Saltar al contenido
I'm Reading A Book

DAR EXTRA 23: QUERÍA VERTE ANTES

“¿Qué sería bueno?”

Murmuró Regina con una expresión seria en su rostro.

Ressie, que estaba parada al lado de Regina, rápidamente intervino.

“¡A madre le gustan más las joyas! Padre le dio a madre un anillo la última vez, y ella estaba muy feliz”.

“Pero las joyas son demasiado caras. No podremos pagarlas. Si le preguntamos a Mirya, mamá lo sabrá de inmediato”.

“¡Es cierto! Mirya siempre sabe todo sobre nosotros y se lo cuenta a mamá”.

“Así que no hay joyas. Tenemos que preparar algo que podamos hacer por nuestra cuenta”.

“¿Pero hay algo más que le guste a mamá además de las joyas?”

Raine preguntó entrando en la conversación por primera vez. Ressie y Regina guardaron silencio por un momento. Ellos no lo sabían.

Las lágrimas comenzaron a formarse en los ojos de Regina.

“No sé… ¿qué le gusta a mamá?”

“¿Deberíamos preguntar?”

“¡Tonta! Es un regalo sorpresa, ¿cómo puedes preguntar eso? ¿Vas a anunciarlo por todo el lugar?”

“¡No soy tonta! Tú lo eres”.

“¡Eres menor que yo! ¡¿Cómo te atreves a ser grosera con tu hermana mayor?!”

“¡Ja! ¿Solo naciste solo tres minutos antes? Increíble”.

“¡No peleen, hermanas!”

La tranquilidad de la habitación fue reemplazada por el caos. Regina y Ressie comenzaron a discutir en voz alta sobre el tecnicismo de haber nacido tres minutos antes, aunque en realidad era más como una discusión unilateral. Raine inhaló y tapó sus oídos con las palmas de sus manos.

Regina, Ressie y Raine son trillizas. El joven Dylan, lloró por un hermano menor, finalmente consiguió tres hermanas menores al mismo tiempo. Tal vez fue el pago por el dolor del parto, pero las tres chicas heredaron los ojos negros y el cabello azulado de Patrizia.

Lucio se alegró mucho cuando nacieron tres princesas, diciendo que tenía una esposa amorosa y tres hijas que se veían igual a ella. Sin embargo, cada una de las chicas tenía una personalidad distintas.

La primera era Regina, quien era la mas inteligente de las tres chicas, y fue llamada genio desde el principio. En segundo lugar estaba Ressie, que era valiente y le gustaba moverse por todas partes, y prefería la esgrima a los números. Finalmente, la tercera hija era Raine, que era más parecida a Patrizia y tenía una personalidad tranquila y silenciosa.

Fue entonces cuando alguien abrió la puerta y entró.

“¿Por qué están haciendo tanto ruido, princesas?”

Era Dylan. Ahora tenía quince años, su cuerpo se acercaba a la altura y la constitución de la mayoría de los adultos. Como se parecía a sus padres de manera uniforme, era muy guapo. Cuando entró en la habitación con una sonrisa brillante, las dos hermanas que habían estado peleando inmediatamente se detuvieron y lo saludaron con voces alegres.

“¡Hermano mayor!”

“¡Hermano mayor Dylan!”

La sonrisa en el rostros de Dylan se ensanchó cuando Regina y Ressie se acercaron a él con los brazos abiertos. Eran hermanas tan adorables.

“¿Han estado peleando?”

Las reprendió él, y las dos chicas que en un momento estaban tranquilas levantaron la voz de nuevo.

“No, hermano. Escucha. Soy tres minutos mayor que Ressie, y no me trata como a una hermana mayor. ¡Le diré todo a mi madre!”

“Vamos, usa tu sentido común. Está siendo terca. No son tres años. No son tres horas. Solo fueron tres minutos y quiere ser tratada como una hermana mayor. ¡Ella no hace nada por mí!”

“¿Qué no te hago?”

“¡Tomaste mi muñeca ayer!”

“¡Pero era mía!”

“¡Madre me la dio!”

“¡No! ¡Madre me la dio como regalo de cumpleaños!”

“¡Tenemos el mismo cumpleaños!”

“¡Es para mí!”

No provoquen un alboroto, pensó Dylan mientras veía a las dos chicas pelear. Si interrumpía el camino equivocado, terminaría poniéndose feo para todos ellos. Dylan luego miró hacia Raine que jugaba tranquilamente con su muñeca en la esquina. Se estaba guardando para sí misma, como si toda esta conmoción no tuviera nada que ver con ella. A veces ella era más madura que él. Una sonrisa sin saberlo cruzó el rostro de Dylan.

“¡Es mía!”

“¡Es mía!”

“Vamos, señoritas. Deben detenerse ahora…”

“¿Estás del lado de Ressie?”

“No, Regina, no es eso”.

“¡Te odio!”

“¡También te odio!”

A pesar de sus diferencias, estaba claro que a veces las trillizas eran demasiado similares. Dylan se cubrió la cara con cansancio con la palma de la mano para ocultar su expresión preocupada y luego habló con voz tranquila.

“Ahora, Regina, Ressie. Madre dijo que si peleaban una vez más, ella estaría realmente molesta con ustedes. Son hermanas, así que deberían llevarse bien. Lo más importante, son trillizas”.

Cuando Dylan mencionó a su madre, la boca de las chicas se cerró en un instante. Dio un suspiro de alivio y luego se dirigió a sus hermanas.

“Vengan y hagan las paces la una con la otra. Solo entonces mamá será feliz”.

Las dos chicas se miraron en silencio sin pronunciar una palabra, y Dylan dio otro suspiro.

“¿Quieren que vaya con mi madre?”

“¡No! “

Las dos respondieron al mismo tiempo. ¿Por qué tenían que pelear tanto? Dylan no pudo reprimir una sonrisa. Al final, la primera persona en hablar fue Regina, la trilliza que nació tres minutos antes.

“Lo siento, Ressie. Me disculpo”.

“No, hermana mayor. Fue mi culpa”.

“Ahora abrácense”.

Las hermanas finalmente se abrazaron. Como eran trillizas, Dylan pensó que probablemente se sentía como abrazarse a sí mismas. Después de su reconciliación, su expresión severa se aflojó y volvió a ser un hermano mayor amigable. Se volvió hacia Regina, Ressie y Raine con ojos curiosos.

“¿Qué estaban haciendo ustedes?”

“Pronto será el cumpleaños de mamá, hermano”

Le respondió Regina.

“Estábamos hablando de lo que sería un buen regalo de cumpleaños. ¿Verdad, Raine?”

“Sí, pero las joyas son caras y no sabemos qué más le gusta. Si preguntamos, todos en el palacio notarán que estamos eligiendo un regalo de cumpleaños para mamá”.

“Ya veo”.

“Eres mayor que nosotras”.

Dijo Regina.

“¿Sí?”

En efecto, él era ocho años mayor. Dylan asintió una vez más.

“Entonces, ¿no sabes mejor que nadie que le gusta a mamá?”

De hecho, no lo sabía. De repente sintió que había fallado como hijo.

2Lo siento. Tampoco estoy seguro”.

“¡Entonces qué hacemos si el hermano mayor no lo sabe! ”

Exclamó Regina. Ella miró a Dylan con una expresión que decía “¿cómo puede ser verdad?”, Y Dylan quería desaparecer en un agujero. ¡Llevaba quince años vivo y no sabía qué le gustaba a su madre! Sintió como si desperdiciara su vida.

Torpemente se aclaró la garganta.

“Lo siento, lo siento”.

“Entonces, ¿qué hacemos entonces? ¡Nadie sabe lo que le gusta a mamá!”

“No. Tal vez lo estamos haciendo difícil. De todos modos, papá estará ocupado dándole regalos caros, así que démosle algo sincero a mamá”.

“Hermano, te unirás a nosotros, ¿no?”

“¿Qué? Oh, claro”.

Dylan asintió con pánico, y Regina se regocijó con una sonrisa brillante.

“¡Está bien! Entonces… pensemos en lo que le gusta a mamá”.

“¡A ella le gustan los dulces! Papá siempre hace postres para mamá”.

“¡No podemos hacer postres! Ella come lo que papá hace todos los días, ¿crees que le gustará lo que preparemos?”

De hecho, Patrizia sonreiría y estaría feliz de comer cualquier cosa no comestible que sus hijos hicieran, pero los niños buenos e inocentes no consideraron eso.

“Entonces, ¿qué más le gusta a mamá?”

“¡Podemos recoger flores de la cama de flores y hacer un ramo!”

“Raine, ¿olvidaste lo enojada que estaba entonces madre? ¡Si cortas las flores para hacer un ramo, recibirás un regaño, no un elogio!”

“¡Esto es muy difícil!”

Pensar un regalo realmente es un trabajo duro. Durante varios minutos, los cuatro hermanos se miraron seriamente mientras agonizaban sobre qué regalar a su madre en su cumpleaños. Después de un tiempo, Regina volvió a hablar.

“Solo se me ocurre una cosa”.

“¿Solo una?”

“¿Qué es?”

“Cuéntanos, hermana mayor Regina”.

Los tres hermanos presionaron a Regina, pero ella negó con la cabeza. Ressie estaba frustrada por su vaguedad.

“¿Qué pasa?”

“Es muy simple. Pero estoy segura de que no le gustan este tipo de cosas”.

“Ya no podemos discutir sobre esto. ¡El cumpleaños de mamá es la próxima semana!”

Dylan habló con una voz cálida y alentadora.

“Regina, cuéntanos”.

Ante eso, Regina dudó por un momento antes de hablar.

“Creo que…”

***

El sol estaba excepcionalmente brillante hoy, y Patriza saboreó la luz del sol cuando salió a dar un largo paseo. Todavía había mucho trabajo por hacer en el palacio, y ella todavía estaba luchando con el exceso de trabajo y no había podido disfrutar de una corta caminata.

Mientras caminaba, Patrizia notó de repente que había muchas rosas plantadas en el jardín del Palacio de la Reina. Ella hizo una mueca de lástima. Aunque le gustaban las rosas, nunca instruyó específicamente a nadie para plantar tantas. Eso no significaba que las rosas tuvieran que florecer más que las otras flores.

Fue extraño

“Reina”.

Entonces, su voz favorita sonó en su oído. Una pequeña sonrisa pasó por la boca de Patrizia cuando reconoció quién era, lentamente se dio la vuelta. Una cara familiar apareció a la vista, profundizando la sonrisa en sus labios.

“Su Majestad”.

“No te he visto en mucho tiempo en este jardín”.

“Ha pasado un tiempo desde que me fui a dar un corto paseo”.

Lucio se acercó lentamente a Patrizia, y sintió que su ritmo cardíaco aumentaba al verlo. Ya tenía unos cuarenta años, pero seguía siendo innegablemente atractivo. Si alguien que no sabía su edad lo viera, pensaría que era una década más joven.

Patrizia le ofreció una cálida sonrisa.

“¿Qué estás haciendo aquí?”

“Vine a verte al palacio, pero te fuiste a caminar, así que vine aquí”.

“Estaba pensando en entrar ahora de todos modos. Debes estar cansado, así que por favor espera adentro.”

“Porque quería verte un poco antes”.

Él sonrió y deslizó sus dedos en su mano. El toque fue tan suave y gentil que el corazón de Patrizia se aceleró, y ella sonrió como una joven enamorada. Lucio era un hombre de afecto inquebrantable, tanto en el momento de su luna de miel, como ahora, incluso después del nacimiento de sus cuatro hijos.

______

Finalmente, 1 cap y esto estara mas que terminado banzaiii

Anterior Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: