La villana voltea el reloj de arena, Parte VI

Había una desconocida superstición de que si un hombre siempre llevaba el pañuelo dado de una hija o esposa por primera vez, él sería capaz de vivir mucho tiempo sin una enfermedad. El Conde aún no había recibido un pañuelo como regalo de Mielle, por lo que si Aria le regalaba uno, tendría que llevarlo toda su vida. Aunque Aria no era hija biológica del Conde, la verdad era que aún así era una hija.

Por lo que recordaba, era en el tiempo que Mielle tenía 15 años que le obsequio un pañuelo bordado al Conde. Le tomó mucho tiempo aprender el bordado, porque sus manos eran inesperadamente lentas, y Mielle era una perfeccionista, así que tomó más tiempo para ella lograr un nivel de bordado para su satisfacción.

‘Por lo tanto, incluso si ella comienza ahora, aún le llevaría mucho tiempo.’

No sólo eso, Aria tenía una maestra confiable llamada Sarah a su lado. Si las cosas no salen bien, recurriría a pedirle a Sara hacer uno en su lugar.

Dado que sus habilidades de bordado aún no se conocían en el mundo, sería excelente para dar el primero. Si ella fuera a dar tan significante pañuelo, podría ser que Mielle sería incapaz de regalarle a el Conde para el resto de su vida ya que siempre se compararía con el otro.

***

Aria no le dijo a nadie el hecho de que estaba aprendiendo a bordar por Sarah.

Ella también había pedido a su maestra, Sarah, que lo mantuviera en secreto. Si alguien fuera a averiguarlo, naturalmente, iría a oídos de Mielle, y ella, a su vez, podría comenzar a aprender a bordar.

No importa qué tan desastroso fuera el bordado de Mielle, no sería ideal si ambas comenzaban a aprender al mismo tiempo. No sólo eso, si el Conde sabía que Mielle había empezado a aprender a bordar, también existía la posibilidad de que no aceptara el pañuelo de Aria. Era natural que un padre preferiría recibir el pañuelo de su hija biológica sobre uno de una hija que había aparecido de repente una noche.

Afortunadamente, la única persona que frecuentaba el cuarto de Aria era Jessie, y como no había mucho que hacer para que Aria necesitara llamar a sus criadas, había una baja probabilidad de que la descubrieran. Mielle sólo asignaría una criada suya a Aria cuando cumpliera quince, por lo que Aria tenía un poco de tiempo libre para ella.

A partir de entonces, Aria comenzó a practicar su bordado en su tiempo libre. Ya sea que también fuera un regalo dado por Dios, junto con su reencarnación, fue capaz pronto de crear un bonito bordado, aunque no al nivel de Sarah. Incluso se admiraba a sí misma por ser capaz de hacer mucho con esas lindas, pequeños manos.

En solo unos pocos días, Aria fue capaz de hacer un pañuelo bordado con un lindo conejo, y se lo presentó a Sara, como un regalo. Sarah, sosteniendo el pañuelo, se conmovió tanto que incluso se sonrojó.

-“Ahora, no deberías tener problemas para bordar el escudo familiar.”
-“¿De verdad? Entonces, ¿sería posible para que me ayudes, maestra? Quiero observar y seguirte.”

-“Por supuesto. Entonces, ¿deberíamos posponer la clase y hacer algo de bordado?”

Aria saco la seda de alta calidad que había recibido de la Condesa. Lo había mantenido en secreto a todos, pero le había informado en secreto a su madre. Al oír este sorprendente plan de de una niña de catorce años de edad, los ojos de la condesa brillaban mientras sonreía en apoyo.

-“Por supuesto! Haz tanto como gustes. ¡Esa es una gran idea!”

Ella estaba satisfecha con su posición actual, pero incluso entonces, ella continuó trabajando duro para guiar a Aria. Su madre no daba un apoyo activo ya que ella no pedía mucho, pero la Condesa le ayudaba cuando lo necesitaba. Eso era al menos un punto agradable sobre ella.

-“Esta es muy buena seda.”

-“Es para un pañuelo que haré haciendo para mi padre.”

¡Que adorable! Sarah fue asaltada por el impulso de acariciar la cabeza de Aria cuando la vio sonrojarse mientras respondía. Cuando Aria se dio cuenta de que la mano de Sarah se había detenido en el aire, sonrió, diciendo: “Maestra, por favor, acaricia mi cabeza y elogiame,” y esa gracia provocó a Sarah a acariciar con cuidado la cabeza.

La cara de Sarah daba entender que ella estaba siendo muy irrespetuosa, pero Aria tenia cariño por Sarah era más amorosa y cuidadosa con ella. Agradeciendo que ella todavía era una niña, continuó frotando su cabeza bajo las manos de Sarah. Esperaba que Sarah continuara amándola como a un niño durante mucho tiempo.

***

No pasó mucho tiempo antes de que ella fuese capaz de coser un escudo familiar pequeño en la esquina del pañuelo, y eso era debido al hecho de que tenía una buena maestra. Sarah ayudó a ajustar y modificar las partes difíciles del proceso.

El pañuelo negro bordado con un lirio plateado, simbolizaba el escudo de la familia, fue tan bien hecho que habría sido vendido a un alto precio en el mercado. Aria dobló el pañuelo terminado, lo guardó en un cajón, y le pidió ayuda a Sarah, diciendo que iba a bordar otro.

-“¿Que forma?”

-“Una rosa.”

-“¿Una rosa …?”

Una rosa era el sello del Duque de Frederick. Con pétalos de oro, era también el símbolo del linaje directo a la familia real.

Aria sacó un pañuelo rojo e hilo de oro. Un poco preocupada después de ver a Aria com una sonrisa brillante mientras se los entregaba a ella, Sarah preguntó, “¿Sabes el significado de las rosas de oro?”

-“Sí. Son el escudo del Duque de Frederick.”

Y su heredero sería el amor no correspondido de Mielle en el futuro.

En el pasado, los dos habían conectado. Aria repaso sus recuerdos, pero no pudo llegar a la respuesta. Recordó que se habían comprometido, pero no podía recordar si se habían casado. El propósito de Aria era dar el pañuelo al sucesor del duque actual antes que Mielle, un pañuelo con el escudo de su familia.

Si él no lo aceptaría, no habría ninguna razón para preguntarse por qué. Debido a que el objetivo no era si aceptaba o no, sino más bien, el acto de darle a él. Era lo que Mielle había hecho en el pasado.

Ella sabía muy bien que a él no le gustaría a causa de un pañuelo. El pañuelo simplemente actuaría como un catalizador. Podría parecer como un acto insignificante, pero definitivamente abriría la puerta para el diálogo. En general, Aria tenía mayores habilidades que su bordado, así que era un método de crear una oportunidad para ella.

Sarah dudaba en responder a la respuesta alegre y sencilla de Aria. Aunque la rosa de Frederick en sí era de uso frecuente debido a su belleza y como un acto de respeto a su autoridad, la situación cambiaría para una joven aristocrática soltera.

Eso no fue sólo por el pañuelo. Además, la hermana menor de Aria, Mielle, podría tener vínculos con el sucesor. Ella tenía que ser más cuidadosa del comportamiento de Aria que cualquier otra persona.

Por supuesto, sería dado que Aria estaría atrapada en el chisme, aunque no haya sido intencionado. Actualmente Aria ya era alguien que era objeto de malos rumores sin fundamento. Si Aria le daba al sucesor el pañuelo bordado con una rosa, seguramente sería abrumada por el chisme, hasta el punto de que no sería capaz de salir.

‘Ella es una niña demasiado bonita y amable para eso …’

Sarah pensó que se le iba a romper el corazón y tendría noches de insomnio si fuera a ver a una niña brillante y bonita estar sujetos a tal sufrimiento.

Cuando la conoció, Sarah había pensado que Aria se convertiría en una gran joven dama que se deslizaría a través de la sociedad con gran influencia, pero ahora, las cosas eran diferentes. No podía imaginar que una niña tan inocente y amable sobreviviera en una aterradora, espantosa guarida.

Sarah agarró las manos de Aria, y esos brillantes, ojos puros alzaron la vista hacia Sarah. Fue muy surrealista pensar que unos ojos tan puros podrían pasar por grandes dificultades a manos de la sucia, la sociedad llena de mugre.

La villana retrocede el reloj de arena, Parte V

-“Pero, no conozco demasiadas personas. Soy un joven poco …”

-“No te preocupes. Estoy segura de que a todas mis conocidas les gustara la señorita Aria. También te será de gran ayuda.”

-“Profesora…”

Aria, que no termino su discurso, abrazó de repente la cintura de Sara. Dado que todavía era pequeña, su rostro estaba enterrado en el vientre de Sarah mientras regresaba su secreción nasal, haciendo que Sarah lentamente acariciara su espalda debido a cómo se veía lamentable.

‘¿Qué pecado podría una niña que ni siquiera había florecido cometer? ‘

No había pasado mucho tiempo desde que las clases habían comenzado, pero la preocupación constante y continua comparación entre Mielle y Aria había llevado inconscientemente a tener un poco de rabia a Sarah.

No era como Aria pidiera nacer de bajo estatus. Era lamentable que ese juicio la podría seguía como una cola. Era demasiado dolor para una niña agradable para soportar. Por eso Sarah había traído a colación el tema, para complacer a Aria.

-“¿Cómo es la hora de comer en estos días? ¿Estás haciendo lo que te he enseñado?”

-“¡Por supuesto! ¡Es todo gracias a la maestra Sara!” Aria levantó la cabeza como si no hubiera tenido problemas nasales y respondió con una sonrisa brillante.

Mirando hacia abajo en el Aria, que estaba excitada anticipando la cena, causo que Sarah estallara en risas.

Pensando en la cena de la noche anterior, Aria sonrió.

Aria lo que más odiaba eran las verduras. Ella no encontramos la textura agradable porque estaban aguadas cocinadas, pero incluso las verduras crudas no sabían bien. Las verduras eran un elemento básico para la gente común, por lo que ella las había comido todos los días al punto de la náusea antes de entrar a la familia del Conde. Por lo tanto, cada vez que una ensalada o verduras variadas le eran presentadas, no los comía. En cambio, hacía un desorden increíble en el plato, convirtiendo todo a no comestible.

Inicialmente, las criadas le llevaban platos nuevos, pero cada vez, ella gritaba que no quería comer, y ya no tocaron su plato más.

Como resultado, ella siempre había sido un invitado no deseado en la cena, curo propósito era mejorar la armonía y las relaciones familiares. Por lo tanto, todo el mundo se rindió con sus modales en la mesa y se burlaban de ella, incluyendo su madre.

Sin embargo, tal Aria comenzó a comer tranquilamente su ensalada. No estaba mal comer la ensalada con el aderezo. A pesar de que no era bueno, no sintió necesidad de causar un alboroto a causa por ella.

Al principio, nadie se dio cuenta. La comida delante de Aria siempre había sido tan desordenada que nadie quería mirarla.

Las primeras en notar el cambio en sus modales en la mesa eran las criadas, porque limpiaban la vajilla de Aria, después el Conde, y finalmente, su madre.

-“Oh! ¿Cuándo aprendiste estos modales en la mesa, Aria?”

-“La maestra Sarah me enseñó.”

-“¡Oh Dios mío!”

Lo que siguió después fue lástima y una disculpa por no haberle asignado adecuadamente el profesor adecuado después de presenciar cómo sus modales y comportamiento había cambiado.

Por supuesto, cuando ella había entrado primero a la familia del Conde, se le había sido asignado un tutor personal, pero ella no había sido capaz de aprender las reglas básicas de etiqueta entonces, porque era demasiado difícil y aburrido el estudio para una niña quien había corrido y jugado en la calle durante toda su vida. Recordando eso, el Conde y su esposa comenzaron a culpar de todo eso al tutor sin talento.

Y eso fue precisamente lo que Aria deseaba. No era sólo para mostrar que sus antecedentes no eran la razón de por qué no había sido capaz de aprender, sino para mostrar que mientras le enseñaran correctamente, ella era capaz de mantenerse al día con ellos.

‘El hecho de que Mielle era más destacada que las personas de su generación y estatus se debía a que había aprendido primero. Estoy segura de que puedo hacer eso también ‘.

El cambio en el comportamiento de Aria había traído una gran alegría al Conde, y declaró que la ayudaría activamente a aprender lo que quisiera. Lo que le causaba más alivio fue que incluso Mielle se había quejado sarcásticamente sobre eso también.

-“Yo solía pensar que hacían a propósito sucia la comida de hermana Aria”.

-“Mielle … ¿No me digas que alguien me odia tanto como para pensar que jugarían una mala pasada con mi propia comida? Aunque he sido arrogante … No esperaba que iba a ser odiada.”

Al contrario de lo que pensaba, Mielle alargó la mano hacia Aria, que le pregunto len lagrimas. Era muy agradable verla negar que no lo era. ‘¿Cuánto la estaría insultando Mielle en este momento?’

Soportando el deseo de reír, Aria dijo con una cara lamentable. “Si es así, es realmente un alivio. Pero si tuviera que pensar un poco, se entendería que a menos que fuera un mago, sería imposible hacer que perfectos los alimentos fueran un lío, ¿verdad? Es porque eras demasiado joven que no podía pensar tan delante “.

(Traductor aquí; no tengo idea de que quiere decir con eso)

-“… Es .. que era una broma, hermana.”
-“Ah, ya veo …? Lo siento, Mielle, para molestarme sin darme cuenta de que era una ligera broma.”

Ver a Aria sonreír torpemente fue suficiente para despertar la compasión de los demás. Debe haber herido sus sentimientos, pero su disculpa era suficiente para mover el corazón de hierro del Conde.

El Conde, que puso lentamente su tenedor en la mesa de comedor, mostró una expresión endurecida a Mielle, que nunca había mostrado antes. Era la expresión que siempre se dirigía a Aria. En el pasado, siempre había sido el trabajo de Mielle, la gran escritora, que recibía el afecto de su padre, mientras que Aria, que siempre había sido tratada como un visitante, se mantenía lastimosamente sola.

-“Mielle, asegúrate de pensar una vez más antes de hablar. ¿No ves que le has hecho daño a tu hermana? Me daría vergüenza si alguien fuera a ver esto”.

-“Lo siento … padre. Y hermana Aria …”

Al recordar la cara distorsionada de Mielle, le trajo una sonrisa.

Para empezar, para Aria, que había vivido por más de veinte años, era bastante fácil hacer frente a Mielle a los trece años de edad. No estaba segura de si hubiera sido el mismo caso si hubieran sido de la misma edad, pero encontró a Mielle en su edad actual nada especial. Había pensado Mielle era un genio, pero no era más que una niña noble, que había recibido su educación un poco antes.

‘Por supuesto, al avanzar el tiempo, muchas cosas van a cambiar.’

Estaba bien ahora porque Mielle todavía era joven, pero era seguro de que pronto comenzaría a atormentar a Aria sin ninguna duda, cuando se hiciera mayor. Ya había una brecha bastante grande entre Mielle y Aria, que nació dé un padre que no conocía y una madre prostituta. Por lo tanto, era fundamental que se preparara meticulosamente para eso, no sea que su condenado destino se repitiera.

Esos fueron los pasos que se establecieron para el futuro que aún Aria no los dudaba. No importa lo mucho que se esforzó, no pudo superar a la hija biológica del Conde.

‘Pero, tengo el poder especial con el queme doto Dios.’

Era que conocía el futuro; cuál burguesa tomaría el poder en el futuro; lo que sucedería con el negocio de comercio de su padre; incluso más allá de eso, que sería negocio próspero. Y no había nadie que pudiera vencer a Aria, que lo sabía todo.

Por lo tanto, con el fin de lograr que la gran meta, necesitaba dar un paso a la vez. No importaba cuánto sabía sobre el futuro, no había manera de que la posición de la hija de una prostituta, que tratara de elevar su estatus, de repente lo lograra. Por esa razón, Aria decidió tomar la cosa más pequeña  primero.

-“Maestra, tengo algo que quiero aprender de ti.”

-“¿Qué podría ser?”
-“Quiero aprender sobre bordado.”
El bordado era algo muy trivial.

Sarah era muy famosa por crear bordado muy bonito que se veía casi como si fuera una cosa real. No, era algo que le haría famosa en el futuro. La razón por la que había ganado el interés del Marqués Vincent había sido precisamente su hermoso pañuelo bordado.

Aria misma era inherentemente hermosa, así que no era como si estuviera tratando de capturar el corazón de un hombre como Sarah lo hizo con su bordado. Fue porque pensó en regalar algo al Conde una vez que regresara de un viaje. El acto podría parecer trivial, pero contenía un significado más profundo. Tanto que causaría a Mielle a humear de cólera y sacaría lágrimas de los ojos.

La villana retrocede el reloj de arena, Parte IV

En ese momento, ella no admitía que había sido abandonada, y se centraba sólo en mejorar su aspecto, pero ahora, teniendo la oportunidad de reiniciar su vida, se dio cuenta de que no podía permitírselo. Nada era tan estúpido como atesorar una apariencia que se podía marchitar como un activo de toda la vida.

-“Mucho gusto, señorita Aria. Soy Sarah, de la familia del vizconde Loren.”
La nuevo tutora en casa, que parecía alrededor de diecisiete años de edad, hizo una reverencia para saludar cortésmente.

Era bonita, pero ella era una chica normal sin ninguna característica especial única. Sólo había una razón de por qué había elegido a Sarah que nunca había enseñado a nadie antes, mientras rechazaba a todos los demás de grandes habilidades.

Ello se debía a que la humilde, única hija del vizconde mas tarde cautivaría el corazón del Marqués Vincent y se convertiría en su esposa. Con la excepción del Duque de Frederick, que formaba parte de la línea de sangre de la familia real, que era seguro decir que la familia del Marques Vincent estaba en el pináculo del poder entre los aristócratas, y Sarah se convirtió en la dueña de tan gran familia.

Era difícil forjar relaciones con aquellos que han tenido autoridad desde el principio. ¿En ese caso, no sería ideal convertirse en amiga de alguien que más tarde tomaría esa autoridad?

Después de pensar en varias figuras clave en una lista que había hecho, se había decidido a poner a Sarah de su lado, porque era la más accesible de esa lista, como su tutora. La niña inocente, aún sin mancha, parecía tan fácil de manejar como un cordero que pronto sería llevado al altar manchado de sangre para el sacrificio.

Aria, haciendo caso omiso de la etiqueta normal, corrió hacia Sarah y abrazó a su cintura. Esta era el más honorable bienvenida que Aria que acababa de convertirse en una noble podría proporcionar. Todo fue muy inesperado, lo que provocó que los ojos de Sarah se ensancharan, pero ella no mostró su sorpresa con exageración.

Aria abrazó a Sarah y levantó la cabeza para mirarla a los ojos.

-“¡Es tan agradable conocerte!” dijo Aria, sonriendo como una niña. Sarah sonrió a la aparición de inocencia, posiblemente debido al hecho de que Aria era un niña en el exterior, pero por dentro no lo era.

La Condesa, siendo testigo de esta escena, se disculpó mientras separaba a Aria.

-“Ella no sabe cómo comportarse por el momento, así que por favor entiéndala, Señorita Sarah.”

-“Esta bien. Por favor, no se preocupe.”

-“Por favor, cuide de Aria.”

A Sarah le gustan los niños. A diferencia de otras mujeres de la aristocracia que no quieren tener mas el embarazo una vez que nace un niño, le gustaba dar a luz cada año. Sarah cree que la fertilidad era el deber de la nobleza, y que todos los niños que nacieran necesitaban ser criados con amor. Por lo tanto, ella no reprendió a Aria, quien no pudo demostrar ninguna etiqueta, pero la trató con afecto.

Después de que la Condesa salió, los dos se sentaron cara a cara con la mesa entre ellas y hablaron de las futuras clases.

-“Es un honor ser capaz de enseñar a la señorita Aria. ¿Qué le gustaría aprender más?”

A la pregunta de Sarah, Aria ladeó la cabeza, parpadeando sus largas y  hermosas pestañas. Después de ponderar por un momento, ella jugueteo con sus dedos mientras sus mejillas se enrojecían. El aspecto como de melocotón causó que las mejillas de Sarah también enrojecieran.

-“¡Las formas de sentarse, caminar y comer … Todos ellas! Si tuviera que preguntarse por qué, yo diría que quiero llegar a ser una persona muy elegante como mi hermana, Mielle.”

A pesar de que estaba deprimida en el interior, pretendía ser muy inocente y elegante en el exterior. Con el fin de hacer frente a una malvada mujer, ella también tenía que hacerse igual.

‘No, debo ser una mujer peor que la malvada mujer; una mujer con una máscara muy gruesa para ocultar mis verdaderos colores.’

Así es como Aria había decidido vivir su nueva vida. Era su promesa de actuar como Mielle, y llevarla hasta el desgraciado final que ella se enfrento en el pasado.

Por las palabras de Aria, Sarah podía pensar en la hermana de Aria de inmediato. Aunque Mielle todavía era joven, tenía una gran reputación por su elegancia y gestos agraciados.

Se dijo que ella comenzó a ser instruida para ser un modelo de las damas de la aristocracia desde el momento en que comenzó a caminar, debido a las características del negocio del Conde que con frecuencia invitaba a nobles extranjeros de alto rango a su mansión. Fue posible porque ella era un estudiante rápida en comparación con sus compañeros. Así que Sarah podía entender la mente de Aria. Tenía un modelo de dama cerca, por lo que era natural que ella quisiera llegar a ser igual que su hermana.

Estaba claro que Aria, con sus encantadores ojos, tendría la ventaja cuando se trata de la apariencia, pero no entre los aristócratas. En el mundo aristocrático, la reputación cambiaba dependiendo de qué tan inteligente o noble era uno.

‘Ella tan sólo tiene catorce años de edad. ¿Cómo podía tener una atmósfera tan diferente a pesar de poseer el mismo cabello y los ojos que su hermana menor, Mielle?’

A pesar de que Aria sólo tenía catorce años de edad, Sarah fue cautivada por la mágica y colorida atmósfera que la rodeaba. Era un activo que no podía ser adquirido solo con esfuerzo. Si Mielle y Aria estuvieran lado da lado, era bastante seguro de que los ojos de la gente, naturalmente, irían hacia Aria.

Todavía era joven, y si fuera a mejorar y perfeccionar sus modales y sofisticación antes de su debut en el mundo social, era seguro que iba a convertirse en una figura muy influyente, una que dominaría la sociedad.

Sarah comenzó a sentir que era un gran honor ser capaz de enseñar a una niña tan pequeña, hasta el punto de que se sentía agradecido de qué Aria la eligiera. Tanto Aria como Sarah tenían pensamientos similares.

-“A pesar de que puede tomar un tiempo, voy a hacerlo lo mejor posible.”

-“Si es así, vamos a vernos durante mucho, mucho tiempo. Estoy tan contenta.”

‘Espero verte por un largo tiempo, futura marquesa.’

Aria sonrió inocentemente. Ella sentía que se le había dado una evaluación generosa al ver la sonrisa de Sarah. No era un mal comienzo.

***

Aria fue capaz de asimilar rápidamente las enseñanzas de Sarah. Las había visto cientos o miles de veces ya a través de varias personas en el pasado, por lo que no tenía problemas para aprenderlas. En un momento dado, incluso había tratado de imitar los gestos de Mielle en secreto, por lo que hubiera sido aún mas extraño que ella no fuera capaz de aprender totalmente algo que había visto y oído miles de veces.

Sin embargo, esa verdad sólo la conocía ella misma, por lo que parecía que era una niña que estaba aprendiendo todo ello en un tiempo muy corto.

Sentándose con gracia, como una mariposa, Sarah dio a Aria una ronda incesante de aplausos. Si pudiera, le gustaría felicitarla inmediatamente.

-“Si continúa progresando a este ritmo, creo que usted será capaz de aprender todos los preceptos básicos de la etiqueta para el final del año.”

-“Eso es demasiado, maestra”.

Aria había empezado a llamar a Sarah por maestra. Aunque Aria no tenía que llamarla de esa manera dado que Sarah era de categoría inferior y carecía de experiencia en la enseñanza, Aria, ocultando sus mas internos pensamientos, había exclamado que iba a llamarla maestra porque Sarah estaba siendo enseñada por Sarah.

Su buen carácter y amable personalidad fueron capaz de ganar rápidamente el corazón de Sarah. De hecho, a pesar de que no era una dura trabajadora, aprendió las reglas de etiqueta que Sarah le había enseñado para la clase siguiente perfectamente, y eso hizo pensar en Sarah que Aira era muy trabajadora.

‘La pobre señorita Aria.’

Para ser honesta, los rumores que circulan alrededor de Aria no eran tan buenos. Antes de conocer a Aria, ella también había oído los rumores y  pensaba a la ligera que los rumores podrían ser verdad. Pero ahora, se sentía avergonzada por pensar de esa manera.

Los malos rumores se basan en el hecho de que ella era la hija de una prostituta. Sarah empezó a pensar que quería, al menos, ayudar a limpiar primero la pizarra de Aria.

Aunque Aria carecía de las habilidades sociales y no se destacaba en comparación con las otras damas de la aristocracia, Sarah quería hacer lo que pudiera para ayudar, ya que los rumores eran demasiado espantosos y aterradores para una joven.

-“Señorita, ya que has aprendido todos los preceptos básicos de la etiqueta, ¿por qué no tratas de participar en una fiesta de té?”

-“Una fiesta de té?”

-“Sí, es una oportunidad para ampliar sus relaciones y establecer contactos con otros mientras aprenden nuevas cosas al mismo tiempo.”

La villana voltea el reloj de arena, Parte II

Era la misma madre que había sido envenenada y murió de un ataque al corazón. Ella era una mujer hermosa, elegante que cautivó los corazones de muchos nobles con los labios más rojos que las rosas y un sensual cuerpo. Por supuesto, ella era muy joven y animada y en su forma de reprender a Aria para mantener sus modales en la mesa. Fue el mismo instinto maternal que resonaba dentro de ella desde que tuvo una hija. ¿Acaso Aria pensaba que estaba en un comedor? Un plato de carne con sangre estaba esparcido por todo el plato, mientras que la ensaladera estaba vacía, su contenido por toda la mesa. 

‘No he cometido un acto así desde mi decimosexto cumpleaños, cuando me fui humillada en gran manera.’ 

Aria miró sus manos. Eran muy pequeñas y suaves. No había cicatrices de el momento en que le había lanzado una botella de vidrio a Mielle. 

Esa había sido la primera vez  que había cometido un acto violento contra Mielle, ye había sucedido cuando ella había tenía quince años. En ese momento, la botella llena de agua tenía sido demasiado pesada para una chica tan frágil la tirara con facilidad. Al final, la botella no se dirigió a Mielle, pero a los pies de Aria. A medida que la botella de cristal se hizo añicos, los trozos afilados hirieron la parte superior de los pies y las manos, ocasionando que Aria saliera de la mansión llorando. La principal instigadora de ese incidente había sido Mielle. No, había sido la criada de Mielle que la había hecho daño a sí misma. 

‘No tenía ni idea de que todas aquellas personas eran informantes de Mielle.’ 

La doncella que la había ayudado con los métodos para dañar Mielle, al final había confesado que todos esos incidentes habían sido trazados por la malvada mujer, junto con todos los pecados que había cometido. Por confiar todo a la criada que le había agradado, la ingenua, tonta, hija de una prostituta tuvo un final desgraciado. 

‘No puede ser …’ 

Aria reacciono a la increíble posibilidad de que podría haberse convertido en realidad y miro a su alrededor. Al igual que todo el mundo era pequeño y joven, ella también. 

‘¡Estoy viva!’ 

No era un sueño o una alucinación. El dolor de la lesión que le quedaba de la taza de cristal que había caído confirmaba esto. Ella bajó la mano y tocó su pierna y se encontró que estaba un poco húmeda. Comprobando con sus propios ojos, se encontró con sangre roja. La criada, que estaba limpiando el piso, se dio cuenta, haciendo que su cara se oscureciera mientras se apresuraba a inclinarse. 

“¡¿Aria?!” 

Fue su madre, que estaba sentada a su lado, por lo que Aria se tragó su aliento y puso una expresión de sorpresa. Sus manos temblaban. Tenía los labios resecos, y su rostro desprovisto de vida. 

Una habitación de miradas frustradas estaban dirigidas a ella, que se quedó mirando fijamente sus manos. Pronto, esa niña vulgar alzaría la voz y gritaría. Ese fue el futuro que nadie dudaba qué sucedería. No hubo un toque de simpatía por Aria, en la que todo el mundo ya había perdido la fe. 

Aria cerró los ojos en silencio. Ella pensó un momento en las opciones que se le presentaron. Ella levantó los ojos y enderezó su cara, después de haber decidido lo que haría. 

“Jessie, dame tu pañuelo. Creo que me pude haber herido una pierna, así te pediré que me cures. Lo siento, pero creo que voy a tener que terminar mi comida más tarde.” 

Era una respuesta calmada que traicionado las expectativas de todos de la elección normal de gritos de Aria. Ella tomó el pañuelo de su criada y se limpió la mano, dejando un tono de disculpa por causar una perturbación en la comida. Esa reacción totalmente inesperada de Aria causó a todos que se quedaran sin palabras y congelados. 

Aria, que estaba siendo asistida por Jessie en su habitación, podía sentir a sí misma joven. Conforme iba creciendo, iba cambiando todos los muebles y la decoración de su habitación a artículos de lujo de alta calidad, colgando las joyas que había comprado a su alrededor, como para presumir. 

Aunque su habitación ahora sentía lujosa, no tenía ningún artículo de lujo extra ya que había sido decorada por una inmadura adolescente noble. Miró a su pierna y vio a Jessie vendar la herida. 

Aunque Jessie había estado del lado de Mielle, la había ligeramente desalentado de la serie de delitos que había cometido. Aria recordó cómo le había cortado el pelo y la lengua a Jessie, y quemó su mano derecha en el establo, ya que no le gustaba que se le opusiera. Esa misma Jessie había aparecido aquí totalmente bien mientras vendaba su pierna. 

‘… Fue sólo Jessie. Ella era la única empleada que trató de impedir que hiciera mis malas obras … No debería haberla expulsado´. 

Cuando llego condado, todos los nobles y criadas la habían comparado con Mielle, induciendo los celos en ella. 

‘Estoy segura de qué Aria lo puede hacer mucho mejor! Es cierto que la señorita Mielle utiliza algunos métodos sucios, ¿verdad?’ 

La Aria estúpida e ingenua, sin saberlo, se había unido a las criadas que le decían palabras dulces y que habían sido asignadas por Mielle, y había sido incapaz de superar que los celos y, finalmente, tuvo una muerte sin piedad. 

Sin embargo, ahora era diferente. Una persona que sabía que era una trampa no caía en ella. Por el contrario, la persona podría pagarle el costo de la construcción de esa trampa. 

Y la que había puesto la trampa, era el diablo entre las mujeres malvadas, la que llevaba la máscara de la santa. Fue precisamente su hermanastra, Mielle Roscent. 

‘Nunca te perdonare.’ 

Se había prometido que nunca perdonaría a esa perra aunque su cuerpo fue arrojado a las llamas. 

Quizás fue debido a su retorno al pasado, pero el cansancio se apoderó de ella. Ella quería echarse a descansar inmediatamente. A pesar de que había considerado que todas estas bendiciones podrían disiparse y ser reemplazadas por una pesadilla, no podía superar la fatiga que cayó sobre ella. Rezó para no despertar de este sueño, si eso terminaba siendo la última vez, sería capaz de dormir. Ese fue su último deseo y la esperanza, que venía de alguien que había vivido su vida llena de celos. 

-“Jessie, quiero acostarme en la cama.” 

-“Sí señorita.” 

Jessie la cambió a su pijama y la ayudó a entrar a la cama a descansar. Hasta entonces, había recordado el pasado ligeramente, sobre sus acciones en la mesa, pero en ese momento, era como si hubiera perdido toda su fuerza a otra cosa. 

‘… ¡¿Qué es esto?!’ 

Con la ayuda de Jessie, que había doblado la manta y empezaba a entrar en la cama, pero sintió algo áspero, una sensación extraña, se apresuró a mover su pierna y se levantó de su lugar. Tenía una expresión atónita en su rostro, incapaz de comprender por qué esa suave, sedosa manta podría suscitar esa extraña sensación. 

“Jessie! Date prisa y rápidamente revisa debajo de la manta!” 

Dudando de que Mielle tramara algo contra ella, Jessie siguió las órdenes de Aria. La sorpresa se apoderó de su cara después de que tiró de la manta. Granos de arena se esparcieron por el suelo, y había fragmentos de vidrio entre ellos. La pieza más grande, con forma de X, claramente de un reloj de arena. 

Después de confirmar esto, Jessie a toda prisa se inclinó hasta el suelo y admitió el crimen. 

“Antes de que empezara su comida, yo … yo limpie la cama, pero no fui consciente de que había vidrio esparcido por aquí! Señorita, yo realmente lo siento!” 

Su cuerpo temblaba furiosamente mientras yacía boca abajo en el suelo. Era como si esperara un arrebato de ira a venir hacia ella, tanto más porque continuó admitiendo el crimen con voz alzada. 

Los ojos temblorosos de Aria se volvieron a Jessie por un momento antes de volver al reloj de arena. Ella recogió el reloj de arena rota suavemente con sus manos. Era algo que ella nunca había visto antes, pero se sentía muy familiar, aterrador, y sin embargo precioso. 

‘¡Tal vez!’ Tenía el presentimiento de que no podría haber sido una coincidencia. ‘¡Si! Todo esto es sin duda una señal de Dios. La voluntad de Dios para salvar a una pobre niña que se arrepintió de su torpe pasado después de haber sido engañado como un estupida!’ 

Todo esto fue para liberarla de las garras del mal que la había llevado al abismo! Y debe haber sido con la ayuda de Dios que era capaz de mantener todos sus recuerdos intactos, por lo que la venganza sería posible. 

La Villana Retrocede El reloj de arena Parte I

-“Levanten su cabeza.” 

A la orden de Caín, Aria, cuyo cabello estaba esparcido por el suelo, fue agarrada y mantenida en su lugar. 

El cabello de Aria, que estaba empapado en sangre, fue elevado a él aire por una mano áspera. Aria una vez tuvo una hermosa cabellera, rubia y brillante, ahora estaba en una condición peor que la piel peluda de un cerdo que solo había rodado por el barro.

-“¿Sabes cuál es tu pecado?” 

-“…” 

Caín la cuestionó, pero Aria no tenía la energía para responder. 

Incluso si tenía algo de energía, con su lengua lacerada, era imposible hablar de nuevo. 

Esa lengua blanca, gris, manchada de sal estaba llena con un dolor insoportable, y no le daba la oportunidad de arrepentirse. 

Aria cerró los ojos, lo cual fue difícil debido a la hinchazón de las innumerables heridas que habían sido infligidas sobre ella. Esos ojos una vez habían movido los corazones de muchos hombres, pero ahora, se habían vuelto como los de un pez podrido. 

A pesar de que se sentía traicionada y amargada, no había ningún lugar al que ir, así que  Aria simplemente esperaba a que la Parca reclamara su vida. 

-“Hermano, tengo una última cosa que quiero decirle a Aria.” 

La santa, que había sido víctima de innumerables veces por esa malvada mujer, fue lentamente a la mesa de ejecución. Ella sonrió, implicando que ya había perdonado a Aria, y le dijo que no había sido gravemente herida cuando la empujo por las escaleras, y que estaba bien, incluso después de haber sido envenenada. Todas las personas que se habían reunido en la sala pensaba lo mismo. 

Caín sacudió la cabeza y dijo: “No” 

-“Tengo que decir esto. Por favor …” 

¿Cómo podía ser tan buena con la chica malvada que había tratado de hacerle daño y matarla? No había nadie que pudiera rechazar su petición llena lágrimas. 

Al cabo de un momento, Caín dio su permiso, y Mielle, como una flor, movió su frágil cuerpo cerca de Aria. Se sentía como si sus hombros estaban siendo aplastados por los suspiros de Caín. 

“Y estas palabras que he contenidos dentro de mí durante todo este tiempo, se reservan para nuestra hermana. Dado que esta podría ser la última vez … Siento que tengo que decirte … Podría ser que he estado esperando este día llegue “. 

Mielle limpió lentamente las lágrimas transparentes pegadas a sus párpados y se arrodilló en el suelo. 

Su acción repentina asustado gran parte de la audiencia, y se precipitó hacia adelante como si quisieran intervenir. Pero, Mielle una señal a los que todo estaba bien y llevó sus labios a la oreja de Aria, como para entregar un final, mensaje sagrado. 

-“Perra estúpida. Juego y engañar junto con mis doncellas … ¿Fue divertido?” 

Los ojos de Aria se abrieron como si fueran a estallar. ella lentamente giro su cabeza hinchada hacia Mielle, que estaba sonriendo. Su sonrisa era pura y hermoso, como una flor. Aria parpadeó rápidamente, incapaz de comprender lo que acababa de oír. Su lengua mutilada le impidió hacer preguntas. 

Mielle leyó su expresión y lo explicó de nuevo, “Las criadas que te dijeron que hicieras todas esas malas acciones, eran todas mis criadas. Era todo para que te retrataran como la perra malvada. Era todo para este momento.” 

-“…!” 

“Te digo esto porque estos son sus últimos momentos. He querido matarte desde el momento en que tu y tu ingenua madre aparecieron, si se pudiera, de la manera más dolorosa posible. La vergüenza de nuestra familia es tal que nadie ni siquiera ha venido a verte. ¿Cómo, te atreves tu, un insecto a arrastrarse aquí sin saber dónde te encuentras? Ja ja ja!” 

Mielle apenas contenía la risa insoportable que brotaba de su boca. 

En ese momento, ella sonrió, como si las lágrimas de Aria le dieran ganas de cantar y bailar. La alegría de Mielle, que nadie más era capaz de ver, apuñalaban en el pecho de Aria como una cuchilla. 

-“Yo había pensado en envenenarte como lo hice con tu madre, pero me abstuve. No es divertido de esa manera, ¿verdad? Entonces, di mi veneno a una criada y la añadía a mi plan. Ah, por supuesto, yo no lo bebí”. 

“Ah ah ah…!” 

Antes de Mielle pudiera terminar, el cuerpo de Aria se espasmo, y se dejó caer al piso. Aria había utilizado toda la fuerza de la que era capaz para moverse, pero sólo había dado lugar a una lucha débil. Todas las venas en sus ojos estallaron, y lágrimas de sangre se deslizaron lentamente por su rostro. 

Mielle termino su discurso y se levantó. Mirando hacia atrás a el área de ejecución, volvió lentamente a su lugar con una expresión triste, lamentable, diciendo: “Fue divertido mientras duró … Pensando en que Aria no estará aquí ya estoy sintiendo un vacío en el interior …” 

La santa que había perdonado a la malvada mujer, enterró su cara en sus santas manos mientras sus hombros se agitaban. Sin embargo, ella había hecho eso para cubrir su cara llenan de alegría. 

“Por favor, no deje que la muerte de la mujer malvada cause dolor a la santa. Que no sé sienta culpable.” 

Todas las personas que se habían reunido allí estaban preocupadas por el estado mental de Mielle. 

Como no había nadie que tuviera algo que decir a Aria, Caín levantó la mano.

Al mismo tiempo, el caballero levantó la espada en el aire. La hoja brillaba con tanta intensidad que parecía que podría cortar a través del hueso con un movimiento. Y la luz llamó la atención de Aria, y ella comenzó a ver a un extraño remanente creado en su mente. Era como si un reloj de arena fuera uno con la luz, haciendo que Aria, que estaba ensangrentada, mirara ese fenómeno por mucho tiempo. 

Como si fuera una cuerda que podría salvar su vida, ella alzó sus dos manos, con espasmos violentos como un pez fuera del agua, pero sus hombros fueron pisando por el caballero. Pronto, Caín bajó la mano, la señal de la ejecución de la malvada mujer. 

Como tal, la espada del caballero bajó, cortando a través del viento y separó la cabeza de su cuerpo en un momento, su vida termina lastimosamente así como así. 

“Ahhh!” El grito de una persona hizo eco mientras la cabeza de Aria rodaba por el suelo, pero sus ojos una vez más cayeron sobre la imagen remanente del reloj de arena. 

‘¿Por qué?’ A pesar de que su cabeza fue cortada, Aria no podía sentir el dolor, ni el dolor, ni tristeza. Todo lo que podía ver era la imagen del reloj de arena mientras la arena caía, ya fuera hacia arriba o hacia abajo, constantemente. ‘Quiero volver. Una vez más … A los viejos tiempos. Quiero empezar todo de nuevo … como ese reloj de arena’. 

Antes de que su cerebro aceptara su muerte, los ojos de Aria se llenaron con el movimiento del reloj de arena, y finalmente, su visión se desvaneció por completo. 

*** 

“A … ¡Aria!” 

¡Crash! 

La copa que Aria había estado sosteniendo cayó al suelo, rompiéndose en muchos pedazos. La criada, que estaba en estado de alerta detrás de ella, se acercó a prisa y comenzó a limpiar el desorden. 

Aria salió de su estado, un tanto distraído y volteó sus ojos hacia la voz que había oído. Allí, mas allá en la larga mesa de mármol, vio la preocupada cara de Mielle sollozando. A pesar de que sus lágrimas caían, era tan elegante y pura como siempre. ‘¿Cómo es que se ha convertido en una niña tan pequeña?!’ Por lo que Aria recordaba, Mielle tenía veintitrés años de edad. Sin embargo, la cifra que estaba viendo delante de ella tenía diez años como máximo. A su lado, Caín, la miraba con los ojos entrecerrados. Parecía tan joven como de diecisiete años de edad. 

Incapaz de comprender la situación o encontrar una manera de hacer frente a esa circunstancia increíble, Aria siguió abriendo y cerrando los ojos. Entonces, oyó una voz fría desde el asiento junto a ella. 

-“Aria, ¿estás bien? Te llamé varias veces, pero no respondes.” 

-“… ¿Madre?” 

La villana retrocede el reloj de arena

La madre de Aria es una prostituta y se casa con un conde, y Aria sube repentinamente a la fama como la hija de la familia Roscent.

 

Aria vive una vida de lujo, pero es asesinada por una conspiración de su hermana, Mielle.

Ella muere en medio de las frías miradas y burlas de los que la observan.

Tan pronto como se ve en un reloj cuya arena esta cayendo, como un sueño, Aria regresa milagrosamente al pasado!

“Quiero ser una persona muy elegante como mi hermana, Mielle.” Para hacer frente a una mujer mala, ella tiene que ser peor que esa mujer malvada.

La historia sobre la venganza completa sobre los que la llevó a la muerte.

Es la nueva forma de vida que escogió Aria.
Una mujer peor de lo que te imaginas, así es como el cuento comienza …

¡Un juego de la venganza meticulosa oculta dentro de la belleza mortal!

Lee esto antes de leer mi traducción de la Villana.

La cultura de la novela coreana es mucho menos indulgente cuando se trata de una fantástica traducción. Retiraré toda esta traducción sin previo aviso y dejaré de traducirla en el momento en que reciba algún tipo de aviso legal, o tenga una buena razón para creer que recibiré un aviso legal, del autor o titular de los derechos de autor de esta serie. Esto es cierto para todos mis proyectos, pero es mucho más probable que le suceda a una popular novela coreana.

No compartas ni cargues esta traducción de ninguna manera o forma. Y, en la medida de lo posible, por favor no discutas públicamente esta traducción ni mencione la participación de IamReadingaBook en esta traducción fuera del sitio web y / o Actualizaciones de Novela.

Me gustaría atraer la menor atención posible a este proyecto.

Ten en cuenta que eliminar este proyecto no obstaculiza mi capacidad personal para disfrutar de esta serie de ninguna manera.  Solo ustedes, los lectores, se verán afectados negativamente si me piden que retire mi traducción. Si deseas seguir leyendo una traducción de este proyecto, comuníqueselo a una madre.

Gracias.

Trailer

Versión original

Capitulo 1

Capitulo 2

Capitulo 3

Capitulo 4

Capitulo 5

Capitulo 6

Bueno alguien mas ya estaba traduciendo la historia y lleva mas capítulos que yo, así que les deje el link, si deja de traducir ya continuare una vez mas.

Traducción al español

Manga en español

Recomendación