Saltar al contenido
I'm Reading A Book

PEOM Capítulo 2- ¿Quién soy?

Así que sí, estoy confundida, deberían preguntarse por qué.

Bueno, estaba en mi cama a las 4 am buscando una novela web genial, así que tal vez leí tantas historias que sé que estoy soñando que estoy en una, no es la primera vez que confundo la realidad con mis sueños, muchas veces faltó a la escuela pensando que el sueño donde soy una reina era real y el sueño era ir a clases; tan estupida.

No creo que esté muerta, demasiado sana para creer eso, así que supongo que esto no puede ser una reencarnación, tampoco soy un bebé. En fin debe ser un sueño, sigamos en el, parece mejor que mi vida. Pero cuando sueño conozco la historia, esta vez no, no pensemos en ella para saber, voy a seguir pensando como si alguien me estuviera escuchando, me hace sentir mejor.

Por lo que escuche, me golpeo la cabeza, el chico es alguien importante, este no es el planeta Tierra, tengo mis recuerdos y nada más.

Juguemos.

Quizás leí tantas historias sobre la reencarnación que estoy soñando que estoy en una, solo necesito saber cuál, mi memoria es bastante buena, así que pongamos atención a todos los detalles.

***

-¿Pueden dejar de hablar como si yo no estuviera aquí? – mire al chico- Y para con el ‘estas fingiendo’, realmente no sé quién soy

Todos ellos simplemente me miran. Es el niño, un joven médico con barba y cabello verde y dos enfermeras, una con cabello corto verde y expresión amable, y otra con cabello amarillo en una cola de caballo que parece asustada.
El chico parece como si alguien lo golpeara fuerte, ahora puedo ver que tiene unos ojos azules bastante grandes.

-Mmm – la enfermera de cabello amarillo intenta decir algo pero se ve nerviosa
El doctor recupera la compostura

-Lo siento mi señorita, usted es Lady Sophie LaVallete, prometida del Segundo Príncipe.

La enfermera de pelo amarillo hace una seña hacia el chico.
Me vuelvo para mirarlo.

-¿¿Tu??

El niño mira al médico.

-¿Se curará pronto?

-No podemos estar seguros, por ahora necesita descansar en un lugar familiar.

El chico parece preocupado.

-La enviaré a su habitación.

El doctor quiere decir algo pero empieza a caminar hacia la puerta.

-Sígueme entonces

Qué chico tan rudo, pero lo sigo, quiero ver más de este lugar, quiero decir, si leo una novela no entenderé con ver lugares, por el momento mi así llamado nombre no me suena, pero siendo un prometida de un príncipe, eso es como una novela ¿no?

-Gracias- le dije al doctor y enfermeras

Y finalmente salgo del lugar blanco que supongo que es un hospital.
El chico camina rápido y me interesa ver a mi alrededor.
Caminamos por un pasillo largo, parece que estoy en un edificio de piedra, algo antiguo.

-¿Y cómo te llamas? – le pregunto al chico

Me mira como si fuera un insecto.

-Oriel

Sigue caminando.

-¿Realmente no recuerdas nada? – luce asustado

-Te dije que no, muchas veces en realidad, no escuchas, ¿eres en serio mi prometido?

-Esa es la decisión de mis padres, no estoy de acuerdo

-Tal vez no recuerdo nada pero no creo que tengas que ser tan grosero con alguien que está teniendo problemas, especialmente si eres un Príncipe

Una vez más, parece que lo golpean con fuerza.

-Es la primera vez que hablas tanto conmigo

-Entonces no pasas tiempo conmigo para nada

Parece incómodo y comienza a caminar de nuevo.
Después de un tiempo, estamos en un gran espacio abierto, es un día soleado, el clima se siente agradable, ni demasiado caliente ni demasiado frío.
Pero no tengo tiempo para disfrutar del clima porque nunca paramos, pasé muchos edificios, personas, árboles, me perderé si estoy sola, sin mencionar que mi sentido de la orientación puede rivalizar con un personaje de anime.

Finalmente paramos frente a un lugar lejano (creo), también está hecho de piedra pero tiene plantas trepadoras por todas partes, creo que es lindo de alguna manera.

Oriel toca un gran mango dorado.
Después de unos minutos una anciana de cabello gris, cuerpo esbelto y rostro que parece un halcón nos mira a los dos con interés.

-Bueno, Alteza, supongo que tiene una razón para estar aquí con Lady Sophie.

No pierde el tiempo y empieza a hablar.

-Ella perdió la memoria

Vaya eso es todo, explica bien maldita sea.
La anciana parece pensar lo mismo y mirar fijamente como diciéndole que continúe.

-La encontré, se golpeó la cabeza, perdió la memoria, el médico dijo que no está seguro hasta cuándo pero que ayudará tenerla en un ambiente familiar.

-Supongo que su familia ya lo sabe.

Se queda quieto.
La anciana lo mira.

-Algo así de importante se le debe decir al menos al Director, e incluso eso no es suficiente, su familia, el Rey, todos deben saber para tomar medidas, Su Alteza no debe ser tan descuidado con su única prometida.

Oh Dios, me gusta esta dama, no tiene problema para hablar con este mocoso. Y tiene razón, quiero decir, si soy la prometida de un príncipe, mi memoria debería ser un gran problema.

AtrásMenúSiguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: