Prólogo: El comienzo de todo

Mi cabeza se siente pesada; Duele. No entiendo por qué.

El mundo es puro blanco.

¿A dónde estoy viendo?

Me siento mal; la náusea es terrible.

Cordelia sentía como si él espacio a su alrededor fuera deforme y lentamente cerró los ojos.

La sensación que se cernía sobre ella no desapareció sólo porque ella cerró los ojos.

Fue en el principio del invierno cuando apareció una epidemia en el mundo.

En un instante, la epidemia se extendió al Reino de Crista, el lugar denominado como el reino de la fertilidad, sin excepción.

Muchas personas se referirían a este período como el『invierno oscuro』for muchos años para venir.

Muchas personas se desplomaron y sufrieron y, en un mundo cubierto de tinieblas, en una casa noble del Reino de Crista, los síntomas de la enfermedad también aparecieron en la hija más joven de la Casa Pameradia; Cordelia.

Un gran susto recorrió a través de la Casa Pameradia.

«No podemos permitirnos perder aquí a la hija que hemos criado con cuidado para ser la futura reina,» dijeron.

No era como que no hubiera un tratamiento para la epidemia, pero no importaba cuan abundantes sus activos eran o qué médico podrían obtener a través de las conexiones, o qué conocimientos de técnica y medicina poseían, Cordelia no se recuperó. El doctor murmuró discretamente, «ella no esta siendo afectada sólo por la epidemia; puede haber alguna otra enfermedad que está complicando esto.»

Para Cordelia, quien mostró poca reacción a las enfermeras a su lado y cuando las personas a su alrededor comenzaron a pensar, 『ya es demasiado tarde; repentinos cambios comenzaron a ocurrir dentro del cuerpo de Cordelia.

La epidemia ya había desaparecido de su cuerpo. Sin embargo, con síntomas similares, pero diferentes… Algo que nadie podría adivinar, ni un médico, lo que estaba sucediendo dentro de ella.

Una vista misteriosa apareció dentro de ella, que ahora estaba libre de la epidemia.

Lo primero que Cordelia, vio fue una chica.

Ella tenía cabello rubio platinado, ondulado y pupilas rojas con iris de color rosa; la firma del poder mágico de la Casa Pameradia. Ella tenía una hermosa aura que haría que la gente la mire dos veces.

Pero la impresión de que esa figura cambió repentinamente.

Los ojos de la chica eran helados y su boca arrojaba palabras despectivas.

 

『Conoce tu lugar. 』

 

Ese aspecto; esa voz.

Cordelia se dio cuenta.

Ella esCordeliay ella es el futuroyo.

Supe de ella cuando estaba en Japón.

Ella era la rival de la protagonista en un juego Otome. 1)

 

El momento que entendió eso, cosas que ella nunca había visto antes fluyeron en su mente… Sin embargo, muchos de los paisajes le eran familiares.

Montañas de edificios, la estación, la escuela, coches.

El cerebro de Cordelia gritó por demasiada información, pero incluso dentro de su conciencia aturdida, Cordelia entendió firmemente su posición.

 

――― Renací en una muchacha noble, una extremadamente horrible villana.

 

Eso fue lo último que ella había realizado antes un torbellino de información una vez mas le trague.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *