Saltar al contenido
I'm Reading A Book

✻DLHA✻ – Capítulo 1

Plan truncado

¡Plaff!

“¡Maldita sea!”

Con un dolor ardiente, su cabeza se volvió hacia un lado.

Volvió a girar la cabeza con ojos indiferentes y miró a su padre, cuyo rostro estaba enrojecido de cólera. Una sonrisa se filtró de entre sus labios agrietados.

“Finalmente, has revelado tu naturaleza”.

Siempre fingiendo ser educado afuera, fingiendo ser un hombre intachable.

Su actual apariencia de bestia irascible le pareció muy graciosa a Karinne.

Qué desagradable era para ella escucharlo hacer una voz que ni siquiera era graciosa cada vez que quería lucirse ante los nobles.

“¡Sonríes! ¡¿Te estás riendo ahora?! ¡Eres una perra loca!”

“Gracias por el cumplido.” ella respondió.

Acaricia suavemente sus mejillas calientes con el dorso de la mano para reducir un poco el ardor.

Sabía perfectamente cómo disgustarlo.

La mano del hombre, que en el pasado debe haber estado sosteniendo su espada, en vez de abofetear mujeres, torció sus labios feamente.

Mirándola, levantó su palma en alto de nuevo.

¡Plaff!

“Tú… ¡Maldita sea!”

Esta vez le torció la cara al otro lado.

Karinne no podía detenerlo con fuerza, pero tampoco se dejará caer humildemente ante el dolor ardiente que se extendió por ambas mejillas.

Un sabor a pescado permaneció en su boca. Estaba claro que era sangre.

‘Ambas mejillas se hincharán.’

De todos modos, no parecía que fuese capaz de salir de la casa, así que era inevitable.

“¡¿Te atreves a quedar embarazada?! ¡Qué clase de mezcla vulgar está en tu cuerpo ahora mismo! ¡Tener un bebé de cualquiera! ¡Perra demente!”

“No lo sé. Fue un hombre que conocí por casualidad mientras iba a un bar destartalado. Su cuerpo estaba cubierto de carne velluda y tenía una voz ronca profunda por la borrachera, pero era encantadora. Incluso fue todo un jinete nocturno…”

“¡Maldita sea! ¡Cierra la boca!”

¡Plaff!

De nuevo su rostro se volvió.

Por error, se mordió la lengua y el dolor se duplicó. Sin embargo, Karinne no lo demostró con su expresión.

Se sentía lo suficientemente bien como para despreciar la oportunidad de ver al hombre frente a ella, al que le hizo añicos su plan, un plan de venta muy preciado.

“¡Basta! Tienes prohibido salir a partir de hoy. ¡No podrás dar un solo paso de tu habitación! ¡Alguien encierre a esta perra en el sótano ahora mismo!”

“Eso es tan triste de escuchar. Perdiste una gran oportunidad de vender a tu hija por un precio alto”.

“¡Te dije que la sacaras ahora mismo!”

En ese momento, los trabajadores que habían estado observando a un costado, rápidamente le apretaron los brazos.

Torció su cuerpo con una mirada fría y fulminó a los vasallos, sin decir una palabra, solo con sus ojos amarillos brillantes que se asemejaban a los de una bestia peligrosa.

Hicieron una pausa por un momento como si estuvieran asustados por el desprecio en su mirada inhumana.

“Me pondré en pie yo misma, que nadie me toque”

“¡Maldita sea! ¡Maldita sea! ¡Perra loca, eres una puta!”

El sonido del rugido, de objetos al romperse, resonó en mis oídos.

Karinne sonrió mientras entraba en la habitación estrecha y oscura que olía a humedad y antigüedad.

Esto la salva de casarse con el apestoso y gordo Conde, y le permite machacar la fachada perfecta del inmundo y asqueroso pervertido que mató a su madre.

‘Ahh… Duele.’

Las mejillas que fueron golpeadas sin piedad por el hombre que sostuvo una espada toda su vida, ya estaban hinchadas.

Karinne entró en la estrecha habitación del sótano y puso los ojos en blanco.

Su vientre hinchado era tan grande que ya no podía ocultarlo.

Clank, la puerta de hierro se cerró y trabó con un crujido.

Dejó escapar un breve suspiro mientras se sentaba en la cama raída y crujiente.

Para descubrir la forma en que llegaron las cosas, tuvo que retroceder seis meses.

Como si estuviera cansada, se acostó en su cama en posición fetal y cerró los ojos.

※∴※∴※※∴※∴※

 “El Conde Bupo quiere llevarte a casa. Tendrás un período de preparación de aproximadamente medio año y luego procederá la boda, así que tenlo en cuenta”.

Karinne apretó los puños ante la desfachatez de la voz de su padre.

Fue un matrimonio que no reflejaba mis intenciones en absoluto, y solo estaba pensado para el provecho del propio Vizconde de Tyrian.

El Conde Bupo era un hombre reconocido por tener la mayor cantidad de dinero entre los nobles.

Está mezclado con todo tipo de negocios y su padre le ha dicho que por hacerlo tan bien, le tenía el negocio del año. Aunque, en realidad no sé qué tipo de negocio es y sus beneficios para mi padre.

De hecho, ese no fue el problema. El Conde Bupo ya tenía a su esposa y tres concubinas.

Era famoso por sus gustos extraños, y era tan bajo y gordo que hacía un ruido sordo con cada paso que daba.

Tembló ante la horrible sensación que le provocaba todo aquello, al recordar al hombre llamado Conde Bupo que había visto en un banquete al que había asistido solo una vez.

Se escapó mientras las doncellas salían a buscar ropa limpia y nueva para el invitado de hoy.

Dijeron que hoy tenían que ir a lavar y asear toda la casa. Y entonces surgió la oportunidad.

Fue una elección que no significaba más que un problema para su propia vida, pero era mucho mejor no doblegarse ante otra persona como un juguete personal.

Si todo va según el plan, por supuesto arruinará su matrimonio e incluso podría vengarse del Vizconde Tyrian.

“Ugh…. Maldita sea.”

Se había estado escondiendo en un lugar adecuado hasta entrada la noche, pero cuando oscureció a su alrededor, se arrastró hacia arriba hacia los burdeles.

Mientras contemplaba por dónde debería comenzar para encontrarse con un hombre, improvisando una sonrisa falsa, escuchó un gemido bajo, una voz desde un callejón.

La mirada de Karinne naturalmente se volvió hacia él.

Sus ojos rojos llamaron su atención tanto como su cabello índigo oscuro.

Los ojos del hombre parecían estar desenfocados y su expresión estaba fruncida como si estuviera sufriendo.

“… ¿Debo aprovechar de ayudarlo y preguntar después si puede…”

Karinne carecía de cualquier tipo de sentido común, ya que estaba encerrada en su habitación en todo momento, excepto cuando asistía a banquetes por orden del Vizconde Tyrian.

Su decisión, que sopesó entre la vergüenza momentánea y su futuro incierto, fue rápida de tomar.

Giró sus pasos hacia el callejón.

“Oye, ¿estás bien?”

“… Ahh, ¡Quién es!”

El hombre agitó la mano ampliamente para ahuyentarla.

El hombre aunque pareció mirarla de cerca no pudo enfocar correctamente.

“¿No puedes ver?”

“…”

“Tengo una pregunta. Quiero ayudarte y conseguir un poco de agua, ¿puedo hacerlo?”

El hombre no pudo ocultar su mirada absurda ante la voz que escuchó frente a él.

Tenía preguntas que hacerle, pero estaba claro que pediría ayuda y vería si podía sacar algo de él gratis.

Me sorprendió un poco porque para ella parecía algo muy sencillo.

Al mismo tiempo, también fue dudoso.

“¿Tus ojos están fatigados?”

“… Estoy bien. Pero sí necesito algo. Necesito un lugar para pasar la noche”. Dijo suavemente.

De hecho, el hombre no tenía otra opción.

La maldición le quita la vista. Normalmente sé cuándo pasará y no salgo ese día.

Sin embargo, en este mundo, había días como este en que la luna, que había estado bien, desaparecía de repente, activando mi ceguera.

El día llamado la ‘Víspera de año nuevo’ era impredecible, por lo que a veces le sucedían cosas difíciles como esta.

“Me alegra oír eso.”

Al escuchar la voz de una mujer algo torpe y un poco autoritaria, el hombre frunció el ceño.

“¿No deberíamos ir a ese tipo de posada donde los viajeros pasan la noche?”

“Está bien.”

“No está lejos de aquí, así que te ayudaré. ¿Puedes caminar?”

“… Tomaré su mano y seguiré tus pasos”.

“Bien.”

Karinne asintió inmediatamente con la cabeza.

Extendió la mano y agarró la mano del hombre sin dudarlo.

Un curioso poder fue atraído hacia él.

El cuerpo del hombre tembló por un momento, pero luego sacudió esa sensación de su cuerpo tenso.

“Eso será todo.”

Se cubrió con la capa y la siguió en sus pasos. Sin embargo, trató de no mostrarse a los transeúntes y miró a su alrededor utilizando sus otros agudos sentidos.

Ella le había dicho: ‘No te llevaré a un lugar extraño’.

Su mente, pensando de esa manera, desvaneció rápidamente cualquier efecto de peligro. En un instante, el olor a comida y el zumbido se alojaron en sus oídos.

Karinne entró en la posada sin dudarlo.

Dentro de su posada, estaba llena de gente y viajeros que venían a comer.

“¿Van a pasar la noche?”

“Así es.”

“¿Sirve una sola habitación?”

Preguntó el empleado que había echado un vistazo al hombre encapuchado detrás de Karinne de vez en cuando.

Karinne reflexionó sobre ella por un momento, luego asintió con la cabeza.

“Serán 60.000 pesos”.

“Bueno… Oye, ¿puedes pagar? ¿O no tienes dinero?”

Ante la gentil pregunta de Karinne, el hombre asintió.

“No hay problema”.

Cuando el hombre respondió, sacó su mini bolso de su traje y se lo entregó a Karinne.

Ella miró con cuidado el dinero y frunció el ceño.

Una moneda de plata costaba diez mil pesos.

Sacó seis monedas de plata y las puso sobre la mesa, luchando por sacar a relucir el poco sentido común que había leído en algún libro de economía básica.

Afortunadamente, el empleado le puso la llave en la mano sin decir nada, tras asegurarse de que el pago fuera el correcto.

“Diviértanse.”

“¿Uh? Hah. Si… Está bien.”

Karinne, que inclinó la cabeza para agradecer al personal, respondió y volvió a tomar la mano del hombre.

“Muy bien, vamos.”

Siguió a Karinne y subió los escalones.

Buscó un número de habitación igual al número en su llave llevando al hombre y su bolso, fue pasando puertas hasta encontrar una placa que coincidía en la puerta correcta.

Cerró la puerta y dejó su bolso sobre el escritorio de la habitación, luego se quitó la capa y lo miró.

“Ah, si vas directamente desde donde estás parado, al frente hay una cama, y si vas a la izquierda, hay un escritorio. La bolsa con el dinero está allí, sobre el escritorio”.

“… Gracias por el favor”.

Karinne negó con la cabeza.

“La verdad, es porque quiero algo a cambio”.

“Entonces, ¿qué quieres a cambio?”

“¿Dónde puedo encontrarme con un hombre para pasar la noche?”

✄ ————————————————

Bienvenidos~ porque no todo puede ser reencarnadas o transmigración, con un inicio un tanto fuerte, damos estreno a esta novela preciosa. Amé cada cuadro del manwha ( hasta saque unas cuantas portadas bastante decentes) así que estaba ansiosa por lee… Cof, cof, traerles esta novela. Jajajaja ya me conocen, soy una fan como ustedes que no aguanta esperar y tiene curiosidad por la novela, solo que por cosa del destino, estoy aquí traduciendo y editando. Quien sabe, quizás en un mañana a alguno de ustedes le pase igual… He leído muy buenos comentarios de la novela, solo que, como los scans están protegidos con contraseña ni soñamos con poder leerlas. Sin más preámbulos…. Disfruten!

Traducciones Menú Siguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: