Saltar al contenido
I'm Reading A Book

SLHP 031

“Dissociative Fugue.”

Una expresión inglesa salió de la boca del doctor. Lee Bobae rápidamente encendió la aplicación de diccionario de inglés en su teléfono celular para buscar la ortografía, pero el médico amablemente se lo explicó en coreano.

«En Corea, se llama Dunju. Cuando ves dramas o películas, hay momentos en que alguien pierde la memoria y cree que es otra persona, ¿verdad? Esa es esta enfermedad. Es característico vivir con una identidad diferente después de perder tu memoria.»

Estaba bastante aliviada de que hubiera una enfermedad real. Lee Bobae recordó la única fuga disocial que conocía y para la que había investigado previamente sobre la amnesia, y preguntó en detalle.

«¿Es uno de los síntomas afirmar que eres una persona de otro mundo?»

«No soy psiquiatra, así que no puedo darte una respuesta definitiva.»

«Entonces la cura, ¿se acuerda?»

«La mayoría de los pacientes de fuga disocial recuperan su memoria e identidad original con el tiempo. Entonces, perder la memoria de la personalidad anterior también es una característica de la enfermedad. Creo que es mejor observar al paciente Hansaeng por ahora.»

«Entonces el tiempo es la respuesta…»

«Así es como es ahora.»

Bobae le dio fuerza a la mano que sostenía el celular. Estaba tan cansada que le dolían los dedos, pero su cabeza estaba tan complicada que no sentía nada.

En contraste con la seria escucha de Lee Bobae al médico, sus dos hermanos mayores estaban inmersos en sus propios pensamientos.

«Parece que aparecen alucinaciones, pero puede ser porque el cuerpo está débil y el cerebro no está completamente despierto, por lo que es mejor vigilarlo.»

Debía ser frustrante porque no hay nada que el médico pueda hacer de inmediato. Como en un trauma, la condición del paciente y el grado de mejora eran invisibles, por lo que no tenían más remedio que observar el progreso por ahora.

Bobae asintió al doctor y se levantó. Los dos hermanos mayores, que esperaban que terminara la conversación, también se levantaron.

Lee Hansaeng se desmayó después de gritar insultos dobles, dejando en claro que juzgaba a su familia y al personal médico como enemigos. El frágil cuerpo no pudo soportar la emoción.

‘¿Qué pasa si no puede despertarse de nuevo después de todas esas tonterías?’

El doctor dijo que era un síntoma normal, pero ella siguió preocupándose porque lo vio de cerca. Lee Bobae vaciló frente a la habitación del hospital de su tercer hermano.

«¿Quieres verlo durmiendo?»

Lee Haegi abrió la puerta en lugar de Lee Bobae, quien no pudo abrir la puerta. A pesar de que se abrió la puerta cerrada, Lee Bobae no pudo entrar en la habitación del hospital.

Si Lee Hansaeng abriera los ojos al sonido y preguntara: «¿Quién eres?» no estaba segura de lograr contener las lágrimas. Le preocupaba que se desmayara porque estaba emocionado.

«No, gracias. Debe ser agotador y difícil para él si seguimos entrando y saliendo de la habitación del hospital.»

Los tres hermanos salieron del hospital. Después de alejarse del hospital, Lee Gwihan se quitó el prototipo del traje de bloqueo de maná.

Park Mano dijo que podía devolverlo la próxima vez que se encontrara, señalando otra reunión y saliendo primero.

De camino a casa, Lee Bobae se sentó junto al asiento del conductor y miró por la ventana. Las luces de las farolas que pasaban estaban borrosas, y los pensamientos que vinieron a su mente también fueron barridos.

Lee Gwihan se recostó en el asiento trasero y miró al techo. Lee Haegi, quien estaba a cargo de conducir, arrojó una piedra en el silencio helado del lago al hablar.

«¿Qué piensan ustedes dos?»

Bobae cerró la boca con fuerza. Lee Gwihan solo jugueteó con su teléfono celular. Lee Haegi lo tocó de nuevo.

«¿Qué piensas?»»

«Hansaeng es Hansaeng.»

“Tienes mejor vista que nosotros, Hyung. Sabes muchas cosas.”

Lee Haegi preguntó con una expectativa sutil. Lee Gwihan se quejó.

«Tengo mala vista. No sé nada. Destruir, destruir, destruir.»

«Entonces, ¿cómo te enteraste?»

«No lo sé. No creo que me haya reconocido porque no se contuvo.»

«¿Estás cambiando de tema?»

«¡Eso es todo por sus comentarios! Ahora escuchemos al segundo.»

Lee Gwihan evitó responder y dirigió la flecha hacia Lee Haegi. Lee Haegi sostuvo el volante con fuerza y ​​habló lo más rápido posible, como si no pudiera expresar sus sentimientos sobre lo que estaba pensando.

«Lo más probable es la pérdida de memoria, como dijo el médico. Pero se deben considerar otras posibilidades. Por ejemplo… Reencarnación o transmigración. El impacto de la lesión de Hansaeng le recordó los recuerdos de su vida anterior. Bueno, yo diría que es una posibilidad. En cierto modo, ¿es esto también una pérdida de memoria?”

¿Adónde va el alma cuando muere un hombre? Incluso ahora, cuando se produjeron grietas, aparecieron monstruos y la gente se despertó, no se ha revelado nada sobre las consecuencias de la muerte. No se reveló nada en el futuro que Lee Haegi recordaba.

«En un mundo diferente, es lo que pasa cuando entras al cuerpo de otra persona y algo, ¿verdad? El alma de la otra persona en este otro mundo ha poseído el cuerpo de Hansaeng. Esto no es muy bueno.»

Había grietas en este mundo, y los monstruos salían de las grietas. La gente despertó a poderes extraños y la humanidad se volvió dependiente de un fenómeno no identificado llamado sistema. Las personas desaparecidas regresan de otros mundos y en ocasiones adquieren un poder que el sistema ni siquiera tiene, por lo que el sistema realiza parches de emergencia.

Cosas que solo podían verse en las novelas de fantasía que le gustaban a Lee Haegi estaban sucediendo en la realidad. Ya han pasado ocho años. Después de dos años, las montañas y los ríos cambiarían, después de 10 años del día de la grieta.

Dado que la reencarnación también era un escenario de fantasía antes, no se puede negar la posibilidad en este momento. Sin embargo, sólo es una historia cuando se trata de otros.

Esto le sucedió a su familia y a su tercer hermano, y Lee Bobae odió la idea de un libro de fantasía que Haegi mencionó seriamente.

«¿Qué quieres decir con eso, segundo?»

“Significa que el alma de Hansaeng no tomó la iniciativa en el cuerpo, Hyung. Cuando piensas que el auto es el cuerpo físico y yo soy el que conduce, piensa que alguien más está conduciendo este auto. ¿Dónde estaré entonces? No está mal si estoy sentado al lado del conductor o en la parte de atrás. Está bien si estoy dentro de la cajuela. Pero si no me metí en el auto…»

Lee Haegi no pudo terminar la oración correctamente y cerró la boca. Lee Gwihan habló en un tono sencillo.

«Lo encontraré y lo pondré en el auto.»

«Está bien.»

«Votaré por la reencarnación.»

«¿Cuál es la base?»

«La reencarnación de Hansaeng era un futuro fijo, ya que su nombre es Hansaeng.»

(Nota: Hansaeng significa «la vida de uno»)

Lee Gwihan regresó del otro mundo como el único rey demonio mas poderoso y Lee Haegi regresó en el tiempo.

(Nota: Gwihan significa “persona preciosa” y Haegi “el que libera”)

Los labios de Lee Haegi, que habían estado apagados como si se hubiera disfrazado durante todo el juego de palabras interpretado por su nombre, se elevaron.

Por un momento, el ambiente se relajó y la aguda voz de Lee Bobae sonó en el auto.

«¿Están bromeando?»

Lee Bobae, que no pudo soportarlo, dijo bruscamente. No había fin en verlos hablar absurdos.

«¿Qué tiene de malo el nombre que le dieron tus padres? ¿Quieres jugar a este juego con un nombre que mamá y papá obtuvieron de un centro de nombres? ¡Es asunto del tercer hermano! ¡Es asunto de tu hermano pequeño! Estás hablando de novelas y de juegos de palabras y atrapar nubes como si fuera asunto de otra persona.»

La dura crítica de Lee Bobae a sus hermanos le rompió el corazón. No quería desquitarse con su preciosa familia. Cualquiera que sea el estado de la memoria del tercer hermano, sabía que debería estar agradecida solo por abrirle los ojos.

«¡El tercer hermano se despertó y dijo algo raro! ¡Admito que es un escenario muy diferente y extraño de lo que pensamos que es una amnesia ordinaria! Pero no lo es. Hay un punto en el que puedes pasar un asunto serio a una broma.”

Pero Lee Bobae era diferente a sus dos hermanos mayores. No podía ser igual. Le debía la vida a su tercer hermano. Las personas que están endeudadas están más desesperadas y urgentes que las que no están endeudadas. Eso es exactamente lo que ella hizo.

«Está bien estar aliviado de que el tercer hermano se haya despertado, ¡pero hay bromas que se pueden hacer y bromas que no se deben hacer!»

Lee Haegi aceptó en silencio la aguda y sensible reacción de su hermana menor. Sin embargo, solo había una parte en la que quería expresar mi opinión, por lo que abrió la boca.

«Tienes razón. Pero hay algo que voy a decir.»

«¡Qué!»

«El nombre Farsein de Chekiving es tan ridículo.»

Lee Bobae sacó un pañuelo, se sonó la nariz y volvió a sacar la cabeza por la ventana. Era una señal silenciosa de que estaba de acuerdo con su segundo hermano.

Lee Gwihan se rió. Lee Bobae hizo un puchero y parpadeó para contener las lágrimas y finalmente dijo algo.

«Es porque no leyó muchos libros.»

Lee Hansaeng tenía las peores calificaciones en la escuela entre los cuatro hermanos.

 

***

 

Desde el día en que su hermano se despertó, Lee Bobae vino al hospital constantemente, con asistencia perfecta.

«¡Cómo te atreves a encerrarme en un cuerpo que parece que no tiene ni fuerza ni sangre! ¡Qué le pasa a mi cuerpo, sucio mago negro!»

El tercer hermano, que tiene una enfermedad desconocida llamada fuga disociativa, se identificó como Farsein, el único heredero del ducado de Chekiving, que es el único ducado del imperio.

«¡Eres una maldita! ¡Bruja malvada!»

El nombre realmente apesta. El escenario también era pobre.

«¡No te lo perdonaré! ¡Te azotaré 500 veces para desgarrarte y dejar que el carruaje te pase por encima!»

El temperamento era sucio y la boca estaba aún más sucia. Además, era muy ruidoso. El personal médico que pasaba se quejó de que querían amordazarlo, así que siguió insultando.

«¡Cómo te atreves a secuestrarme! ¡Te destruiré! ¡No serán bendecidos por el Santo Padre por generaciones, tontos degradantes! ¡Soy el heredero de Chekiving, Farsein!»

«Oh, pequeño gamberro».

Sorprendentemente, la nueva personalidad del tercer hermano (?) afirmó ser un idiota con su propia boca. Y trató de actuar como un tonto como si estuviera tratando de proteger el cielo y la tierra entre las palabras del hombre. No, solo lo intentó.

Afortunadamente, el intento del granuja fracasó desde el principio. El cuerpo, que había estado acostado durante ocho años, se rebeló contra la voluntad. Fue casi un milagro hacer un alboroto el día que se despertó.

El grado en que Lee Hansaeng podía sostener su cabeza o gritar era limitado. Podía levantar un poco sus miembros, pero era suficiente para molestar al personal al recibir una inyección. Tuvieron que convencerlo de que las agujas no eran drogas malvadas antes de que él las permitiera, tanto como fuera posible.

El primer día, Lee Hansaeng odiaba ferozmente y dudaba del personal médico como si estuviera vengativo de que su cuerpo fuera aplastado y atado. Llegó a la conclusión de que todas las prácticas médicas que se le dieron eran magia negra maligna.

Por supuesto, se negó a hacer la rehabilitación. El médico se sorprendió de que su condición mejorara rápidamente sin rehabilitación.

Fue un milagro dado por Dios mismo, sin contar la pérdida de memoria.

«Es increíble que haya gritado el día que se despertó.»

Lee Bobae producía pociones que se usaban para curar a los humanos, pero tenía poco conocimiento del cuerpo humano y la atención médica. Después del día de la grieta, incluso cuando el gobierno reunió a personas para educarlas en primeros auxilios, ella no pudo ir porque estaba ocupada cuidando al tercer hermano.

Lee Bobae también sabía que era extraño que un humano en estado vegetativo que había estado durmiendo durante ocho años hablara y se volviera loco tan pronto como se despertara.

Pero el hospital lo aceptó inesperadamente. Después del día de la grieta, tenían un pensamiento flexible.

«¡Qué es esto que revolotea frente a mí! ¿Son los restos de la magia negra? ¡Qué es este ruido! ¡Date prisa y cállate! ¡Vamos!»

‘Estoy un poco preocupada por esto.’

Aparte de la pérdida de memoria, Lee Bobae y el hospital estaban preocupados por las alucinaciones. Desde que se despertó, Lee Hansaeng se había quejado constantemente de «la cosa extraña que revolotea frente a sus ojos» y «el sonido extraño que se repite constantemente».

Debido a la larga enfermedad, podrían haber problemas con los oídos, los ojos o, en el peor de los casos, el cerebro. Sin embargo, nadie conocía los síntomas exactos porque el sinvergüenza no cooperaba con los exámenes.

Fue una suerte que las alucinaciones visuales probablemente fueran epígrafes y que las alucinaciones auditivas probablemente fueran tinnitus severo. Esas cosas no ponían en peligro la vida.

«Solo deseaba que mi tercer hermano se despertara… Pero cuando se despertó, siento que estoy perdiendo la vida por la preocupación.»

No había nada gratis en el mundo. Pensó que todas las preocupaciones del mundo se resolverían si su tercer hermano despertaba, pero cuando se resolvía una, había una nueva. Esta era la verdad del mundo.

De esa manera, Lee Bobae se dirigió hoy al hospital para ser maldecida para compensar su vida salva.

«Tercer hermano, estoy aquí.»

«¡Eres una maligna! ¡Bruja! ¡Debes haber sido la líder!»

Lee Hansaeng le dio la bienvenida a Lee Bobae mostrándole el dedo medio. Lee Bobae pensó que él hizo lo mismo hace muchos años, el día que ella recibió más dinero de regalo de año nuevo que él.

Lee Hansaeng, que desconfiaba de todos los que lo rodeaban y expresó enojo, tenía la mayor hostilidad hacia Lee Bobae en comparación con el personal del hospital. Las maldiciones también cayeron sobre Lee Bobae con más entusiasmo.

«¿Es porque me veo fácil?»

En comparación con las amables enfermeras, el médico que parece ser un profesional y los dos hermanos sanos, ella puede parecer la más fácil de insultar.

«Mi nombre es Lee Bobae.»

«¡Estoy seguro de que eres una bruja o un mago negro! ¡Qué, mago negro! ¡No me dejaré engañar por tu rostro inocente! ¡Escuché que este feo cráneo es el cuerpo de tu hermano! ¿Incluso vendiste alguien de tu sangre para el diablo? ¿Un mago negro? ¡Eres una cosa!”

‘No debería haberle mostrado el espejo.’

Lee Hansaeng odiaba su apariencia después de mirarse en el espejo. ¿Adónde fue el tercer hermano, que afirmó que su rostro era el más destacado entre los tres hermanos?

«¡Cualquiera que sea tu propósito, puede que no lo logres! ¡Los caballeros del halcón blanco te castigarán y durante cuatro años caerás en el limbo sin llegar al río del alma incluso después de la muerte! Si vives o mueres, el infierno espera por ti!»

Para un joven maestro aristocrático de alto rango, (¿por qué está maldiciendo como un sinvergüenza? Quizás debido al escenario malo) su tono fue moderado en comparación con la energía inicial.

Lee Bobae adivinó que la razón por la cual el tono no es aristocrático y se siente torpe es porque el tercer hermano, que se mantuvo alejado de los libros, es el creador de tal personaje.

«Estabas aburrido de comer comida de hospital, ¿verdad? Hoy traje gachas de pulpo con kimchi. Al tercer hermano le gustó eso… Sí.»

«¡No comeré la comida que me da la bruja! ¡Guárdala!»

Lee Hansaeng levantó el brazo con un cable adjunto. Parecía querer tirar la papilla de pulpo con kimchi. Cuando su cuerpo no escuchó, escupió a Lee Bobae. Bobae se limpió la saliva de la cara con un pañuelo húmedo.

«Joven Lord. Como dijo el Lord, digamos que el alma del Joven Lord entró en el cuerpo de mi hermano. Pero ese cuerpo es nuestro tercer hermano. Lo creas o no, soy una persona normal, no soy una bruja y el los médicos no son magos negros. El tercer hermano había estado inconsciente durante ocho años y se despertó para ser el Joven Lord. Si usted no es mi hermano, me sorprendería.»

«¡Quién creería una excusa tan absurda!»

«Así que depende de usted si lo cree o no, pero trata este cuerpo con cuidado. Como dijo el joven Lord, es el cuerpo de otra persona. Ya está muy débil, pero si lo lastima, estaré muy molesta».

Si cree que le han secuestrado, ¿no sería normal pensar en huir o poner todo patas arriba? El «golpe de amor» solo causa dolor y no causa daño. Lee Bobae estaba pensando en golpearlo, pero se contuvo porque pensó que no debía golpear a un paciente.

En los últimos días, Lee Bobae fue sorprendentemente obediente con Lee Hansaeng. Cuando Lee Bobae se enojó, Lee Hansaeng agrandó los ojos. Eran los sentimientos que estaba reprimiendo hasta entonces.

Lee Bobae abrió una lonchera térmica cuando vio que las venas de su tercer hermano se erizaban en su cuello. Lo puso a propósito en una lonchera térmica porque pensó que si lo calentara Lee Hansaeng lo vería y armaría un escándalo por la magia negra.

Afortunadamente, la papilla todavía estaba caliente. Lee Bobae mezcló la papilla de pulpo con kimchi y se la comió con orgullo.

«¡Vamos! ¡No es venenoso! Mi segundo hermano trabajó duro todo el día para que tuviera el mismo sabor que el que mamá hacía, ¡así que prueba un bocado!»

La memoria humana se activa mediante la estimulación del gusto, el olfato, el oído y el tacto. Lo más accesible es el sabor, por lo que Lee Haegi incluso hizo kimchi él mismo e hizo la papilla.

Cuando Lee Bobae lo probó, la reproducción del gusto de la madre fue considerable.

«¡Vaya!»

Lee Bobae abrió la boca y empujó la cuchara para seguirla. Lee Hansaeng miró fijamente a Lee Bobae y a la papilla durante un minuto y abrió un poco la boca.

Bobae inclinó la cuchara para que fuera más fácil de comer y se metió la papilla en la boca.

La expresión de Lee Hansaeng después de comer cambió sutilmente. La papilla parecía extraña porque tenía un sabor extraño, ni delicioso ni malo.

La papilla de arroz le fue dada de nuevo.

«No sabe bien, ¿verdad? Mamá no era buena cocinando. Pero nos sabe nostálgico. Mi segundo hermano es bueno cocinando, así que traeré algo delicioso mañana. Incluso si no sabe bueno, come mucho pulpo porque te hace bien. Mi primer hermano, que no digería bien el pulpo, lo picaba con un cuchillo.”

Lee Hansaeng comió más tranquilamente de lo esperado. Pronto se podía ver el fondo de la lonchera térmica. Lee Bobae estaba feliz de que el tercer hermano masticara y tragara la comida con sus propias fuerzas, por lo que sus ojos se llenaron de lágrimas.

Lo pasó mal debido a la inesperada pérdida de memoria. Pero al final, lo importante es que el tercer hermano estaba vivo.

«No quiero nada grande. Todo lo que tienes que hacer es mantenerte con vida. Solo mantente saludable y haz lo que quieras hacer. Gano mucho dinero. Es suficiente para mantenerte.»

Cuando Lee Hansaeng se despertó, los gastos de hospital que habían estado presionando al hogar desaparecieron. Tendría que quedarse en el hospital por un tiempo de ahora en adelante, pero era mucho más barato comparado con el costo de mantener a un paciente vegetativo.

Además, Lee Bobae era una cazadora de producción con una clase B de <Potion Maker>. Si el tercer hermano no tuviera una fiebre de inversión como el segundo hermano, ella tenía la confianza suficiente para manejarlo.

«Es obvio que un mago negro como tú gana dinero. ¡Cómo te atreves a tratar de ganar mi favor con dinero! ¡Cómo te atreves! ¡Soy el poder supremo del imperio, el único heredero del duque de Chekiving, Farsein!»

Lee Bobae fue condenada a escuchar la lista de propiedades de un misterioso duque por atreverse a presumir su dinero frente a su sucesor. Hay una mina de diamantes en esa montaña y una mina de oro en aquella montaña.

Lee Bobae sonrió mientras escuchaba nombres de lugares desconocidos y escenarios extraños que aparecían.

‘El nombre y el escenario son realmente malos.’

 

Anterior                     Tabla         Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: