Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Una guía básica para coleccionar cómics

Incluso con la aparición de medios de entretenimiento populares como Internet y la televisión por satélite, los cómics han mantenido una impresionante cuota de mercado del gasto de los consumidores.

Simplemente no hay reemplazo para la forma única en que un cómic puede presentar una historia y atraer a sus lectores.

Debido a esto, la colección de cómics también ha crecido en los últimos años con una nueva generación de lectores que disfrutan de este pasatiempo gratificante.

Para los coleccionistas que recién comienzan, hay un par de enfoques diferentes para adoptar el hobby.

Algunas personas son simplemente fanáticas de un héroe o editor en particular. Compran cómics para su propio entretenimiento y no se preocupan demasiado por el valor posventa de la publicación.

Otros coleccionistas se concentran en adquirir una edición limitada o cómics raros en aras de lograr un retorno de su inversión.

Esta forma de recolección generalmente requiere un conocimiento avanzado del mercado, así como los fondos necesarios para realizar grandes compras.

Hay cinco épocas distintas de recuerdos de cómics.

La Edad del Platino representa el período de tiempo más antiguo, que data entre 1800 y 1937.

La Edad de Oro abarca los años de 1938 a 1955.

Los cómics de la Edad de Plata datan de 1956 a 1969, y la Edad de Bronce ocurrió entre 1970 y 1979.

La Edad Moderna incluye todo lo que se produjo desde 1980 hasta hoy.

Cada período de tiempo es único y distintivo en la forma en que se escribieron, produjeron y distribuyeron las publicaciones.

Obviamente, los períodos más antiguos ofrecen los artículos más valiosos, pero todavía hay muchos cómics raros y limitados en la Edad Moderna.

Los coleccionistas de hoy encontrarán una multitud de puntos de venta para ayudarlos a agregar a su colección. Solo Internet ha aumentado la accesibilidad de los cómics difíciles de encontrar para coleccionistas de todo el mundo. eBay, Craigslist y las tiendas de cómics en línea hacen que encontrar exactamente lo que desea sea tan simple como hacer clic con el mouse.

Si bien estos puntos de venta son probablemente los mercados más populares para coleccionistas, todavía hay mucha demanda de espectáculos y tiendas de cómics locales.

Por supuesto, los quioscos y las librerías siguen siendo la mejor fuente para las últimas publicaciones.

Idealmente, el coleccionista inteligente se sentirá cómodo con el uso de todos los puntos de venta mencionados aquí.

Simplemente nunca sabes dónde puedes descubrir la próxima gema oculta para agregar a tu colección.

Mas allá de estos conceptos básicos de la recopilación de cómics, hay otras complejidades que aprender para el nuevo coleccionista. Por ejemplo, los cómics coleccionables a menudo se califican para medir su condición de manera uniforme.

Esto lo hace una compañía profesional de terceros que sellará el cómic en una funda protectora para preservar su integridad.

Los nuevos coleccionistas deberán familiarizarse con este proceso sí planean invertir en cómics raros.

Otras herramientas esenciales incluyen guías de precios cómicos e informes de ventas de mercado que ayudan a evaluar el valor de una pieza en particular.

Coleccionar historietas ha sido un pasatiempo entretenido durante muchas décadas, y no parece que se desacelere en el corto plazo.

Con la afluencia continua de nuevos personajes y editores, siempre habrá una base sólida de nuevas aventuras para satisfacer a los fanáticos.

Quizás la mejor parte de este pasatiempo es que siempre hay algo nuevo que aprender en el camino.

Al unirte a la legión de coleccionistas de cómics de todo el mundo, tienes la garantía de tener un pasatiempo gratificante en los próximos años; y mucho dinero en un librero.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: