Saltar al contenido
I'm Reading A Book

Capitulo 4 ELPD

Al día siguiente, el mayordomo informó el estado financiero del feudo a Elody y le entregó los documentos. 
Mientras tanto, Caville, que estaba comiendo a su lado, tenía la mente en las nubes. 
El sonido de Caville masticando su comida se podía percibir en toda la habitación, y cuando Elody comenzó a revisar el libro mayor.. 
Su expresión se volvió oscura. Elody se sorprendió al ver cuán terrible era la situación financiera de la casa. 

Al ver la mirada desagradable de la joven, Norman comenzó a sudar. 

“Es porque el ex-Duque aumentó los impuestos demasiado…” 

Elody suspiró ante los comentarios evasivos de Norman. La situación no era buena porque el ex-Duque desperdició una cantidad considerable de dinero para su propia complacencia. Para cubrir los gastos, aumentó drásticamente la tasa de impuestos y debido a eso, el número de residentes disminuyó mucho. 

El Duque era imprudente y egoísta. No podía importarle menos su pueblo. 

“A este ritmo, tendremos que recaudar más impuestos el próximo año” 
Dijo Norman con una mirada preocupada. 

“Todo bien gracias. Te preguntaré si tengo más dudas.” 
“Entendido” 

Ante las palabras de Elody, Norman inclinó la cabeza y se excusó. Al ver la expresión seria de Elody, el corazón del mayordomo se llenó de esperanza. Por alguna razón, todo parecía ir bien bajo la supervisión de la joven. 

“Es agradable estar libre de preocupaciones…” 

El mayordomo tenía muchas preocupaciones cuando el Duque se hizo cargo del feudo. El ex-Duque y su esposa eran alcohólicos. No tenían interés en administrar los asuntos de la tierra. Sus pensamientos solo estaban llenos de formas de disfrutar su adicción. 

En estas circunstancias, fue una bendición recibir a Elody en la finca ya que era madura para su edad. 

No solo ayudó a resolver los problemas presupuestarios, sino que Elody también ayudó al joven Señor para que pueda adaptarse a la vida normal. Norman una vez más agradeció su perspicacia por elegir a la persona perfecta como la esposa del joven Duque. 

Cuando Caville se mudó a la mansión, solía llorar y encerrarse en su habitación. Hoy en día, está más relajado con los adultos. De hecho, incluso puede ver la sonrisa del joven Duque de vez en cuando. 

La forma en que Elody mantuvo la compostura encendió la esperanza de Norman. Su semblante maduro calmó su mente ansiosa. La mirada indiferente de la niña le dio la seguridad que tanto necesitaba. 

Elody realmente tenía la habilidad inusual de hacer que la gente se sintiera cómoda. La gente se acercaría rápidamente a ella. Incluso los sirvientes del castillo, preocupados por la llegada de Elody, parecían haber bajado la guardia. Aparte de su cálida presencia, Elody saludaba a cada sirviente que encontraba con una reverencia. Por eso a todos los sirvientes les gustaba. 

Norman sacó su pañuelo y se secó los ojos. A medida que crecía, fácilmente rompía a llorar sobre las cosas más pequeñas. Tenía la sensación de que la Casa de Cernoir reinará prósperamente una vez más. 

“Sí, todo va a estar bien… ¡Definitivamente!” 
Inesperadamente, su presentimiento se hizo realidad. 

“¿Qué? ¿Oro escondido?” 

Unos días más tarde, Norman miró a Elody con una mirada en blanco en su rostro. 
“¡Si! Si quieres seguirme, te llevaré a la bóveda” 

Elody trajo a Norman, diciendo que había encontrado la bóveda oculta del Duque. Norman, con la boca abierta, siguió a Elody, que caminaba hacia la caja fuerte. 

Elody había invertido mucho esfuerzo en encontrar la caja fuerte. 

Incluso dejó a un lado todos sus asuntos, sólo para buscar la bóveda oculta. ¿Dónde podría estar? ¿Cómo lo encontró la anterior Elody? Le costó encontrarlo sin información explícita detallada en la novela. La bóveda de oro fue abandonada por el antiguo padre del Duque o el abuelo de Caville. 

La habitación estaba escondida debajo de un estudio no utilizado, que fue hecho exclusivamente para el abuelo de Caville. En medio del estudio, había un escritorio cubierto de montañas de polvo. 

A primera vista, podría parecer un escritorio normal. Pero debajo de ese escritorio, se encuentra una puerta que conduce a la bóveda secreta. 

‘¡Lo encontré!’ 

Pero… está bloqueado. ¿Dónde está la llave? La caja fuerte estaba bien cerrada, pero Elody no pudo encontrar ninguna pista sobre la ubicación de la llave. 
Entonces, en lugar de encontrar la llave, usó una barra de hierro para abrir la puerta. 
Con la ayuda de Norman, Elody procedió a abrir la tapa de madera. Entonces, la puerta se abrió con un ruido sordo. 

‘Guau’ 

La bóveda era magnífica. Contenía miles de lingotes de oro, monedas de oro y joyas. Solo verlo dejaría a todos hipnotizados. 

Por supuesto, no fue suficiente para que pudieran vivir el resto de su vida sin preocupaciones, pero fue suficiente para garantizar su sustento para el próximo año. Entre la pila de oro, se colocó una carta en la parte superior. 

Fue escrito por el abuelo de Caville para el ex-Duque. 
Quizás después de su fallecimiento, había esperado que su hijo encontrara la caja fuerte. 

“Ah, … no puedo creerlo” 

Norman lloró mientras leía la carta. No podría estar más agradecido. Mientras tanto, Elody comenzó a pensar. 

‘En la actualidad, la reputación de la Casa de Cernoir es lo peor. Para recuperar el honor de la casa’ 
Tendré que influir en la sociedad para que piensen que la Casa de Cernoir no es alguien con quien jugar. 

Para crear rumores positivos, tendré que gastar este dinero sabiamente. En primer lugar, esto debería gastarse en Caville. 

“Norman, ¿puedo usar esto?” 
“Por supuesto, la propiedad del Duque pertenece naturalmente al Duque y la Duquesa reinantes” 
“Entonces por favor refuerza la finca con más caballeros” 
“¿Perdón?” 
“No quiero parecer extravagante, pero tengo algo que me gustaría hacer” 
“… Como quiera, Su Gracia” 

Norman, que dejó de llorar, asintió mientras miraba a Elody. 
‘Esta persona es confiable. ¿Pero no es demasiado ingenuo?’ 
Norman era un hombre lleno de lealtad y honor. 
Era razonable para mí confiar en él. Pero es un tanto extraño ver lo crédulo que es. Norman ni siquiera cuestionó mi decisión de reforzar a los caballeros. 

¿Por qué piensa tan bien de mí? ¿No le preocupa que lo arruine todo? 

Elody tenía la intención de utilizar parte del dinero para el poder militar. 
El ex-Duque tenía muchos caballeros, pero desde que falleció, los caballeros no habían recibido el entrenamiento adecuado. 
Para ayudar a Caville en la batalla, Elody necesitaba soldados de élite. Por lo tanto, reforzar a los caballeros era una necesidad. De esa manera, será más seguro para Caville y los caballeros. 

Por supuesto, había otra razón detrás de su orden. 

El ex-Duque era un hombre irresponsable y no tenía interés en la tierra. Sin embargo, él todavía era un Duque. 
Mientras tanto, el Duque actual no es mas que un niño pequeño. Por lo tanto, es inevitable que otros nobles desprecien la casa. 
Al reforzar a los caballeros, podrían proteger la casa de los planes de otros nobles. 

Además, Elody había encontrado a la persona perfecta para dirigir a los caballeros. 

“¿Quieres que sea el Comandante de los caballeros?” 
Brien Vedos quedó estupefacto por esta proposición. 
“Sí, tendrás la responsabilidad como Comandante de los caballeros hasta que Caville madure.” 
“… Con el mayor respeto, Su Gracia. Apenas tengo tiempo suficiente para enseñarle al niño pequeño. No creo tener la capacidad ni el tiempo para entrenar a todo un ejército de caballeros” 
“¿Dices que estás ocupado, pero no recuerdo que hayas tenido esposa e hijos?” 

Brien hizo una pausa y miró a Elody con asombro. Estaba desconcertado porque era la primera vez que lo pillaban por mentir. 

“Ni siquiera tienes un amante” 
“…” 

Ella podría parecer amable, pero sus palabras parecían cuchillas, apuñalando su conciencia culpable. 
Brien luego miró a Elody con una mirada angustiada. 
“Señor Vedos, humildemente le pido que considere mi solicitud. Al menos, para Caville” 
“Sin embargo, para mantener a los caballeros, la cantidad de dinero…” 
“No te preocupes, me he encargado de eso. Sólo necesitas llamar a los caballeros y comenzar su entrenamiento. Se le permite elegir a sus aprendices y reforzarlos antes de comenzar “ 

“Entendido.” 

Elody sonrió con alivio. 
‘Esto es lo que se dice nombrar a la persona adecuada para el lugar correcto’ 
Después de lograr reclutar a Sir Vedos, Elody se excusó y regresó al castillo. Ella también tenía un deber propio. 

“Entonces, la Princesa y el Príncipe vivían felices en la casa de las galletas” 

Precisamente, era deber de Elody leerle un libro a Caville durante la hora del té. Si Brien hubiera visto esto, habría considerado sus acciones inútiles. 
Pero Elody sabía a ciencia cierta que la lectura y la narración de cuentos son esenciales para los niños. Promueve el desarrollo del cerebro, despierta la imaginación, enseña el lenguaje y mucho más. Para el futuro de Caville, contar historias era importante. 

Caville tenía ahora siete años, pero aún dependía mucho de Elody. 
Así que Elody pasó el día entero con Caville. 
Ella jugaba con él en el jardín, construía cosas con tierra e hizo juguetes simples con telas hechas a mano. 

“Fue divertido, ¿no? ¿Quieres leer otra historia hoy?” 
Después de leer todos los cuentos de hadas, Elody cerró el libro. Cuando miró hacia Caville, sus ojos seguían brillando. 
“Es bueno tener una casa de galletas. ¡Esposa! ¿Por qué no tenemos una casa?” 
“¿Huh?” 
“¿Podemos tener nuestra propia casa?” 

Caville preguntó con una cara inocente. 

“¿De qué estás hablando? Esta es tu casa” 
“¿Aquí?” 
“Si. El lugar donde estás viviendo ahora mismo. Esta es tu casa, Caville” 

Voy a divorciarme, así que no viviré aquí para siempre. 
Ante las palabras de Elody, Caville inclinó la cabeza. 

“¿Entonces no volveré al orfanato?” 
“Por supuesto que no. Vives aquí ahora, Caville. Esta es tu casa.” 

Las palabras tranquilizadoras de Elody iluminaron la cara de Caville. 

“¡Me encanta vivir aquí! ¡Quiero vivir aquí con mi esposa por el resto de mi vida!” 
“Si, bien.” 

Elody se sintió amargada cuando dijo eso. No pudo evitarlo, sabiendo que Caville se enamorará de la Princesa en el futuro. 

“¡Ojalá tuviera una casa de galletas también!” 
Al escuchar las palabras infantiles de Caville, una sonrisa volvió a la cara de Elody. 
“No, Caville. La casa de las galletas…” 
“…?” 
“Habría muchas hormigas allí” 
“…” 
“Odio las hormigas …” 

Con la firmeza de Elody, Caville parecía un poco hosco. Se sintió mal por destruir su infancia. Desde que vivió en la mansión, Caville desarrolló un gusto por lo dulce. 

Le gusta comer los dulces que Elody le dio. Por supuesto, nunca es demasiado bueno comer cosas en exceso. Es por eso que Elody controla estrictamente la dieta de Caville. 

‘¿Huh? Ahora que lo pienso’ 

“Caville, ¿puedes ponerte de pie?” 
“¿Huh?” 
“Te pusiste más alto…” 

Crece tan rápido… estoy orgullosa de él. 
Elody le dijo a Caville que se apoyara en una pared, luego dibujó una marca sobre su cabeza. 
‘Registremos su altura aquí cada año’. 

“Cuando seas grande, serás más alto que yo” 
Caville abrió los ojos, se abrieron con asombro. 
“¿De Verdad?” 
“Si.” 

En la historia original, Caville fue descrito como un hombre guapo muy alto. Imaginar la versión adulta de él mismo la hizo sentir muy complacida. 

AnteriorNovelasMenúSiguiente

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: