Saltar al contenido
I'm Reading A Book

PEOM Capítulo 4- Entonces, ¿dónde estoy?

Lady Burton se fue y entre a la habitación con la sirvienta de cabello azul, debo mencionar que tiene uniforme de sirvienta, así que supongo que es mi única sirvienta.
Mi habitación es antigua, es enorme, pero parece aburrida, como cuando vas a un hotel, es buena pero no esta personalizada para ti, tiene un pequeño comedor y otras 4 puertas, supongo que un baño y un dormitorio deberían estar detrás de las puertas.

-¿Y cómo te llamas?

Pregunté molesta por la situación.

-Soy María mi señorita

Ella respondió con una sonrisa amable que en realidad me pareció falsa.

-¿Por qué eres mi única sirvienta?

-Esa fue tu decisión mi señorita

Esta vez ella respondió con una cara extraña.
No estoy segura de que esta sirvienta sea de confianza, pero tendré que ver con ella por ahora, conseguiré información y compararé con alguien más tarde.
Estoy bastante segura de que alguien en la posición de este cuerpo  no puede confiar en mucha gente, tal vez esa sea la razón por la que solo tengo una sirvienta.

-¿Qué me puedes contar de mí? No recuerdo nada, en realidad cuéntame sobre el lugar donde estamos también. El reino, todo lo que se te ocurra.

La expresión de la criada era seria.

-Este es el reino de Nivellier. Ha existido durante cientos de años, el actual Rey Albert tiene 34 años, tiene 3 hijos, el mayor es el príncipe Marcus, tiene 16 años, el segundo, su prometido, el príncipe Oriel, que tiene 14 años, y el príncipe más joven. Isaac que tiene 9 años. El príncipe heredero aún no ha sido elegido. No mucha gente lo sabe, pero la Reina y el Rey siempre quisieron una hija, aman a mi señorita como a una hija, ya que tú tampoco tienes madre y el señor casi nunca está en casa, estás cerca de ellos.
Pero los príncipes y la dama no tienen una gran relación, siempre me dijiste que el príncipe Isaac está celoso de ti por tu amor con la Reina. Y realmente te agrada tu prometido, pero él te ignora porque no quiere que otros le digan qué hacer.

Bueno, esto es difícil, este cuerpo puede tener una gran vida, pero si no recibe el apoyo de la próxima generación, puede ser un infierno.

-¿Y el príncipe mayor?

-Está estudiando en otro reino y solo viene una o dos veces al año, realmente no tienes una relación con él.

Creo que hay demasiada información en mi cabeza. Me da hambre.

-Está bien, tengo un poco de hambre, ¿me puedes traer algo de comer? Puedes explicar más más tarde.

Ella realmente hace una mueca rara cada vez, pero aún así se levantó y se fue.

Eso es bueno, necesito estar sola un momento y pensar.
Pero la verdad sea dicha, ¿Qué clase de sueño loco es este?
Lo sé, me voy a pellizcar, dijeron que si duele es real, aquí voy.

-Ay, maldita sea.

Ok no hay necesidad de entrar en pánico, leí mucho para este momento; estoy segura de que no es el cliché del camión que te atropella porque recuerdo irme a dormir.

Entonces, tal vez morí mientras dormía, o mi mente está tan desordenada que entro en otra realidad o estoy en coma.

Por el momento soy yo, tengo 29 años de recuerdos en el planeta Tierra, admito que estudie por si esto pasaba pero no sirvió, quiero decir que no entiendo esas historias cuando el protagonista gana dinero vendiendo cosas con su conocimiento, sé que el chocolate viene del cacao pero no sé cómo hacer el procedimiento; sé de qué árbol se hizo el material para hacer goma de borrar, pero no sé cómo; y sí, lo leí en caso de estar en este tipo de situación y … no entendí nada, no me malinterpreten, soy inteligente, mi coeficiente intelectual es un poco mayor que el promedio pero en lugar de estudiar mi mente está ocupada con amor y novelas.
Mi conocimiento de las novelas me dice que tengo que evitar la destrucción, y mi sentido común me dice que debo tener una buena vida, aunque regrese a mi realidad, debería pasar un buen momento aquí.

Está bien, debería explorar el lugar. Abramos una puerta.

Me levanto y me dirijo a la primera puerta a la derecha, una puerta decorada, tallada con flores en madera de cerezo, abro la puerta y este debe ser el dormitorio, antiguo como esperaba, pero para nada femenino, que aburrido, viejo muebles en madera de cerezo, vamos tengo doce años, debe ser blanco con flores, tal vez sea cosa de la escuela.
Un espejo que debería mirar a mi nuevo yo.
Camino nerviosamente y vuelvo los ojos al espejo; y lo que puedo ver es …

-¿Qué carajos??

AtrásMenúSiguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: