Saltar al contenido
I'm Reading A Book

RRB-MQES Capítulo 6

“Sabía que era la elección correcta. Me gusta, la contrataré”.

Berta estaba de buen humor en su habitación después de enviar a Johanna Schulde a casa.

Pidió más té y rápidamente se desató el cabello, que había recogido y arreglado solo para hablar con las posibles niñeras.
Su esbelto cuerpo se hundió pesadamente en el sofá, y su espalda naturalmente redondeada se encogió con su gran barriga.

Pero si solo miras su expresión, verás el habitual rostro intrigante que los que están a su lado conocen tan bien.
Las sirvientas que esperaban en la misma habitación, por supuesto, vieron a Johanna irse con una expresión de conflicto en sus rostros.

Era fácil imaginar un futuro en el que la joven de dieciocho años, más bien casi una adolescente, tendría que soportar las situaciones que vendrán con el Maestro al que eligió servir.

“Johanna Schulde. Johanna Schulde, de una familia de barones caídos, aspira a servir en el palacio para salvar a su familia de la pobreza. Ya he confirmado que su familia y lugar de nacimiento no son parte activa de ninguna facción”.

“Viene de una familia aristocrática tradicional y cree en la antigua religión estatal, Prospero, pero no parece ser particularmente religiosa. Y no parece tener una fuerte aversión a la idea de trabajar para la segunda esposa”.

“Lo que me preocupa es su juventud, pero no debería ser un problema en lo que respecta a sus calificaciones.
Si la contratamos lo antes posible, no se notará y servirá como un buen mediador entre las facciones “.

El entrevistador no era nadie más que Berta, que estaba sentada frente a Johanna.
Berta tenía sus sirvientas y muchos contactos que podía utilizar para obtener un perfil completo de la potencial niñera.

“Quiero a alguien que se vea lo más vulnerable posible, lo mas compasiva posible con nuestra gente, flexible y dispuesta a hacer lo que queramos. Preferiblemente una chica joven, rubia, de ojos azules y bonita”.

“Cuando me lo contaron por primera vez, me pregunté qué calificaciones, en términos de estas personas, eran las más importantes”.

Berta no estableció los términos según sus gustos personales.

“Johanna Schulde es la ideal”.

“¿Lo viste? Esos ojos ligeramente pigmentados, ese cabello rubio opaco, será la sirvienta menos notable en este palacio real. El rostro sin rasgos, bien definido. En todos los sentidos, es una inmigrante, no la hija de un nativo.”

“Por supuesto que es un cumplido, pero sería muy decepcionante para ella escucharlo”.

La propia Berta, sin mencionar a sus doncellas petranas, sería demasiado llamativa para que ella pudiera deambular libremente por el palacio.

Puede quedarse en su propio palacio sin sufrir privaciones, pero surgirán inconvenientes si no puede comunicarse libremente con el exterior.

Mientras tanto, Berta decidió investigar quién, de la facción aristocrática, probablemente cambiaría de amo y la seguiría.

“Si el niño nace de manera segura, el número de sirvientes aumentará incluso si no te gusta la idea. Entonces, de ellos, me gustaría tener la mayor cantidad posible de personas de nuestro lado. Por supuesto, el tiempo hasta que nazca el bebé, es demasiado pequeño para que podamos hacer los arreglos necesarios. ¡Incluso cuando estaba haciendo la entrevista, fue terrible! No por ella, ¡estoy realmente satisfecha con la niñera! Pero estaba empujando mi pesado cuerpo para hacer esto y aquello”.

‘Sobre todo, hice esto de esta manera, porque estoy seguro de que la reina y la doncella principal intentarán interferir en mi elección’.

Johanna es lo suficientemente neutral como para interpretar a la niñera de los hijos del rey. Es segura para nosotros y nadie le dificultará quedarse en el palacio.
Eso es exactamente lo que busca Berta.

‘Este es mi hijo, que nació como hereje real para ellos. No hay forma de cambiar el hecho de que este niño tiene sangre de Petra. Pero el camino se puede suavizar. En lugar de criarlo en medio del confrontación como hijo de una Segunda Reina no reconocida, sería mejor aceptar el contexto y ganar aliados en ambas partes’.

“Todo para que las dificultades de este niño sean un poco menos …”

“Pero, de nuevo, ¿no es precoz tener dos bebés a los dieciocho años? ¡Y estaban en medio de su caída económica!”

“Hu hu hu. Si hubieran puesto a Johanna como consorte de Su Majestad primero, todos sus problemas se habrían resuelto hace mucho tiempo”.

“Sí, no se estarían preocupando ahora, diciendo ‘¡El primer hijo de Su Majestad tendrá el pelo oscuro!’ Jajaja”

La sensación de satisfacción de Berta de que la visita terminara bien y la tranquilidad, hizo que todas sus criadas se relajaran y comenzaran a decir tonterías.

Las sirvientas, que se estaban acostumbrando gradualmente a la vida apartada del palacio trasero, aceptaron ese tipo de vida muy pronto.En el espacio cerrado, comenzaron a cotillear todos los días.

“De todos modos, ¿qué pasa con sus padres? ¡De verdad, la enviaron a casarse cuando tenía 15 años! ¿Qué les pasa?”

“No, eso significa que no querían que se convirtiera en una sirvienta. Han estado sufriendo problemas económicos desde hace mucho tiempo”.

“Oh, querida, ¿no escuchaste la historia completa? ¡El vizconde Schulde le pidió apasionadamente que se casara con él! Al investigar sobre ella, escuché que el vizconde es un esposo amoroso”.

“Bueno, tienen que ser una pareja armoniosa para tener tantos bebés, ¿no crees?”

Escucharlos hablar tan emocionados sobre asuntos triviales ayuda a Berta a relajarse, pero su último comentario la hizo sentir de alguna manera nostálgica.
Si lo que las criadas piensan fuera cierto, ella sería la esposa favorita del Rey, pero ese no es el caso.

‘Incluso si se aman, no tiene nada que ver con tener hijos …’

Por ejemplo, Su Majestad y la legítima Primera Reina, son la refutación de esa creencia.

También es la madre biológica de Berta, la primera esposa de Kasha.

Durante muchos años no pudo dar a luz a un segundo hijo.

El nacimiento del heredero legítimo de la familia se produjo más de una década después del nacimiento de Berta.

Todavía recuerda el rostro de su madre mientras lloraba de alivio cuando nació su hermano menor.

“No es raro que las personas no sean bendecidas como deberían …”

Es fácil cansarse de vivir una vida de ocio y contaminarse con los valores distorsionados de la corte real.
Y además, “este lado”, el lado envidiado, se inflama fácilmente por las tendencias del mundo, sin importar de dónde vengan originalmente.

Atrás Novelas Menú Siguiente
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: