“Es una canción sobre Su Alteza el Príncipe. La letra trata sobre una niña enviada por la Diosa para quitar la maldición del Príncipe “.

No fue sólo eso.

El periódico también se llenó con la misma historia.

“Espero que la maldición realmente se retire”.

“Así será. Su Alteza es la Heredera de la Luz. Algo bueno sucederá “.

Los dos rezaron para que la maldición de Blake se pudiera quitar, cuando los fuegos artificiales se dispararon en el cielo.

Fuera del Palacio, su conversación fue sólo sobre el Príncipe Heredero y la Princesa Heredera.

Melissa y Hans regresaron al Palacio, y se enteraron tardíamente del incidente de Frank.

Se arrepintieron de haber salido, pero Melissa se sintió aliviada al verlos a los dos dormidos uno al lado del otro tranquilamente.

Entonces, de repente, escuchó un grito en la habitación.

Melissa estaba tratando de ver qué estaba pasando, pero cuando vio la cara de Blake, no pudo hablar.

El rostro de Blake está impecable. La maldición se fue.

Se retiró la maldición.

“¡¿Qué hago?!”

“¡Hans!”

Melissa, que los veía llorando, llamó a Hans, que corrió hacia ella asombrado.

Hans pronto abrió mucho los ojos.

“Su Alteza, la maldición…”

“Sí, se fue”.

Melissa sonrió y tiró de las manos de Hans.

“Salgamos de aquí Hans, démosles tiempo”.

***

Tenstheon, después de escuchar que la maldición de Blake se había ido, llegó corriendo al Palacio de inmediato.

“¡Blake!”

Agarró la cara de Blake con sus manos.

“¡Ah!”

Aunque las mejillas de Blake estaban presionadas, Tenstheon aún inspeccionaba su rostro con cuidado.

“Realmente… funcionó”.

“La maldición se había ido”.

“Sí, she quitoh, así que Shu Mwajestahs, eshto esh un pocoh”. (Sí, se quitó, así que Su Majestad, esto es un poco).

Blake, cuyo rostro estaba presionado a ambos lados, habló con una pronunciación descuidada.

Trató de alejarse del alcance de su padre, pero Tenstheon lo sostuvo con más fuerza.

“¿Cómo está el dolor? ¿Estás bien?”

“Está bien… Su Majestad, estoy sin aliento”.

“Oh lo siento.”

“Ancia, has quitado la maldición de Blake. Muchas gracias.”

Él le estrechó la mano.

“¡Su Majestad tiene razón! ¡Ancia quitó la maldición!

Blake también tomó mi otra mano.

La Maldición de la Diosa se había ido.

¿Es esto real? Quizás esto no es más que un sueño.

El calor que sentí en mis manos me hizo darme cuenta de que esto no era un sueño.

“Gracias, Ancia”.

Tenstheon y Blake continuamente me daban las gracias.

También estoy muy agradecida de que se haya quitado la maldición.

***

Richard logró entrar a la prisión sobornando a un guardia.

“¡Todo es culpa tuya! ¡Deberías haber detenido a Frank cuando intentó beber! ”

El Duque de Cassil gritó tan pronto como vio a Richard.

Si hubiera objetos alrededor, definitivamente se los arrojaría.

Fue Frank quien provocó el incidente en el salón de baile.

Pero Arnold Cassil siguió culpando a Richard incluso en prisión. Richard inclinó la cabeza sin dar ninguna excusa.

“Lo siento, no esperaba que eso sucediera”.

Esto era claramente lo que había planeado. Por lo que se sintió un poco menos injusto.

A pesar de las protestas, el Emperador aún visitaba el Palacio del Príncipe Heredero. A medida que los rumores se difundieron rápidamente diciendo que la maldición se quitaría, Arnold Cassil estaba ansioso.

Pero Frank no lo creía así.

“¿Por qué te preocupas por ese niño moribundo? Al final, la hija mayor de Bellacian será mía”.

Anterior Novelas Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (5)

Adiós a mis hijos escenas +18 😫😫😫

Responder

Que alegría que la maldición haya desaparecido, pasó muy de repente, era difícil de creer xd Gracias por traducir.

Responder

Estoy muy feliz de que se haya ido la maldicion pero no puedo evitar de pensar que se me fue el delicioso jajaja noooo adios escenas +18

Responder

Estoy muy feliiiizzz!!! Hahaha lloré. :’)

Pero porque dice que su cabello se volvió negro? En la portada de adulto sale con cabello plateado :/
Im confiushion. ._.’

Responder

te respondo a lo Dory de Buscando a Nemo “sigue leyendooo sigue leyendooo” es lioso pero lo del pelo de Blake lo explican más adelante 😉

Responder
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: